FED

El “precio del billete verde” seguirá “barato”

La Reserva Federal mantuvo ayer sin cambios las tasas de interés en 0%-0,25%, a pesar del repunte de la inflación,  que en junio se situó en el 5,4%, la mayor en 13 años.

Sede de la FED de Chicago
Sede de la FED en Chicago.

La Reserva Federal (Fed, el banco central) de Estados Unidos mantuvo ayer sin cambios las tasas de interés en 0%-0,25%, a pesar del repunte de la inflación, que en junio se situó en el 5,4%, la mayor en 13 años.

El banco central estadounidense dejó así el tipo de referencia en el nivel en el que ha estado desde marzo de 2020, cuando implementó dos bajadas de los tipos por los efectos de la pandemia de COVID-19 en la economía de EE.UU.

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, en un comunicado al término de su encuentro de dos días, dijo que la actividad económica y el empleo continúan fortaleciéndose, pero los sectores más afectados “no se han recuperado completamente”.

Como en sus últimas intervenciones, el banco central reconoció que la inflación en EE.UU. se ha incrementado, pero insistió en que predominan los “factores transitorios” y por ello continuará con una política acomodaticia para dar apoyo a la economía y favorecer el flujo de crédito a hogares y empresas. “El camino de la economía sigue dependiendo del curso del virus. El progreso en las vacunaciones probablemente seguirá reduciendo los efectos de la crisis de salud pública en la economía, pero permanecen los riesgos para las previsiones económicas”, agregó.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo en una rueda de prensa posterior que el “progreso sustancial” que busca para dar un giro en política monetaria está aún lejos y que seguirá aplicando una política acomodaticia hasta que se cumplan sus objetivos de pleno empleo y estabilidad de precios.

Sin pronunciarse sobre una cifra de máximo empleo deseada, sostuvo que la institución quiere ver “números fuertes de trabajos” y que maneja datos por grupos de edad, participación en el mercado y salarios para formar la panorámica necesaria para sus políticas.

La Fed ha decidido mantener su programa de bonos del Tesoro del país por US$ 80.000 millones y activos respaldados por hipotecas en US$ 40.000 millones, una “herramienta crítica” para dar apoyo a la economía sobre la que dijo que se está evaluando su “ajuste” de cara al cumplimiento de su mandato.

En la reunión del mes pasado, los miembros del FOMC discutieron por primera vez “cuándo sería apropiado comenzar a hablar” de una posible reducción en ese programa, según reveló entonces su presidente.

“En las próximas reuniones, el Comité volverá a evaluar el progreso de la economía hacia nuestras metas, y el calendario de cualquier cambio en el ritmo de nuestras compras de activos dependerá de los datos que lleguen. Como hemos dicho, daremos un aviso previo antes de hacer cambios”, explicó ayer Powell. (Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados