DOCUMENTO

El planteo político en Argentina sobre una de las principales vías marítimas para Uruguay

La concesión de la Hidrovía Paraná-Paraguay, que está en manos de un consorcio integrado por Jan de Nul y Emepa, caducaba en abril pasado, pero el gobierno la prorrogó por 90 días.

Buque de carga navegando por la hidrovía Paraná-Paraguay. Foto: Archivo El País
Buque de carga navegando por la hidrovía Paraná-Paraguay. Foto: Archivo El País

Referentes del oficialismo en Argentina pidieron este domingo que el Estado argentino retome el control y la administración de la vía de transporte fluvial que integran los ríos Paraná y Paraguay, clave para la salida de buques de carga hacia el Atlántico.

El pedido forma parte de un documento que lleva la firma, entre otros, de parlamentarios, alcaldes, dirigentes sindicales y empresariales, economistas y académicos ligados al oficialismo.

“Nos encontramos ante la oportunidad de retomar el control del Paraná, un canal crucial para el comercio exterior argentino por el que circula la mayor parte nuestras exportaciones e importaciones, elevando bien alto la bandera de nuestra soberanía”, afirma el documento.

La concesión de la Hidrovía Paraná-Paraguay, que está en manos de un consorcio integrado por la firma belga Jan de Nul y la argentina Emepa, caducaba en abril pasado, pero el gobierno la prorrogó por 90 días, hasta el 30 de julio, con vistas a llamar a una licitación para adjudicar las operaciones de dragado y balizado de la vía a un nuevo operador.

Los firmantes reclaman, sin embargo, que la hidrovía no continúe en manos privadas sino que sea el Estado el que retome el control y la administración de la red troncal fluvial, el que cobre los peajes en el tránsito fluvial y el que ejerza un “efectivo monitoreo y control” de la actividad portuaria y del tráfico comercial.

“Lo que está en juego es la capacidad soberana, el control y el cuidado de aguas territoriales argentinas”, señala el documento.

La Hidrovía Paraguay-Paraná es la vía de salida del 70% de las exportaciones de Argentina. Por ese sistema también se transportan cargas provenientes de Brasil, Bolivia, Uruguay y Paraguay.

En el documento los firmantes también reclamaron concretar la puesta en marcha del Canal Magdalena, “indispensable para estructurar el desarrollo de una perspectiva marítima estratégica integrada con el sistema fluvial de la Cuenca del Plata”.

El Canal Magdalena será una nueva ruta que permitirá acortar las distancias entre los puertos fluviales y los marítimos de Argentina, sin tener que circular por el canal de Punta Indio.

El de Punta Indio es un canal artificial en el Río de la Plata utilizado por los buques que usan la Hidrovía Paraguay-Paraná y que llega hasta Montevideo para, desde allí, acceder al Atlántico. El Canal Magdalena, en cambio, permitirá el acceso al Atlántico a través del frente marítimo de la provincia de Buenos Aires. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados