EMPRESARIOS

Más empresarios argentinos muestran interés por invertir en Uruguay

El presidente Lacalle Pou se reunió con empresarios de peso, entre los que estaba Alfredo Coto; asoma una iniciativa en Colonia de una “miniciudad de argentinos”

Vista panorámica de la Plaza Independencia. Foto: Nicolás Pereyra
Vista panorámica de la Plaza Independencia. Foto: Nicolás Pereyra

La llegada de empresarios argentinos para invertir en Uruguay se está haciendo más notoria y constante. El movimiento se intensificó en las últimas semanas y operadores jurídicos, inmobiliarios y asesores de inversión confirman que hay muchas consultas y proyectos en marcha. El embajador uruguayo en Buenos Aires, Carlos Enciso, se reunió con el presidente Luis Lacalle Pou junto con varios empresarios importantes que le manifestaron interés en cruzar el Río de la Plata.

Tras las presentaciones de rigor, el embajador Enciso informó a Lacalle Pou del interés de los empresarios que lo acompañaban, a quienes dejó a solas conversando sobre proyectos en marcha con el presidente uruguayo.

Uno de los que estuvo en la reunión fue Alfredo Coto, líder del grupo supermercadista. Consultadas por La Nación, fuentes de la empresa dijeron que Coto se encuentra de viaje en Uruguay, pero que no tendría un proyecto en particular por el momento.

En su exposición, el embajador puso como ejemplo a la cadena de heladerías argentina Lucciano’s, que abrió un local grande el viernes pasado en Punta Carretas.

Las inversiones argentinas en Uruguay crecen en varios puntos, fundamentalmente en Punta del Este, Montevideo y Colonia, pero también en proyectos de agronegocios en el interior del país.

El presidente Lacalle Pou acaba de firmar la autorización para una zona franca especial que acogerá decenas de empresas, muchas provenientes de Buenos Aires, según revelan fuentes del grupo administrador. Se trata de un centro de negocios en una torre de 25 pisos que administrará el grupo Lecueder para instalar unas 120 oficinas, donde trabajarán 1200 personas. La torre se construirá en Punta del Este con vistas a las playas Mansa y Brava, sobre la avenida Gorlero frente a la plaza de la tradicional feria artesanal.

El embajador Enciso dijo a La Nación que presentó al presidente varios “proyectos de argentinos que piensan invertir” en Uruguay y que son en diversos sectores como “logística, bienes raíces, inversiones inmobiliarias, tecnología y servicios”. Aclaró que “son algunos de los rubros en los que los argentinos han demostrado interés” y que ahora hay que trabajar para que se concreten, pero ya hay casos que avanzan.

El representante de la cámara de Promotores Privados de la Construcción, Anibal Durán, contó que todas las semanas recibe planteos de argentinos para negocios en el sector. Y que muchos casos llegan por canal diplomático de Uruguay y Argentina. “Una vez que amaine el temporal de la pandemia van a venir en forma masiva”, agregó Durán.

Dijo que antes las inversiones eran de familias de “clase alta, pero hoy también son de clase media, gerentes de empresa que quieren tener algún negocio en Uruguay y que les gusta mucho Montevideo, pero fundamentalmente Punta del Este”. Y agregó sobre los argentinos: “Confían en el gobierno uruguayo y no en el argentino. Lo dicen expresamente, ni con los K, ni con Macri ni con el que sea, la confianza actúa como rol determinante”.

Esa confianza es lo que el gobierno entiende que le permitirá atraer inversiones, no solo de la región, La reciente encuesta de expectativas empresariales, que la consultora Exante hace en forma semestral, concluyó que 55% de los consultados consideran que el clima de inversión es bueno o muy bueno y que para 2022 el 79% la situación económica será mejor. Además, dos de cada tres aguardan que haya una mejora del clima de inversiones en los próximos 12 meses, mientras que 81% aprueba la gestión del gobierno en materia de política económica.

Eso tiene sintonía con la apreciación popular: la aprobación de la gestión presidencial aumentó de 59% en abril a 60% en mayo, mientras que la desaprobación subió de 20% a 24%, pero sigue siendo de las más bajas de la serie.

En cuanto a las finanzas, las calificadoras Fitch y Standard & Poor’s acaban de ratificar el grado inversor de la deuda uruguaya y el riesgo país es el más bajo de Sudamérica por primera vez. A mediados de mayo el gobierno colocó bonos en dólares y en pesos uruguayos equivalentes a US$1740 millones, con una demanda que superó ampliamente la oferta y a una baja tasa (la emisión en dólares fue con un diferencial de 80 puntos básicos respeto de bonos de los Estados Unidos).

Lacalle Pou trata de cuidar a los inversores y a comienzos de junio fue a visitar el megatambo Estancias del Lago, que tiene Alejandro Bulgheroni en el centro del país, aparte de un gran emprendimiento en el este, Bodega Garzón, con vinos y aceite de oliva.

El jueves pasado, el presidente Lacalle Pou estuvo en Maldonado y dijo que analiza una licitación para una nueva zona franca en Maldonado. “Estamos terminando de armar el llamado sobre las necesidades de localización”, afirmó, y agregó: “Hay mucha gente interesada (en invertir) en el sector audiovisual, de salud, tecnológico, de la logística, y lo que vamos a hacer es tratar de que los interesados hagan un planteo lo más concreto posible para generar mucha demanda de trabajo”.

Con ajustes a la normativa sobre residencia fiscal y de promoción de inversiones, el gobierno de Uruguay confía en atraer inversiones que contribuyan a consolidar la recuperación económica para superar la crisis generada por la Covid-19.

En tanto, en Colonia asoma un proyecto para generar una mini-ciudad de argentinos residentes en Uruguay, pensado para los que quieren vivir en la banda oriental, pero bien cerca de Buenos Aires.

Los que tomaron la delantera

La mudanza de argentinos al Uruguay se hace visible en Punta del Este fuera de temporada, con el notable incremento de la circulación de personas, el aumento de la matrícula de los colegios y el consumo en comercios, según testimonios de lugareños.

Aunque la ciudad sigue siendo tranquila y con relativa poca población, se ven los cambios en la iluminación de los departamentos en torres que, hasta no hace mucho, estaban a oscuras desde el otoño hasta al menos la primavera.

También hay indicadores financieros, en una plaza muy transitada por ahorristas argentinos que traen su dinero a Uruguay. Los depósitos de no residentes en el país estaban muy quietos y en los últimos tiempos volvieron a mostrar crecimiento. En todo 2019 el saldo de esos depósitos –que en gran parte son de argentinos– había aumentado apenas US$8 millones, pero en 2020 lo hicieron en 282 millones y, en apenas cuatro meses de este año, crecieron en 118 millones y suman US$3436 millones.

Además, los que logran hacer el trámite para residir en el país, ya no tienen que figurar en la categoría de “no residentes”.

Entre los empresarios argentinos que ya se han instalado en este país figuran Gustavo Grobocopatel, líder del grupo agroindustrial Los Grobo; el líder del grupo financiero Puente, Federico Tomasevich; el fundador de Mercado Libre, Marcos Galperin; Martín Migoya y Guibert Englebienne, de la empresa tecnológica Globant, y el abogado Enrique Brouchou, líder del estudio Brouchou, Fernández Madero & Lombardi.

Los elegidos como emprendedores del año 2018 en Argentina, Hernán Kazah y Nicllas Szekasy, cofundadores de Kazsek Ventures, también están en Uruguay y uno de los accionistas del Grupo Werthein, no como grupo sino a título individual, aparece en la transacción para adquirir una empresa local por parte de varios inversores.

Por su parte, Manuel Antelo se instaló en Uruguay y lanzó la automotriz más grande del país, cerca del Aeropuerto de Carrasco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados