BRECHA DE GÉNERO

Mujeres y hombres: ¿Son igualmente felices en el trabajo?

Un estudio del Instituto de Economía analizó qué tan satisfechas están las mujeres y los hombres en el ámbito laboral.

Empresarios trabajando en una oficina. Foto: Shutterstock
Una investigación encontró diferencias de género en cuanto a qué tan felices son mujeres y hombres en sus lugares de trabajo. Foto: Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Las mujeres en Uruguay están menos satisfechas en sus trabajos en comparación con los hombres. Sin embargo, son diferentes los aspectos laborales que valoran.

Una investigación realizada por Luciana Méndez y Santiago Burone del Instituto de Economía (Iecon) de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración, encontró diferencias de género en cuanto a qué tan felices son mujeres y hombres en sus lugares de trabajo en función de 14 dimensiones diferentes. 

Las categorías analizadas fueron: salario, beneficios, seguridad, ubicación, condiciones laborales, autonomía, oportunidades de ascenso, desafío intelectual, responsabilidad, gestión y soporte a tareas administrativas, ambiente laboral, contribución a la sociedad, estatus social, infraestructura, así como también se analizó la satisfacción laboral general.

El estudio se centró en las personas con formación de doctorado porque existe evidencia de que en las personas altamente educadas la brecha de género debería tender a desaparecer.

En 10 de esas 14 dimensiones se encontraron disparidades de género en la que los hombres se vieron favorecidos (más felices que las mujeres) en cuanto a la satisfacción con el salario, seguridad, condiciones laborales, autonomía, oportunidades de ascenso, desafío intelectual, responsabilidad, infraestructura, tareas administrativas y contribución a la sociedad. También se encontró brecha de género en la satisfacción laboral general.

Para poder analizar qué tan contentos están hombres y mujeres en su lugar de trabajo, el estudio del Iecon optó por investigar la satisfacción laboral de docentes con formación de doctorado en la Universidad de la República, en el entendido de que si “la satisfacción está determinada en parte por la discrepancia entre lo que uno quiere y lo que obtiene”, la brecha de género “a favor de las mujeres podría atribuirse a que las mujeres tienen expectativas más bajas que los hombres”, explicó el estudio.

Mientras que las mujeres valoran más las condiciones laborales, los hombres le dan más importancia al salario.

Es por eso que diferentes investigaciones económicas se centran en estudiar grupos de población homogéneos, jóvenes y trabajadores altamente educados con expectativas similares donde la brecha de género “debería tender a desaparecer”.

Entre los hallazgos de la investigación, el informe del Iecon señaló que independientemente de la edad considerada entre los participantes del estudio, “las mujeres están menos satisfechas que los hombres con respecto a las oportunidades para ascender y en relación también a la autonomía”.

Ejecutivos y empresarios arman un puzzle. Foto: Archivo El País.
Los dominios significativos comunes para ambos géneros son salario, responsabilidades, infraestructura y beneficios del trabajo. Foto: Archivo El País.

¿Qué hace que mujeres y hombres se sientan satisfechos con sus trabajos?

Al contemplar la satisfacción laboral general se encontró que mujeres y hombres valoran diferentes aspectos de su trabajo. Mientras que las mujeres valoran más las condiciones laborales, los hombres le dan más importancia al salario.

Aunque en diferente medida, los dominios significativos comunes para ambos géneros son salario, responsabilidades, infraestructura y beneficios del trabajo.

En ambos sexos, las personas más jóvenes informaron una mayor satisfacción laboral general.

Las mujeres también señalaron que valoran el estatus, el medio ambiente y las oportunidades de ascenso, mientras que para los hombres la autonomía también es importante de forma significativa.

Si se analiza la satisfacción laboral en función de variables sociodemográficas, estas desempeñan diferentes roles entre los géneros. Para ambos sexos, los más jóvenes informaron una mayor satisfacción laboral general.

Diferencias por área de trabajo

Los hallazgos del estudio mostraron que cuando las mujeres aumentan su participación en campos dominados por los hombres, es decir, las ciencias sociales, naturales, la ingeniería y la tecnología, “no se observan brechas de género con respecto a la satisfacción laboral general, salario, desafío intelectual, trabajo condiciones, infraestructura y responsabilidad del trabajo”.

Sin embargo, las brechas de género que favorecen a los hombres “persisten por la autonomía, oportunidades de ascenso, tareas administrativas, seguridad y contribución a la sociedad”.

Los hombres más jóvenes indicaron estar más satisfechos con el salario, responsabilidad, beneficios y autonomía, mientras que las mujeres más jóvenes reportaron mayor satisfacción con respecto a las oportunidades de ascenso y el medio ambiente.

También se encontraron diferencias en cuanto a las mujeres casadas. En este grupo el estudio encontró que están más satisfechas con su trabajo, así como con su salario, responsabilidad y medio ambiente.

“Además el número de hijos que tiene una mujer reduce su probabilidad de informar que está muy satisfecha con las oportunidades de ascenso”, indicó el informe.

El campo del conocimiento de hombres y mujeres con doctorados también incidió en la satisfacción de cada género.

Por otra parte, también se encontraron diferencias en función a la fecha en la que las personas empezaron su doctorado y su relación con la satisfacción laboral. En este sentido, las mujeres que empezaron su doctorado antes de 1989 señalaron estar más satisfechas con su trabajo en general, así como con las oportunidades de ascenso y con el ambiente laboral.

“Haber realizado su doctorado en Uruguay favorece la satisfacción de las mujeres con su salario”, indicó la investigación.

DIFERENTES OPORTUNIDADES

"Discriminación de género"

“Nuestros hallazgos están en línea con estudios previos que sugieren que las mujeres podrían estar enfrentando diferentes oportunidades de ascenso que los hombres y que hay discriminación de género”, concluyó.

El campo del conocimiento de hombres y mujeres con doctorados también incidió en la satisfacción de cada género.

“Las mujeres en las ciencias naturales están más satisfechas con su responsabilidad, aquellos en ingeniería y tecnología reportaron mayor satisfacción con las condiciones laborales, responsabilidad y medio ambiente. Los hombres en humanidades están más satisfechos con el salario. Mientras que mujeres y hombres en ciencias sociales e ingeniería y tecnología reportan más satisfacción en infraestructura”, explicó el estudio.

Por último, la investigación del Iecon encontró que las mujeres indicaron estar más satisfechas con los beneficios, el salario, las condiciones laborales y el estatus social cuando su jornada laboral era mayor.

En el caso de los hombres se registró lo contrario, dado que aquellos que trabajan más horas informaron menor satisfacción laboral general, así como también en relación con la infraestructura y los beneficios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados