ENDEUDAMIENTO

¿A cuánto llega la deuda pública uruguaya y en qué monedas está?

La deuda neta del sector público global cae levemente, 1,1% respecto al cierre del 2020, mientras que en comparación con fin de marzo de 2020 aumenta 15,93%.

El BCU se encarga de gestionar las reservas (no solo propias, también las del gobierno). Foto: Archivo El País.
Fachada del Banco Central del Uruguay. Foto: Archivo El País.

La deuda pública neta alcanzó a US$ 19.353 millones en el primer trimestre de 2021, según información publicada ayer por el Banco Central (BCU). Como consecuencia, el endeudamiento neto del sector público (definido como la deuda bruta menos los activos de reserva) representaba a fin de marzo un 36,16% del Producto Interno Bruto (PIB).

La deuda neta del sector público global cae levemente, 1,1% respecto al cierre del 2020, mientras que en comparación con fin de marzo de 2020 aumenta 15,93%.

Según se desprende del informe publicado por el BCU, la caída de la deuda neta en el trimestre se dio por una caída en la deuda bruta y pese a que también bajaron las reservas. La deuda bruta era US$ 39.384 millones a fin de marzo pasado, lo que representa un descenso respecto al trimestre anterior de un 1,25% y los activos de reserva del sector público global disminuyeron 1,39%. Respecto a fin de marzo de 2020, la deuda bruta aumenta un 9,59% y los activos netos 4,08%.

La deuda bruta a marzo representaba un 73,6% del PIB, mientras que al cierre del 2020 era 74,5% del PIB.

Al analizar la deuda bruta por tipo de moneda se da una caída en todas las divisas consideradas al comparar fin de marzo pasado con el cierre de 2020. La deuda en dólares presentó una caída de 1,2% y en moneda nacional de 0,7%. Las caídas más significativas se dieron en la deuda bruta denominada en euros, que bajó un 14% y en yenes que se redujo 7,4%.

A fin de marzo pasado, el 50% de la deuda estaba en moneda nacional (pesos y Unidades Indexadas a la inflación principalmente), el 45% en dólares, el 3% en yenes y el 2% en otras monedas.

Al analizar la residencia de los acreedores, la deuda se divide casi en partes iguales entre no residentes (52,9%) y residentes (47,1%).

En tanto, por plazo contractual, la mayor parte de la deuda tenía un vencimiento mayor a cinco años (58%) a fin de marzo. El 22% de la deuda vencía en más de un año, pero en menos de cinco años, mientras que el 20% restantes vencía en un año o menos a fin de marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados