CÓNCLAVE

Una reunión clave por el impuesto a la renta mundial

Se espera que Irlanda se sume al acuerdo internacional sobre la fiscalidad de las multinacionales, al que hasta ahora se resiste para preservar su atractivo para los gigantes de internet.

Emmanuel Macron, presidente de Francia. Foto: Reuters.
Emmanuel Macron, presidente de Francia. Foto: Reuters.

El presidente francés, Emmanuel Macron, viaja hoy a Dublín con la esperanza de que Irlanda acabe sumándose al acuerdo internacional sobre la fiscalidad de las multinacionales, al que hasta ahora se resiste para preservar su atractivo para los gigantes de internet que han instalado allí sus sedes.

Fuentes del Elíseo dijeron este martes que “esperamos que Irlanda se sume a este acuerdo”, anunciado el pasado 1 de julio por los negociadores del llamado “marco inclusivo” de la OCDE, porque “no ha cerrado la puerta”.

Irlanda forma parte del grupo de siete Estados o jurisdicciones de los 139 del “marco inclusivo” que se niegan a adherirse a ese compromiso, que prevé un tipo mínimo del impuesto de sociedades de al menos un 15 % y un mecanismo de reparto entre países de gravámenes para grandes empresas.

Pero París considera que Dublín “ha dado señales de disponibilidad”.

Estonia y Hungría son los otros dos miembros de la Unión Europea que también se niegan por ahora a unirse a ese acuerdo, cuyos detalles se van a seguir negociando en los próximos meses. Los tres pretenden mantener así una fiscalidad muy baja a las empresas para atraerlas a sus territorios.

Macron, que durante su visita oficial a Dublín se reunirá con el presidente irlandés, Michael Higgins, y con el primer ministro, Michéal Martin -con quien comparecerá en una conferencia de prensa por la tarde-, tiene intención de abordar allí el contencioso entre la UE y el Reino Unido por la aplicación del protocolo sobre Irlanda del Norte.

Para evitar una frontera “dura” entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte después del Brexit y preservar los acuerdos de paz del Viernes Santo de 1998, ese protocolo establece que en Irlanda del Norte se aplican los estándares del Mercado Único pese a que, como territorio británico, ya no forma parte de la UE.

Las fuentes francesas hicieron hincapié en su posición ante la voluntad de Londres de modificarlo: “estamos dispuestos a discutir la aplicación del protocolo pero no contemplamos la renegociación”.

La cuestión es particularmente delicada en Irlanda, teniendo en cuenta que parte de su comercio exterior con el resto de los países de la UE transita por el territorio del Reino Unido. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados