INFORME

El Banco Mundial alerta por riesgos de una “nueva década pérdida” en la región

Reformas estructurales de largo plazo en términos de infraestructura, educación, política energética e innovación son necesarias, dice nuevo economista en jefe del BM.

William Maloney, economista jefe del Banco Mundial. Foto: Archivo
William Maloney, economista jefe del Banco Mundial. Foto: Archivo

William Maloney, nuevo economista en jefe del Banco Mundial (BM) -designado en julio de este año- advirtió ayer que América Latina corre el riesgo de enfrentar una “nueva década perdida en términos de desarrollo”, si no logra hacer reformas estructurales de largo plazo en términos de infraestructura, educación, política energética e innovación.

Tras la presentación del nuevo informe semestral del organismo titulado: “Recobrar el crecimiento: Reconstruyendo economías dinámicas pos-COVID-19 con restricciones presupuestarias”, Maloney afirmó en rueda de prensa que si bien la región latinoamericana “está saliendo poco a poco” de la crisis provocada por la pandemia, la recuperación económica “está siendo más débil de lo esperado”.

En este sentido, el economista en jefe del BM informó que la economía de América Latina rebotará este año 6,3%, lo que implicó una mejora en las proyecciones del organismo -basado en la campaña de vacunación contra el COVID-19- de hace cuatro meses atrás cuando había estimado un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) regional del 5,2%.

No obstante, Maloney señaló que ese crecimiento proyectado para 2021 será “insuficiente para revertir la caída de 6,7%” que se registró el año pasado.

En el caso de la economía uruguaya, el BM mantuvo sin cambios las proyecciones que había realizado en su último informe publicado en junio. El organismo prevé que en 2021 el PIB nacional tenga una expansión del 3,4%, que se desacelerará a 3,1% en 2022 y 2,5% en 2023. En tanto, las previsiones realizadas por el organismo para los países vecinos mejoraron en comparación con el último informe. En este sentido, el BM espera que la economía brasileña crezca 5,5% este año mientras que en junio había previsto una expansión de 4,5%. En el caso de Argentina proyecta un crecimiento de 7,5% en 2021, por encima del 6,4% previo.

Sugerencias.

Más allá del rebote económico esperado para este año, la preocupación del organismo multilateral sobre la región latinoamericana y la del Caribe tiene que ver con el mediano y largo plazo. Según sus estimaciones, tanto en 2022 como en 2023, el PIB regional se ubicará por debajo del 3%.

Entre las sugerencias para consolidar el crecimiento y desarrollo a largo plazo, el BM apuntó a que los países usen los recursos fiscales “más efectivamente”, destinar el gasto público a reformas estructurales, reasignar recursos a proyectos con más retorno social, aumentar los ingresos de los Estados mediante la ampliación de la base impositiva y aprovechar el nuevo “boom de los commodities” para implementar reformas de largo plazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados