HIDRÓGENO VERDE

El aspecto del futuro en que el Banco Mundial destaca a Uruguay y otros países de la región

La exportación de este combustible desde América Latina es “una vía para la recuperación económica inclusiva, resiliente y verde”, indica el informe del BM.

Hidrógeno verde. Foto: Archivo
Hidrógeno verde. Foto: Archivo

La producción y exportación de hidrógeno verde puede impulsar el repunte de la economía de América Latina y el Caribe, fuertemente golpeada por el COVID-19, asegura el Banco Mundial (BM) en su último informe semestral regional.

El hidrógeno es una alternativa a los combustibles fósiles que propician el cambio climático dado que su quema no emite contaminantes. Pero la actual generación de hidrógeno, principalmente a partir de gas natural y carbón, está bajo la lupa por emitir grandes cantidades de CO2. Por eso el mundo apuesta cada vez más al hidrógeno verde, que se genera mediante electrólisis a partir de energías renovables, como la solar, la hidráulica y la eólica.

La exportación de este combustible desde América Latina es “una vía para la recuperación económica inclusiva, resiliente y verde”, indica el informe del BM.

“Los países de América Latina tienen un gran potencial de participar exitosamente en el mercado global del hidrógeno verde debido a su dotación de recursos naturales para producir energía renovable”, explicó a la AFP Janina Franco, especialista senior en energía del BM.

“Este potencial puede abrir una gran oportunidad para América Latina de convertirse en región líder de producción de hidrógeno verde, lo cual le permitiría no sólo profundizar su propia transición energética, sino también abastecer el mercado de hidrógeno verde en Europa o Asia”, añadió.

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Trinidad y Tobago tienen “potencial” para ser exportadores mundiales de hidrógeno verde, afirma el BM.

Franco señaló diferentes etapas en la industria del hidrógeno verde en la región. Países como Costa Rica, Colombia, Paraguay y Uruguay, cuya generación eléctrica es casi totalmente renovable, muestran “un avance sustancial” en su estrategia de hidrógeno y regulaciones, dijo.

Otros, como Brasil, Argentina, México y Perú, que tienen gran potencial de demanda local por la minería y la producción de acero, hierro o químicos, están en un “proceso naciente”.

A la vanguardia está Chile, que ya cuenta con interesados nacionales y extranjeros en usar este combustible limpio y sus derivados, como el amoníaco, el metanol o los combustibles sintéticos. (En base a AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados