Publicidad

Evergrande: se va su principal accionista

Un hombre pasa frente a un edificio residencial desarrollado por Evergrande en el distrito de Pudong en Shanghai. Foto: AFP

GRAVE SITUACIÓN FINANCIERA

De conseguir vender toda su participación en Evergrande, Chinese Estates calcula que supondrá unas pérdidas de US$ 1.218 millones para el año en curso.

La sociedad de inversión especializada en propiedades Chinese Estates, uno de los principales accionistas del gigante inmobiliario chino Evergrande , anunció ayer planes para deshacerse de su participación en la compañía ante su grave situación financiera.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong, donde cotiza, Chinese Estates explicó que su directiva está "preocupada" por los últimos datos ofrecidos por Evergrande sobre su liquidez y por las "posibles consecuencias" de que las medidas anunciadas para remediar la situación "no puedan aplicarse de forma efectiva".

Chinese Estates es uno de los principales inversores corporativos de Evergrande, controlando un 5,66% de su accionariado a fecha del 31 de agosto.

Desde entonces, ha vendido casi 109 millones de títulos, que representan cerca de un 0,82% de la masa accionarial de Evergrande, por un total de 246,5 millones de dólares de Hong Kong, unos US$ 31,7 millones.

Tras consultar con sus accionistas, la compañía tendrá ahora un máximo de 12 meses para deshacerse del resto de su participación, aunque tratará de hacerlo con rapidez debido a la continua caída en bolsa de Evergrande.

De conseguir vender toda su participación en Evergrande, Chinese Estates calcula que supondrá unas pérdidas de US$ 1.218 millones para el año en curso. El valor en bolsa de Evergrande se ha desplomado más de un 40% en el último mes y más de un 80% desde que comenzó el año.

Pese a ello, el anuncio pareció aliviar a los inversores de Chinese Estates, ya que sus títulos abrieron con una suba del 13,3% en la jornada de ayer, aunque posteriormente se había moderado hasta algo más de un 5%.

En las últimas semanas, inversores y analistas de todo el mundo están atentos a Evergrande, considerada la inmobiliaria más endeudada del mundo y con graves problemas de liquidez que amenazan los pagos de su deuda. Este jueves fue una jornada clave para el Grupo, ya que venció el plazo para abonar unos US$ 84 millones de dólares correspondientes a los intereses de unos bonos emitidos en dólares, a los que se sumarán, el próximo día 29, otros US$ 47,5 millones.

Temas relacionados

China

Publicidad

Publicidad