REUNIÓN DE DOS DÍAS

Impuesto mundial a empresas: nueva cumbre del G20 busca acuerdo político

La intención del G20 es buscar un acuerdo político para evitar que las multinacionales sigan evadiendo impuestos o desviando sus beneficios a paraísos fiscales.

Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen. Foto: EFE
Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen. Foto: EFE

Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G20 se reunieron este viernes en Venecia, en la primera sesión de una cumbre de dos días, para buscar un acuerdo que respalde el mecanismo de fiscalidad para multinacionales consensuado el 1 de julio, en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Este sistema se basa en dos pilares: el modo de asignar un porcentaje de los beneficios de las empresas, en particular de las digitales, a ciertas jurisdicciones para que paguen impuestos donde operan aunque no tengan presencia física; y por otro lado, en la aplicación de un tipo mínimo del impuesto de sociedades de, al menos, el 15% a las empresas con una facturación como poco de 750 millones de euros, el equivalente a unos US$ 890 millones a la cotización actual.

“El Gobierno francés ha trabajado mucho para lograr este acuerdo, hemos trabajado desde hace cuatro años, y ahora tenemos la oportunidad de alcanzarlo, no a nivel del G7, sino del G20”, dijo ayer el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire.

También la ministra española de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, se mostró en la misma línea: “Confío en que lleguemos en un acuerdo mañana, en la reunión del G20, para tener un sistema fiscal internacional más eficiente y más justo”, dijo.

De la cumbre participan también la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, el ministro de Economía de México, Arturo Herrera Gutiérrez y el de Argentina, Martín Guzmán, entre otros.

Uno de los puntos clave de las conversaciones es cuál debe ser el porcentaje de esta tasa mínima efectiva para sociedades, pues algunos países como Estados Unidos, Argentina o Francia presionan para que sea más ambiciosa.

“Francia aceptó que el impuesto mínimo a sociedades fuera de al menos el 15% en la declaración final del G7. Queremos que ese tipo mínimo de impuesto de sociedades sea superior al 15%, esa será la posición que hoy defenderé aquí”, dijo Le Maire.

La intención del G20 es buscar un acuerdo político para evitar que las multinacionales sigan evadiendo impuestos o desviando sus beneficios a paraísos fiscales. El debate puede alargarse hasta la cumbre de octubre en Roma, pues de momento hay discrepancias. Luego, los países que se hayan sumado aplicarán este sistema fiscal compartido antes de 2023. Los ministros de Finanzas y banqueros centrales, hablarán además de la situación económica global y de cómo ayudar a los países pobres y más endeudados a salir de la crisis derivada del COVID-19.

También sobre la iniciativa del Fondo Monetario Internacional (FMI) para aumentar la ayuda a los países más vulnerables mediante la asignación de US$ 650.000 millones en derechos especiales de giro (DEG), su instrumento monetario.

Otro asunto, es cómo favorecer finanzas más inclusivas, sostenibles y que protejan al medio ambiente. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados