INFORME EXCLUSIVO

¿El adiós a los bancos tal como los conocemos actualmente?

Los bancos se enfrentan en 2021 “a la competencia de todos los lados. Los competidores nuevos y más ágiles” y “las grandes tecnológicas”, señaló un informe de The Economist Intelligence Unit.

Personas esperando para ser atendidas en un banco en Uruguay. Foto: Archivo El País
Personas esperando para ser atendidas en un banco en Uruguay. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Los bancos se enfrentan en 2021 “a la competencia de todos los lados. Los competidores nuevos y más ágiles, incluidas las nuevas empresas de tecnología financiera, los jugadores de métodos de pago y los gigantes tecnológicos, continúan ganando participación de mercado de los bancos establecidos a medida que más actores no tradicionales obtienen la capacidad de ofrecer los servicios bancarios más tradicionales”, señala un informe de The Economist Intelligence Unit (EIU) para la firma de software bancario Temenos, al que accedió El País.

“Pero los bancos han salido a luchar. El tropiezo de algunos bancos pequeños durante el curso de la pandemia (empresas como Monzo y Revolut lucharon con fuertes caídas en los ingresos y quejas de los clientes por la falta de fondos) ha puesto las interfaces hábiles y amigables de los teléfonos inteligentes en marcado contraste con la severa confiabilidad y el reconocimiento de marca de bancos establecidos. Críticamente, los clientes parecen ser reacios a confiar los depósitos de sus salarios en los competidores creativos digitales. Muchos bancos establecidos, impulsados​ por el rápido cambio de consumo forzado por la pandemia, tienen la esperanza de que, a través de asociaciones estratégicas e inversiones en tecnología, puedan ser lo mejor de ambos mundos para los consumidores: un socio bancario confiable y proveedores de experiencias bancarias ingeniosas y amigables para el consumidor”, dijo el reporte.

Más allá de eso, “el rápido colapso de la banca basada en sucursales es una aceleración de una tendencia que la encuesta bancaria global de EIU, ahora en su octavo año, ha anticipado desde hace mucho tiempo. En la última encuesta, realizada a principios de 2021, casi dos tercios (65%) de los ejecutivos bancarios estuvieron de acuerdo en que el modelo basado en sucursales estará ‘muerto’ dentro de cinco años, en comparación con el 59% del año pasado y el 35% en 2018”, expresó el informe.

De hecho “en 2018, el 69% de los encuestados con sede en Europa no estaba de acuerdo con la afirmación; hoy la misma proporción está de acuerdo”, añadió.

Retiro de dinero en cajero automático. Foto: Archivo El País
Retiro de dinero en cajero automático. Foto: Archivo El País

“La encuesta de este año encuentra que los cierres de sucursales y la presión continua de competidores no tradicionales han provocado un replanteamiento total de las prioridades bancarias y los modelos comerciales entre los ejecutivos bancarios”, indicó.

¿Qué viene?

Según EIU “con la carga de sucursales físicas y sistemas heredados, y con competidores que ofrecen productos auxiliares atractivos y, a menudo, un servicio al cliente superior, muchos bancos establecidos están optando por asociarse con fintechs. Alrededor del 38% de los bancos están innovando invirtiendo en (25%) o adquiriendo (13%) nuevas empresas de tecnología financiera, según la encuesta de este año, mientras que el 24% informa participar en entornos sandbox para probar nuevas propuestas”.

“Poco menos de la mitad (47%; 6 puntos porcentuales más que hace dos años) de los banqueros encuestados esperan que su negocio se convierta en verdaderos ‘ecosistemas’ en los próximos dos años”, indicó el estudio.

Mediante esos ecosistema, “los bancos ofrecen sus propios productos y servicios y los de terceros a los clientes, así como a otras organizaciones financieras. Los encuestados de América Latina (50%) y Oriente Medio y África (50%), donde una gran proporción de la población no tiene acceso a servicios bancarios o no tiene acceso a servicios bancarios, son los más convencidos. En ambos mercados, el acceso a la banca se ha desarrollado a través de fintechs no bancarias, como operadores de dinero móvil, billeteras digitales o aplicaciones de pago, y el pensamiento ecosistémico es una corriente principal”, afirmó EIU.

Tras “un año de cierres de sucursales, transacciones sin efectivo, alivio de la deuda de los consumidores y esquemas de préstamos respaldados por el gobierno ha cambiado la percepción y el papel de las empresas financieras en la sociedad. A medida que los inversores institucionales presionan a los bancos para que impulsen las “S” y “G” de sus planes medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés), la inclusión financiera y los préstamos responsables se han convertido en un tema prioritario en la agenda de los bancos”, evaluó EIU.

“Gran parte de la disrupción actual en las finanzas y la banca tiene sus raíces en la creatividad de los emprendedores, particularmente en los mercados emergentes, que encuentran nuevas formas de mediar en la confianza, extender crédito o facilitar pagos entre poblaciones no bancarizadas o sub-bancarizadas, y la innovación con este fin solo está aumentando”, añadió.

“Los encuestados consideraron las microfinanzas para emprendedores (34%) y consideran a los que no cuentan con servicios bancarios (33%) como las oportunidades más prometedoras en esta esfera. Para los operadores tradicionales y nuevos, poder ofrecer productos y servicios inclusivos de manera rentable dependerá principalmente del desarrollo de una nube escalable y de bajo costo (47%) y una mayor cobertura móvil a través de 5G (26%)”, explicó el informe.

La encuesta abarcó a 305 ejecutivos bancarios

“En febrero-marzo de este año, The Economist Intelligence Unit (la unidad de análisis de la revista británica), en nombre de Temenos, encuestó a 305 ejecutivos bancarios sobre temas relacionados con la digitalización de la banca. La encuesta incluyó a encuestados de bancos minoristas, corporativos y banca privada de Europa (25%), América del Norte (24%), Asia-Pacífico (18%), África y Oriente Medio (16%) y América Latina (17%). La encuesta es parte de un programa de investigación mundial sobre la banca en la era pos COVID. Se basa en entrevistas en profundidad con bancos minoristas y corporativos, banca privada, reguladores, organizaciones internacionales y consultoras”, dijo el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados