Miércoles 25 de marzo

Cien días

Paso a paso, las decisiones y los momentos clave del nuevo gobierno.

El plan para enfrentar al Covid-19

Hola, ¿qué tal? Esta es una nueva edición de Cien días, esta newsletter que pretende analizar y contar paso a paso las decisiones del nuevo gobierno, que -como ya saben- en pocos días tuvo que hacer un viraje radical respecto a sus planes y promesas anunciados en la campaña electoral. De la ley de urgente consideración (aún encajonada) y el plan de ahorro de 900 millones de dólares al año a la puesta en marcha de todo el aparato estatal para intentar contener el Covid-19 en el marco de una crisis sanitaria y económica mundial de proporciones aún desconocidas.

Ya vamos 25 días desde el cambio de mando, pero lo cierto es que el presidente Luis Lacalle Pou debió alterar prácticamente todos sus planes, todo lo proyectado, y enfrentar una situación incierta y muy complicada. Tan complicada como nuestras vidas se están transformando en estos últimos días, replanteando desde la forma de trabajo hasta la de relacionamiento social con familiares, amigos y compañeros. ¿Por cuánto tiempo? No lo sabemos.

Ordenemos un poco el panorama para entender lo que sucede. O al menos vamos a intentarlo. Que para eso estamos.

Un presidente dedicado a un solo tema

Lacalle Pou este jueves en conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Leonardo Mainé

"Soy el presidente del Covid-19”, así se presentó Lacalle Pou en una de las tantas reuniones que mantuvo este lunes por el coronavirus, al inicio de la semana. Lo cuentan Pablo Fernández y Nicolás González Keusseian en esta crónica que resume los anuncios realizados ese día por el gobierno.

Es obvio, el gobierno ha tenido aciertos y desaciertos en el manejo público del tema pero da la impresión que cuando ha salido mejor parado es cuando habla el presidente o el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado.

El lunes Lacalle asumió el rol protagónico en la conferencia de prensa de turno, aunque estaba rodeado por varios ministros de relevancia: Jorge Larrañaga, Ernesto Talvi, Javier García y el de Salud, Daniel Salinas. En un momento le preguntaron a Salinas sobre los cuatro casos nuevos que habían informado ese día, pero fue Lacalle el que respondió: “Estamos entrando en la semana teóricamente más aguda. Este gobierno ha decidido decir la verdad y nada más que la verdad a los uruguayos”. La siguiente pregunta también fue para Salinas y también la respondió Lacalle. Y eso no fue casual.

¿Cuarentena sí o cuarentena no?

A los periodistas nos suele pasar que amigos y conocidos nos preguntan bastante seguido sobre rumores, informaciones y todo lo que usted pueda imaginarse. Y estos días son especialmente activos en ese tipo de consultas. En la última semana la pregunta que más se ha repetido es una sola: ¿es verdad que esta noche declaran la cuarentena obligatoria?

A esta altura está claro que el Ejecutivo intenta alargar lo máximo posible una decisión que generaría una crisis y paralización económica mayor en el país. Y también es cierto que buena parte de la sociedad ya se ha plegado a un aislamiento en los hogares que no está claro cuánto tiempo será necesario que dure. Y es posible que deba durar mucho.

Montevideo tras pedido de cuarentena voluntaria para evitar contagio de coronavirus. Foto: Francisco Flores.

Anoche, además, el gobierno –en una nueva conferencia en la que se anunció otra batería de medidas- decretó una suerte de cuarentena ahora sí obligatoria para mayores de 65 años, que en el caso de los trabajadores privados y patrones incluye la posibilidad del subsidio por enfermedad.

Pero también ha habido mensajes contradictorios, como cuando Salinas dijo que salir “20 minutos a caminar sin estar aglomerado y de forma personal” no está mal. ¿Cómo se compatibiliza eso con las exhortaciones policiales, desde helicópteros y patrulleros, a abandonar la calle?

Las consecuencias económicas

La crisis económica que provoca este angustiante panorama debe preocupar casi tanto como la emergencia sanitaria a las autoridades y al sistema político en general. Es una crisis global y en Uruguay el aislamiento muestra efectos muy concretos. Los envíos al seguro de paro no cesan: solo en 24 horas se presentaron casi 10.000.

Industria fue la actividad que registró más beneficiarios del subsidio. Foto: F. Ponzetto

¿Qué sucederá cuando pase el vendaval? ¿Cómo será volver a empezar? ¿En qué punto estaremos?

Por lo pronto a fines de la semana pasada Lacalle anunció medidas que en parte buscan preservar la cadena de pagos y dar oxígeno al diferir vencimientos de impuestos y créditos. ¿Si son suficientes? Seguramente no, pero los anuncios fueron bien recibidos incluso desde del Frente Amplio.

Las cacerolas del Pit y el video de Manini

El Pit-Cnt convocó a una caceroleada y apagón para esta noche, que suena a una fuerte movida contra el Ejecutivo, aunque el presidente de la central Fernando Pereira me dijo el lunes que están del “mismo lado” del gobierno. ¿Y entonces? “La mayoría de las políticas no son criticables, pero son escasas”, siguió el sindicalista

Luis Lacalle Pou y Guido Manini Ríos. Foto: Leonardo Mainé.

Pero Lacalle no está solo presionado por izquierda, sino que el líder de Cabildo Abierto Guido Manini Ríos emitió un video la semana pasada donde pedía dejar sin efecto el aumento en las tarifas públicas. El lunes, además, anunció un proyecto de ley para topear sueldos mientras dure la emergencia sanitaria. Lo raro es que Manini integra el gobierno y tiene ministros pero precisa salir a dar estos mensajes públicos. “A nadie en la coalición le está cayendo bien lo que hace Manini”, me dijo un dirigente colorado el lunes de tardecita.

Un rato antes Lacalle había recibido al general en la Torre Ejecutiva. De todo esto seguro hablaron, está claro.

Por hoy es todo. Si quieren hacer sugerencias, comentarios o lo que sea, me escriben acá. Hasta el próximo miércoles.

Cien días es una de las newsletters de autor de El País. Si querés recibirlas en tu casilla de correo todas las semanas, podés registrarte aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error