INFORME

Se acerca un nuevo ajuste en las tarifas de combustibles

Hoy termina el período de medición del Precio de Paridad de Importación que calcula Ursea. Se prevé que publique el informe de referencia para el Poder Ejecutivo el próximo lunes.

Estación de servicio. Foto: Estefanía Leal
Estación de servicio. Foto: Estefanía Leal

Hoy termina el período de medición del Precio de Paridad de Importación (PPI) que considera todos los meses la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea), para realizar el informe que luego el Poder Ejecutivo toma como referencia para ajustar los precios de los combustibles ya sea al alza, (como fue las tres primeras veces) o a la baja (como ocurrió en el último ajuste en setiembre).

El nuevo informe refiere a lo ocurrido con los precios del crudo en la Costa del Golfo de México en Estados Unidos durante el 26 de agosto y el 25 de setiembre. Según pudo saber El País, se espera que el lunes Ursea publique los nuevos datos. Además, Ancap también envía su propio informe al gobierno con datos sobre su situación financiera y operativa.

Según indicó el presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic a El País, el ente enviará también este lunes sus datos. A partir de esa información, el Poder Ejecutivo deberá determinar el nuevo ajuste en los precios que regirán en el mes de octubre.

Tras el decreto emitido en agosto por el gobierno, que cambió el período de medición del PPI para los combustibles, la Ursea comenzó a considerar el valor del crudo del día 26 de un mes al 25 del siguiente. Antes tomaba el período comprendido entre el día 16 de un mes al 15 del siguiente. La modificación se realizó para que la distancia temporal entre el promedio del crudo considerado y la fecha de la actualización de las tarifas fuera la menor posible.

El último ajuste de precios realizado en agosto -y que comenzó a regir para las tarifas en setiembre- ya había tomado el nuevo período de medición. Aunque fue mínima (las naftas bajaron 0,56%, el gasoil 1,5% y el supergás se mantuvo sin cambios), la del mes pasado significó la primera reducción de las tarifas desde que en junio comenzó a regir el nuevo esquema de fijación de precios que ya le generó varios dolores de cabeza al gobierno.

El sistema toma como referencia el PPI, un cálculo que elabora Ursea haciendo el ejercicio teórico de cuánto saldría cada combustible si en Uruguay existiera la libre importación (y un importador le compitiera a Ancap). Además, al valor que indique el PPI se le debe sumar un “factor X” para determinar el precio al público. Ese “factor X” actualmente es de $ 2,97 por litro y es para afrontar los costos que tiene Ancap y que no están comprendidos por el PPI, como por ejemplo el subsidio indirecto a la actividad deficitaria del pórtland, la mezcla de agrocombustibles, el subsidio indirecto al supergás y un sobrecosto estructural.

El informe de Ursea calcula el precio a la salida de la planta de refinación de Ancap, pero no tiene en cuenta los impuestos asociados al precio como tampoco los márgenes de las distribuidoras, fletes y estaciones de servicio. Es decir que un cambio en alguna de estas dimensiones (las cuales algunas ajustan de forma mensual y bimensual), puede también incidir en el precio final.

Crudo

Para el cálculo del PPI la Ursea toma el valor FOB de las naftas y el gasoil (producto derivado) en el Golfo de México

¿Qué se puede esperar que pase con las tarifas de los combustibles en base a los precios a nivel internacional?

Según los datos aproximados elaborados por la Administración de Información de Energía (EIA) de Estados Unidos, el precio promedio al 20 de setiembre (parte del período que analizará Ursea), reflejan que la gasolina aumentó 2% en comparación con el mes pasado, mientras que el gasoil registró un incremento de 3,94%.

Es que a nivel internacional el crudo registra un aumento. Según datos del portal Precio Petróleo, el viernes, los precios “subieron cerca de un máximo de dos meses por encima de los US$ 77 el barril y se dirigían a una tercera semana consecutiva de ganancias, respaldados por las interrupciones de la producción mundial y la caída de los inventarios” de crudo.

En el caso del petróleo Brent, ayer registró su alza máxima desde el pasado 6 de julio, lo que lo ubicó cerca de su nivel más alto desde octubre del año 2018. “El mercado ha sido respaldado en las últimas semanas por importantes interrupciones en la producción estadounidense en la costa del Golfo de México tras el paso del huracán Ida y otras tormentas, interrupciones que podrían durar meses en algunos casos y que han provocado fuertes caídas en los inventarios”, consignó el portal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados