Andrés Oppenheimer
Andrés Oppenheimer

¿Hackeará Rusia otras elecciones?

Hay un párrafo que ha pasado casi inadvertido en el reciente informe de la CIA, el FBI y la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos sobre la interferencia rusa en las elecciones y es preocupante: sugiere que Rusia podría tratar de ayudar a elegir presidentes populistas autoritarios en las próximas elecciones de Alemania, Francia y hasta México.

Hay un párrafo que ha pasado casi inadvertido en el reciente informe de la CIA, el FBI y la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos sobre la interferencia rusa en las elecciones y es preocupante: sugiere que Rusia podría tratar de ayudar a elegir presidentes populistas autoritarios en las próximas elecciones de Alemania, Francia y hasta México.

Suena como algo sacado de una película. Pero la declaración conjunta del 6 de octubre de las agencias de seguridad dice que el presidente Putin ordenó ataques cibernéticos para ayudar a Donald Trump a ganar las elecciones y que Rusia continuará tratando de influenciar el voto en “países aliados a EE.UU. y sus procesos electorales”.

Tras leer el informe de la comunidad de inteligencia estadounidense, llamé a Garry Kasparov, el conocido disidente ruso, presidente de la Fundación de Derechos Humanos y ex campeón mundial de ajedrez, para preguntarle cuáles podrían ser los motivos de Putin para ayudar a que Trump ganara las elecciones.

Kasparov citó posibles motivos. Primero, dijo, Rusia está pasando por un mal momento económico y Putin necesita proyectar una imagen de fuerza como un líder mundial capaz de desafiar a Estados Unidos e incluso influir en sus elecciones.

En segundo lugar, por razones geopolíticas, Trump es el perfecto presidente estadounidense para Putin, dijo Kasparov. “Putin se da cuenta de que, para su agenda imperialista, organizaciones como la OTAN y la Unión Europea son un obstáculo. Quiere socavarlas y destruirlas, y el candidato perfecto para debilitarlas era Trump”.

En tercer lugar, considerando que Trump nunca ha revelado sus declaraciones de impuestos, no sabemos si él consiguió el dinero ruso para rescatarlo de alguna de sus cuatro bancarrotas ni si Trump hizo negocios con Rusia.Trump dice que actualmente no tiene negocios en Rusia.

Cuando le pregunté a Kasparov si Putin podría tratar de influir en las próximas elecciones alemanas, italianas o mexicanas, dijo: “No sé si México es tan importante para su agenda geopolítica. Pero si lo es, por supuesto lo hará”.

“En cuanto a Alemania, ya está ocurriendo allí”, y está tratando de socavar a la canciller Angela Merkel. “Además, las huellas digitales de Putin están por todas partes en el voto [británico] de Brexit y en el referéndum de Italia en apoyo del voto por el no contra el primer ministro Matteo Renzi”.

Mi opinión: no me sorprendería si Putin intentara ayudar a elegir líderes populistas autoritarios en Alemania, Francia e incluso en México. Sus motivos pueden ser muy simples: si Trump resulta ser un presidente populista autoritario, como muchos temen, y Alemania y Francia eligen líderes populistas autoritarios en las próximas elecciones, ninguno de ellos tendrá la autoridad moral para criticar a Putin por ser un autócrata.

Obama esperó demasiado tiempo para advertir al mundo sobre la amenaza cibernética de Rusia. A menos que Trump empiece a tomarla en serio y a defender los principios de democracia y derechos humanos, Rusia podría tratar de usar el ciberespionaje y las noticias falsas para influenciar el voto en varias elecciones que se avecinan. Así, pondría en riesgo las democracias occidentales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados