CONFLICTO

Actividad paralizada en el puerto: el reclamo de trabajadores y la defensa de Katoen Natie

Trabajadores de Katoen Natie y Montecon realizan un paro hasta el jueves; desde la empresa belga señalan que la medida es “abusiva” y su competidor que “repercutirá negativamente” en la operativa.

Puerto de Montevideo. Foto: El País.
Puerto de Montevideo. Foto: El País.

En una de las semanas de mayor movimiento de carga de contenedores en el puerto de Montevideo -por la sequía del río Paraná que llevó a acumular la carga de ese país en el puerto uruguayo- los trabajadores de la Terminal Cuenca del Plata (TCP, propiedad en un 80% de la empresa belga Katoen Natie y en un 20% de la Administración Nacional de Puertos) y de Montecon decidieron paralizar la actividad portuaria hasta el jueves a las 11 horas.

El paro comenzó ayer a las 11 horas por parte de los trabajadores de TCP y a las 19 horas se adhirieron los empleados de Montecon. Hoy se movilizarán desde las 11.00 horas hasta la Torre Ejecutiva donde entregarán una carta a la Secretaría de Presidencia.

Según informó a El País el secretario general del Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (Supra), Álvaro Reinaldo la medida se toma por dos motivos: diferencias en la negociación del convenio laboral de TCP y por otro lado, por la “falta de avances” en la negociación ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), que tiene como objetivo asegurar las fuentes de trabajo de Montecon ante una potencial pérdida de empleos que podría darse por una merma en la actividad de esa empresa, a partir del acuerdo que el gobierno uruguayo firmó con Katoen Natie.

La mesa de trabajo ante el MTSS es “en defensa de las fuentes de trabajo que pueden quedar perjudicadas por el acuerdo que hizo Katoen Natie y TCP con el gobierno. La idea es que si la actividad de Montecon registra una merma los trabajadores puedan pasar a Katoen Natie”, explicó Reinaldo y señaló que por eso se adhirieron “en solidaridad” los empleados de Montecon. Desde el MTSS indicaron a El País que buscan soluciones para destrabar el conflicto y afirmaron que las mesas de diálogo no se cortaron.

“Si todo el mundo dice que (el acuerdo entre el gobierno y Katoen Natie) es muy beneficioso para el país y que va a haber más puestos de trabajo, que nos firmen un compromiso de que nadie va a perder su empleo. No debería ser tan complejo pero nadie se anima a colocar una firma”, criticó el secretario del Supra.

Desde Katoen Natie dijeron a El País que el conflicto es por la falta de acuerdo en el convenio laboral entre trabajadores y empresa. Se encuentran en negociación desde hace siete meses y la mayor parte de los puntos están acordados. Sin embargo, la empresa informó que aún no hay acuerdo en una partida extraordinaria, que fue rechazada por el sindicato en dos ocasiones.

Desde el Supra, Reinaldo explicó que los dos puntos que traban el convenio hoy son la cláusula de paz y la cantidad de jornales asegurados. El sindicato reclama que se aumente a 20 la cantidad mínima de jornales que realiza cada trabajador (hoy son 13). Frente a ese pedido, la empresa propone un aumento de la partida extraordinaria, solución que rechazan. “La empresa está haciendo ofrecimientos que no es lo que está pidiendo la gente”, afirmó Reinaldo.

La empresa belga emitió un comunicado en el que afirma que el paro “es una medida abusiva” y que “atenta contra el comercio exterior”, además de ser “una clara movida política para desestabilizar”.

Por su parte, el gerente general de Montecon, Juan Olascoaga dijo a El País que el paro “pega en un mal momento” porque hay “un movimiento muy fuerte y una congestión grande” en el puerto. “Esto va a repercutir negativamente en la operativa”, indicó.

Comunicado by ElPaisUy on Scribd

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados