SITUACIÓN

El acuerdo entre Ancap y el sindicato que pretende mejorar las condiciones de despacho de combustibles

Ancap señaló que el acuerdo implica una “mejora en la calidad de vida de los trabajadores a partir de una mejor planificación y la reducción de las horas extras a niveles de lo mínimo imprescindible”.

Surtidor de una estación de servicio. Foto: Archivo El País.
Surtidor de una estación de servicio. Foto: Archivo El País.

Ancap y el sindicato de trabajadores (Fancap) acordaron “nuevas condiciones de trabajo en plantas y flota de camiones para una mejora sensible en el despacho de combustibles a las estaciones de servicio”, indicó ayer la empresa en un comunicado.

Desde junio se extenderá el horario de atención en las dos principales plantas de distribución de Ancap, La Tablada y Paysandú, para llegar en no más de tres meses a un horario de 6 a 22 de lunes a viernes y 6 a 14 los sábados en La Tablada; y de 6 a 18 de lunes a viernes en Paysandú.

El presidente de Fancap, Gerardo Rodríguez dijo a El País que en La Tablada el registro administrativo para cargar combustibles es de 7 a 15 horas actualmente, y los camiones registrados cargaban hasta las 18 horas. Ahora, el registro pasará a ser de 6 a 18 horas y la carga se extenderá hasta las 22.

Ancap señaló que el acuerdo implicará una “mejora en la calidad de vida de los trabajadores a partir de una mejor planificación y la reducción de las horas extras a niveles de lo mínimo imprescindible”.

Rodríguez señaló que al cambiar la metodología de carga, los choferes de los camiones cisterna estarán menos tiempo parados. Pero, por otro lado, comenzará a manejar de noche, que es “una experiencia nueva” en el transporte de una sustancia peligrosa como el combustible.

De todas maneras, el acuerdo establece un plazo de 60 días tras implementar esta nueva operativa para revisar cómo funciona, agregó.

Respecto a los tripulantes del Buque MALVA H, que fue desafectado en agosto pasado, el acuerdo contempla que los ocho funcionarios públicos sean reubicados y los restantes 17 que estaban con contratos de función pública (y por tanto pasibles de no ser renovados) sean confirmados, señaló el presidente de Fancap. Había otros cinco tripulantes que se jubilaron.

Por otro lado, a cambio de las menores horas extras “habrá una compensación salarial” y “mejoras salariales, explicó Rodríguez. A eso se suman “ingresos de personal en todas las áreas”, donde todavía hay “un déficit bastante grande”, añadió.

Rodríguez valoró que “dentro de una situación bastante compleja y tirante” entre el sindicato y el directorio de la empresa, este acuerdo es “positivo” y “ayuda y distiende”.

De todas maneras, Fancap todavía quiere solucionar la situación de 70 trabajadores del portland que están con contratos de función pública, teniendo en cuenta que el sector va a ser “privatizado”, señaló Rodríguez. Allí el sindicato verá cómo evoluciona el diálogo con la empresa y podría llegar a parar la refinería en ocasión del paro general del Pit-Cnt en julio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados