Andrés Ojeda
Andrés Ojeda

#NoSeLoPermito

En el fin de semana pasado atendimos a un triste episodio protagonizado por el ex Presidente Mujica, uno más del estilo al que nos tiene acostumbrados, la diferencia es que esta vez alguien le paró el carro ¡ al fin!

Una vez más, pretendió decir cualquier disparate sobre la campaña de la Coalición de gobierno en Montevideo, con total impunidad, frases como “Montevideo Olvidado las pelotas” y también se burló de la forma en que se viste nuestra candidata Laura Raffo “Se ponen championes para ir, no van con el taquito cafisho.”

Por suerte, en pleno siglo XXI, Laura Raffo y (todas las mujeres) pueden ir a donde quiera, vestida como se le da la gana, sin tener que pedirle permiso a Mujica ni a nadie para hacerlo. Reflexión aparte nos merece su particular uso del lunfardo, se hace el gracioso y bolichero, pero “cafisho” es el proxeneta, explotador de mujeres. Presumo que nuestro ex Presidente no habrá querido endilgarle tal calidad a la candidata.

Pero todo lo malo trae algo bueno, este disparate de Mujica motivó una respuesta de antología de parte Laura Raffo. Una respuesta necesaria y esperada, no puede ser que normalicemos que Mujica diga cualquier cosa amparado en la impunidad del personaje de viejo Vizcacha.

Me reconforta saber que muchísima gente, sobre todo mucha que ha votado al FA en el pasado no se identifica con esta manera de expresarse, no hay contienda política que justifique semejante falta de respeto. Episodios como éste evidencian la falta de debate y a figuras emblemáticas y respetuosas como la de Seregni.

Hasta Daniel Martínez mostró genuina preocupación por la falta de equilibrio que tendría la gestión de la Intendencia en caso de ganar Carolina Cosse, acompañada del ala radical del Frente, preocupación que compartimos porque lleva hoy todas las de ganar, dentro del Frente Amplio. El diálogo y los equilibrios son claves para cualquier orden de la vida y mucho más para la gestión de los gobernantes, por eso la fuerte presencia del Partido Colorado en la Coalición de Montevideo asegura los equilibrios necesarios para una gestión sensible y abocada a quienes más lo necesitan. No hay manera de salir adelante si no es hablando con todos, sobre todo con la oposición, que seguramente tendrá fuerte representación en el legislativo departamental.

Vale reparar especialmente en ese Montevideo Olvidado que hemos recorrido e intentado visibilizar a lo largo de esta campaña electoral, toda la gente que hoy vive en zonas que se inundan, en condiciones precarias, sin calles, sin veredas, rodeadas de basura, ese Montevideo Olvidado que nos desvela y motiva todo nuestro esfuerzo, ese Montevideo Olvidado que nos duele desde nuestro ADN batllista. Sea quien sea a quien le toque gobernar el Montevideo de los próximos 5 años, allí deberá poner todos sus esfuerzos.

Llegamos a la recta final de la campaña en Montevideo con la menor diferencia de intención de voto que hemos visto en muchos años entre el Frente Amplio y la Coalición Multicolor (9%), todo puede pasar, eso no lo ha negado ni el más audaz de los politólogos.

Por todo esto, es tan importante que la ciudadanía no vote por costumbre o por inercia y se tome el tiempo necesario para reflexionar sobre el diálogo y los equilibrios, sobre el peso que tendrá su voto y sobre todo lo que está en juego el próximo domingo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados