Miércoles 20 de mayo

Cien días

Paso a paso, las decisiones y los momentos clave del nuevo gobierno.

Especial Cabildo Abierto en el gobierno

Hola, ¿qué tal? En los últimos siete días pasaron unas cuantas cosas vinculadas a la marcha del gobierno. El presidente Luis Lacalle Pou dio su primera entrevista larga en televisión, se anunció el nuevo acuerdo con UPM, se define el reinicio de las clases, la coalición de gobierno ajusta los detalles del proyecto de ley de urgente consideración y, como si todo eso fuera poco, hubo una mini crisis porque el presidente de Antel se vio obligado a renunciar ayer tras presupuestar a 857 empleados en plena pandemia… Sí, de todo, pero no se decepcionen: de nada de eso escribiré hoy. Esta nueva edición de Cien días está dedicada a ayudar a entender el papel de Cabildo Abierto, el socio imprevisible de la coalición que armó Lacalle para gobernar el país durante estos cinco años

De los eucaplitos a los derechos humanos

Manini Ríos pidió dejar sin efecto la suba de tarifas.Foto: Gerardo Pérez

Hay una variada lista de hechos políticos que ya han colocado en menos de tres meses al partido creado por Guido Manini Ríos en algo así como el socio rebelde, siempre marcando posiciones distintas e incluso discrepando en forma pública con el Poder Ejecutivo, en una coalición que no tiene un órgano que procese las decisiones. Veamos:

- Celulosa. Este lunes arrancamos el día con la noticia de que Cabildo Abierto presentó un proyecto de ley para ponerle límite y prohibiciones a las plantaciones de eucaliptos en “los mejores campos del país” y así intentar evitar la construcción de una nueva planta de pasta de celulosa. Lo anunció el propio senador Guido Manini Ríos, a pesar de que el presidente no tiene intenciones de parar la planta.

- Ministros. Hace unos días se confirmó que los legisladores de Cabildo Abierto impulsarán un llamado a sala de cuatro ministros del gobierno por el contrato con UPM. “No creo que sea el camino, pero tienen todo el derecho a hacerlo”, dijo el secretario de Presidencia Álvaro Delgado, en una entrevista en canal 12. Más allá de eso, la bancada del Partido Nacional permitirá con sus votos que se concrete el llamado, por lo que es esperable un pacto de no agresión e incluso que se haga foco en las concesiones que el gobierno del Frente Amplio hizo a la pastera. El politólogo Daniel Chasquetti recordó en Twitter ayer que desde 1985 no hay antecedentes de interpelaciones de legisladores oficialistas a ministros del gobierno.

- Justicia. “¿Hasta cuándo se seguirán procesando y encarcelando militares octogenarios por hechos ocurridos hace 50 años?”, preguntó Manini en el Senado el 14 de abril, en referencia al procesamiento del capitán retirado Lawrie Rodríguez. Varios en la coalición salieron a criticarlo, entre ellos los ministros Pablo Mieres y Ernesto Talvi.

- ¿Un hacker?. Un par de días después, el subsecretario de Defensa Rivera Elgue envió desde su cuenta de Twitter un mensaje a Mieres (“cuando pueda rebatir uno solo de los atropellos denunciados por Manini, avise. Su caudal electoral lo tiene mareado”) y otro a Talvi (“ministro, ¿puede explicar qué garantía democrática ofrece la sentencia de un juez, que mantuvo 3 años presos a un inocente, mayor de 70 años, por tener los ojos azules? Identificar ese accionar con la República, es propio de la corrección política que sustenta ese relato falaz”). Un rato después dijo que lo habían hackeado y al día siguiente reconoció que los mensajes habían salido de su computadora pero aseguró que los había escrito alguien cercano a él. El episodio no quedó claro y el subsecretario sigue en su cargo.

- Tarifas. En un video subido a sus redes sociales el 19 de marzo, Manini Ríos pidió "postergar la suba de las tarifas públicas hasta que la situación se normalice". Aunque luego aclaró que el planteo había sido realizado antes a Lacalle, el diputado colorado Ope Pasquet preguntó entonces en su cuenta de Twitter cuál era el criterio para el funcionamiento de la coalición: si se acepta hacer los planteos en forma pública, en lugar de en el gabinete. “No me parece lo mejor para la indispensable cohesión del gobierno”, escribió.

La oposición dentro del gobierno

Domenech, Manini y su esposa, Irene Moreira, en el cierre de campaña de Cabildo Abierto. Foto: Darwin Borrelli

Está claro que muchas posturas y planteos de Manini no caen bien en la coalición. A fines de marzo hablé con un dirigente de primer nivel del Partido Colorado, después que Manini difundió aquel video pidiendo postergar el aumento en las tarifas, y me dijo que “a nadie en la coalición le cae bien lo que está haciendo Manini”. Y había pasado menos de un mes de gobierno. Después charlé con Manini, en una entrevista que se publicó el 29 de marzo, y me dijo que seguiría trabajando con su estilo “y haciendo las propuestas que entienda necesarias”. En eso cumplió.

Ignacio Álvarez le preguntó el domingo al presidente por Cabildo Abierto y Lacalle, fiel a su discurso, respondió: "Prefiero buscar los puntos en común". El presidente sabe que precisa los votos de Cabildo y que debe tolerar ciertas cosas. Además, tampoco se puede descartar que al gobierno le sirva que haya una voz discordante en el seno de la coalición, igual que en los gobiernos del Frente Amplio era funcional una voz como la del Partido Comunista, algo así como la oposición dentro del gobierno.

El secreto de Cabildo Abierto

El paraguas de Cabildo Abierto es más amplio de lo que muchos piensan y ahí parece estar su secreto: en las elecciones de octubre pasado captó desde votantes conservadores contrarios a la nueva agenda de derechos impulsada por los gobiernos del Frente Amplio hasta exvotantes del MPP. Hay un origen militar y también allí tienen un núcleo fuerte de seguidores, pero el fenómeno es bastante más grande.

Eduardo Lust, abogado constitucionalista y diputado electo por Cabildo Abierto. Foto: Fernando Ponzetto

En la bancada se ve bien claro ese amplio menú. Está el constitucionalista Eduardo Lust, un obsesivo anti UPM que sin dudas debe atraer a desencantados del Frente Amplio. Está Elsa Capillera, exmilitante blanca que vive en Casavalle y realiza tareas sociales en la zona. Está el diputado fernandino Sebastián Cal, un tornero y piloto que la semana pasada se hizo conocido al denunciar una viñeta humorística del chileno Alberto Montt . Y hay militares retirados, como Manini y Raúl Lozano.

Todos son legisladores nuevos y por eso en diciembre pasado Manini elaboró una estricta guía que todos deben cumplir. Acá lo conté.

La ambición de Manini Ríos

Como pasa con todos los políticos, en el fondo los movimientos de Manini y de Cabildo Abierto se hacen pensando en las elecciones de 2024. Solo que, quizás por inexperiencia, se notan más las intenciones. El desafío de Manini Ríos es seguir construyendo su imagen de liderazgo desde el Senado y que sea visto como una figura presidencial. En la interna de la coalición de gobierno tendrá competencia fuerte: aunque todavía falta mucho, ya se perfilan como candidatos el secretario de Presidencia Álvaro Delgado, la vicepresidenta Beatriz Argimón y el canciller Ernesto Talvi.

Álvaro Delgado comunicó la primera muerte por coronavirus en Uruguay. Foto: Leonardo Mainé

Nadie sabe cuánto tiempo estará Cabildo Abierto en la coalición y en el fondo eso también dependerá de cómo evolucionen las cosas. Debe ser también un tiempo considerable como para que la ministra Irene Moreira pueda desarrollar sus proyectos en el Ministerio de Vivienda: hace algunas semanas me contó en esta entrevista que quiere construir 50.000 viviendas y eso sería, sin dudas, una carta de presentación electoral.

Sin contar al Partido de la Gente, hoy virtualmente desaparecido, Cabildo es el socio más frágil de la coalición de gobierno. El tiempo dirá en qué termina la historia.

Por hoy es todo. Si quieren hacer sugerencias, comentarios o lo que sea, esta es mi cuenta de Twitter. Nos vemos el próximo miércoles.

Cien días es una de las newsletters de autor de El País. Si querés recibirlas en tu casilla de correo todas las semanas, podés registrarte acá.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error