Andrés Ojeda
Andrés Ojeda

Coalición para rato

Cinco partidos políticos integran el actual gobierno de coalición basados en un documento de acuerdo logrado en la carrera hacia el balotaje. Van hoy algo más de 100 días de gobierno en el marco de la peor pandemia que hemos visto.

Así se estrenó el flamante gobierno de coalición multicolor.

La situación obligó a replantearse todo, sacudió todas las estructuras y agarró al gobierno en su segunda semana de instalado. Así y todo, hoy Uruguay es modelo en el mundo por su respuesta a la pandemia y los resultados que muestra, que permiten un gradual retorno a la nueva normalidad. Basta mirar a nuestros vecinos para entender lo privilegiados que debemos sentirnos por vivir en Uruguay.

A pesar de las adversidades, el gobierno mete para adelante e intenta demostrar con acciones que esto no nos va a frenar, que el país no se detiene, que el plan del gobierno avanza. Así es que envió su proyecto de ley de urgente consideración y en menos de 30 días ya será ley vigente.

Obviamente, llevar adelante una coalición integrada por tantos partidos y tantas visiones no es cosa fácil, lleva mucho trabajo, pero hay algo que tenemos que entender y debe regir nuestra forma de mirar esta realidad.

Las discrepancias que hoy existen y que puedan surgir no ponen en riesgo la estabilidad de la coalición. Acá hay un proyecto, hay un rumbo y un compromiso claro, con sólidos puntos de acuerdo que son mucho más relevantes que las discrepancias que puedan surgir en la realidad diaria. Las que han surgido y seguirán surgiendo, aunque todo indica que no serán de relevancia a pesar de los dolores de parto.

Obviamente, habrá declaraciones que no gusten a todos, habrá acciones que puedan generar controversia y otras tantas cosas, pero en estas circunstancias, no es más que “otro día en la oficina” y no podemos admitir que cada ruido mínimo habilite a cualquiera a cuestionar la estabilidad de la coalición que nos gobierna.

El Partido Colorado es puntal de la coalición, es su principal socio y ocupa lugares claves en el gabinete.

Ernesto Talvi es el canciller de la República y ha desempeñado ese cargo con nota de sobresaliente, extremo que no se cuestiona, ni siquiera desde la oposición.

Así lo marcan sus resultados y los números de aprobación popular de su gestión. En estos días mucho se ha dicho y especulado, pero -afortunadamente- la realidad es terca y -a pesar del ruido- la estabilidad es absoluta, nuestro Canciller sigue trabajando en temas claves para el desarrollo del país y -felizmente- cualquier episodio de estos días no habrá sido más que una anécdota. También es claro que a lo largo del devenir de las cosas podrá haber cambios y eso tampoco significa fisura alguna en la coalición.

En realidad lo que importa es que lo que decide sea producto del consenso entre los socios y ahí radica la verdadera fortaleza de la coalición, la de funcionar como tal.

Estos primeros 100 días, que a todos nos parecen muchos más por todo lo que ha tocado vivir, mostraron que esta coalición viene rindiendo y con excelente nota.

Se ha mostrado a la altura de las circunstancias, pero su verdadera fortaleza a futuro radicará en la humildad de recordar cada día, que el éxito en la gestión depende del esfuerzo de todos los que la integran. Si esto está claro para todos, hay coalición para rato…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados