22 de julio

Coronavirus, lo último

¡Hola! ¿Cómo estás? Aquí nos reencontramos de nuevo para compartir las principales novedades sobre la marcha de la pandemia.

Los datos de hoy: ocho fallecidos, 306 contagios nuevos, 3.287 enfermos y 89 internados en CTI

Los datos dados a conocer por el Sinae informan que hoy se validaron 8.898 test y se constataron 306 casos nuevos, frente a los 8.112 y 238 respectivamente de ayer. El porcentaje de resultados positivos sobre el total de exámenes realizados fue de 3,43% hoy frente a 2,93% de la víspera.

Hoy se produjeron ocho muertes y ayer habían sido nueve,

La cantidad de pacientes cursando la enfermedad es de 3.287 frente a los 3.495 de ayer. El número de internados en CTI llega a 89 pacientes y ayer eran 96. No obstante hoy se interrumpió la tendencia a la baja de nuevos ingresos a los centros de cuidados críticos que venía verificándose en los últimos días, llegando a 12 personas, ayer fueron cuatro.

Por otro lado, el índice de la Universidad de Harvard, que calcula la incidencia de la enfermedad cada 100.000 habitantes en base al promedio de casos de los últimos siete días, se redujo hoy a nivel de todo el país en 0,16, ubicándose en 7,85. Paysandú y Treinta y Tres son los únicos dos departamentos que permanecen bajo el color naranja de ese indicador.

Es inminente que el gobierno tome una decisión sobre aplicar una tercera dosis de las vacunas

Vacunas de Pfizer y BioNTech. Foto: Retuers.
Vacunas de Pfizer y BioNTech. Foto: Retuers.

En momentos en que avanzan los estudios para definir si será necesaria una tercera dosis de las vacunas contra el COVID-19 hoy el secretario de Presidencia Álvaro Delgado, sostuvo que una tercera dosis de Pfizer-BioNTech debería ser al año de inmunización, mientras que para la de Sinovac todavía no hay datos suficientes para saberlo.

"En el caso de Pfizer, por los estudios que hay, (la tercera dosis) debería ser recién al año de la inmunización. En el caso de Sinovac, estamos viendo el tema de los niveles de anticuerpos", indicó el jerarca y recordó que por el momento se trabaja para definir un refuerzo "a los inmunodeprimidos y seguramente a las personas con comorbilidades", explicó en el programa "Puntos de encuentro" de Radio Universal.

En esa línea, la Comisión de Vacunas del Ministerio de Salud Pública (MSP) va a tomar una definición al respecto en los próximos días, adelantó. "Obviamente si se decide avanzar en dar una tercera dosis de refuerzo a los seis meses de inmunización de los que tuvieron Sinovac, va a ser con Pfizer", aseguró.

Por su parte, el director general de salud del MSP, Miguel Asqueta, dijo a Telemundo que se evalúa dar la pauta completa (dos dosis) de Pfizer a quienes hayan recibido otra plataforma -Sinovac o AstraZeneca- o una tercera dosis para quienes hayan recibido las dos dosis de la vacuna norteamericana en primera instancia. "Todo está en discusión, si se va a realizar la tercera, que podría ser tercera y cuarta dosis a quienes tuvieron otra plataforma, que puede ser Sinovac o AstraZeneca, o si para quienes recibieron la misma plataforma, una tercera dosis", dijo.

El último informe de la Universidad Católica de Chile, al que tuvo acceso El País, se refuerza necesidad de una tercera dosis anticovid. Si bien la ciencia aún desconoce qué niveles de anticuerpos son necesarios para estar protegido. Pero más allá de estos anticuerpos que han cuantificado los investigadores chilenos, la inmunidad también genera otras formas de protección.

La diputada colorada Nibia Reisch propuso incentivar el turismo de vacunación

La diputada colorada Nibia Reisch presentó el pasado lunes al secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, una propuesta que busca incentivar el turismo. En el texto plantea que se permita el ingreso de extranjeros al país y que los que no estén vacunados puedan hacerlo en su estadía en Uruguay.

La legisladora dividió la iniciativa en dos tipos de turistas: los inmunizados y los no inmunizados. Para los primeros se exige un PCR negativo al ingreso al país y otro a los siete días.

Mientras, para aquellos que no recibieron vacuna contra el COVID-19 Reisch propone que “además de PCR negativo al ingreso y a los siete días” deban comprometerse a “mantenerse dentro de las instalaciones de un hotel”, donde “se les ofrecerá un servicio completo que puede incluir la vacunación".

"El protocolo con que se deban manejar será dispuesto por el hotel de acuerdo a los lineamientos establecidos por el MSP, que deberá aprobarlos”, establece la propuesta.

Si a los siete días el PCR da negativo, el turista podrá “permanecer en el país, alojándose donde prefiera, si quiere esperar la segunda dosis”. En cambio, si la persona decide salir del país entre la primera y la segunda dosis, deberá repetir el proceso y volver a quedarse dentro de un hotel.

Hace algunos días, el intendente de Maldonado, Enrique Antía, propuso una idea similar, que promueve la idea de implementar un turismo de vacunas, esta vez en el marco del plan del gobierno de flexibilizar la apertura de fronteras para que turistas extranjeros puedan ingresar en primavera.

"Creo que podríamos, llegado noviembre, tener un camino de vacunación para todos aquellos que nos visiten. Hay suficientes vacunas y creo que sería una buena inversión del gobierno tener vacunas para todos aquellos que no se han vacunado", indicó el jerarca el pasado domingo, en declaraciones recogidas por Radio Uruguay.

La pandemia da una tregua a Brasil, lo que es bueno para Uruguay, bajo la amenaza de la variante delta

Frontera entre Rivera y Brasil. Foto: EFE
Frontera entre Rivera y Brasil. Foto: EFE

Brasil ha experimentado en el último mes una significativa reducción en el número de casos y muertes por coronavirus gracias a los efectos de la campaña de vacunación, aunque las autoridades se mantienen en alerta ante el goteo de infecciones con la variante delta. Se trata de una buena noticia para Uruguay que ha sufrido un fuerte impacto en la propagación de la pandemia por la variante P1 surgida en el estado brasileño de Manaos.

Después de una segunda ola de la pandemia demoledora, que se extendió prácticamente durante los primeros seis meses del año, la incidencia del COVID-19 en el país ha remitido levemente, aunque de forma muy lenta y dentro aún de niveles elevados. En los últimos siete días, la media diaria de contagios por coronavirus es de cerca de 40.000, un 50 % menos respecto a finales de junio, y la de fallecidos de casi 1.200, un 43 % menos frente al pasado 21 de junio, según los últimos datos oficiales, informó la agencia de noticias Efe.

De continuar esa tendencia, Brasil podría bajar en próximas semanas del trágico promedio de 1.000 fallecidos al día en el que permanece desde enero pasado y que ha llevado la cifra total de decesos hasta los 545.604 desde el inicio de la crisis sanitaria.

La principal causa de ello es el avance de la campaña de inmunización, que empezó el pasado 17 de enero y, después de unos primeros meses de incertidumbre por la escasez de dosis, ya empieza a tomar velocidad de crucero.

Los beneficios ya son visibles en muchas regiones del país. Por ejemplo, en Sao Paulo, el estado brasileño más poblado y también el más castigado por el COVID-19, no hubo nuevas muertes asociadas al virus en 288 de los 645 municipios paulistas en la última semana.

Otro factor es el alto número de casos acumulados a lo largo de estos diecisiete meses de pandemia: casi 19,5 millones, según el Ministerio de Salud, si bien los expertos sanitarios creen que el número real es al menos un 20 % más alto por la subnotificación.

"Con la vacunación creciendo sumado al número de personas que ya estuvieron enfermas, que no es pequeño, uno comienza a dificultar la circulación del virus", explicó a Efe Marcelo Cecilio Daher, médico infectólogo y consultor de la Sociedad Brasileña de Infectología (SBI).

Ahora la principal incógnita es la posible diseminación generalizada de la variante delta en el país. La cepa del coronavirus detectada en la India, considerada de "preocupación" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y más agresiva, se extiende silenciosamente en algunos estados brasileños. Según el Ministerio de Salud, el país registraba hasta el miércoles 135 casos de la variante delta.

Las autoridades de Sao Paulo y Río de Janeiro, las ciudades más pobladas del país, sospechan que ya se transmite de forma comunitaria entre sus habitantes.

"Todo indica que la delta ganará fuerza y puede convertirse en la variante dominante a no ser que avancemos muy rápido en la vacunación y ahí no consiga tener toda esa fuerza", advirtió Daher. No obstante, considera que aunque la variante delta se extienda por Brasil no provocará tantos estragos como los que causó la P.1 entre marzo y abril, cuando el país vivió el colapso generalizado de sus hospitales con días en los que hubo picos de más de 4.000 fallecidos y 100.000 casos.

Chile abre las fronteras para nacionales y extranjeros residentes vacunados

Chile abrirá sus fronteras el próximo 26 de julio para nacionales y residentes extranjeros que lleven más de 14 días con la pauta de vacunación completa, aunque la entrada de turistas seguirá estando prohibida, salvo en contadas excepciones, informaron este jueves las autoridades.

Para los nacionales y residentes extranjeros que no estén vacunados regirán las mismas normas que hasta ahora: todos pueden entrar libremente a Chile, pero solo pueden salir quienes vayan a residir de manera permanente en el exterior, quienes vayan a realizar labores fundamentales para el país, labores humanitarias o gestiones esenciales para su salud. "Para las personas con pase de movilidad habilitado (el carné que acredita la pauta completa de vacunación) al momento del ingreso al país, el aislamiento por 10 días será en el domicilio", anunció la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, informó la agencia de noticias Efe.

Chile cerró totalmente sus fronteras el pasado abril y hasta ahora obligaba a todo aquel que entraba a cumplir una cuarentena en un hotel sanitario, una medida que se mantendrá para los no vacunados.

Después de una grave segunda ola que puso contra las cuerdas al sistema hospitalario entre marzo y junio, la pandemia remite en el país y los vacunados disfrutan de mayores ventajas, como acceder a gimnasios, teatros, cines y centros de adultos mayores en la mayor parte del país.

Las autoridades sanitarias chilenas, estudian aplicar una tercera dosis con el objetivo de evitar rebrotes y donde ya hay una treintena de casos de la contagiosa variante delta, ha desplegado uno de los procesos de vacunación contra el COVID-19 más exitosos del mundo. Actualmente el 86 % de la población objetivo tiene al menos una dosis y 11,9 de los 19 millones de habitantes ya tienen la pauta completa, la mayor parte con Coronavac, y en menor medida con Pfizer, AstraZeneca y Cansino.

Esto fue todo por hoy. Te invito a reencontrarnos mañana. Tratá de cuidarte lo más que puedas.

Si querés hacerme algún comentario, mi cuenta de Twitter es @OscarVilas y mí casilla de correo [email protected]

Coronavirus es una de las newsletters de autor gratuitas de El País. Si te interesa suscribirte a alguna de las otras hacé clic aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error