TALENTOS

Empleo de alta calidad cuando más se necesita

La alianza Ford Motors-Nordex prosigue con la incorporación de personal para varias posiciones, con un común denominador: empleo de alta especialización.

Foto: El País
Foto: El País

El retorno de una icónica firma global, la solidez de una compañía líder en Uruguay y las capacidades técnicas y humanas de la mano de obra local. La combinación que viabiliza un proyecto de gran envergadura en una coyuntura donde generar inversión y empleo es absolutamente primordial para Uruguay.

La emblemática y centenaria automotriz estadounidense Ford retornó al país después de 35 años y, en conjunto con la pionera en el segmento en lo local, Nordex, proyectaron la puesta en marcha de una nueva planta de ensamblado para producir vehículos con destino al mercado sudamericano.
Esta alianza estratégica supone una inversión de 50 millones de dólares y demanda la creación de 200 empleos directos de calidad, en un sector que requiere de alta especialización.

“En un contexto donde es crítico poder recuperar el empleo, este proyecto es de gran relevancia para nuestro país, ya que se trata de empleos de calidad para trabajar en la nueva planta que construimos especialmente para este proyecto”, destacó Luis Radmilovich, Director de Recursos Humanos de Nordex.

Posición de líder

Así como a inicios del pasado siglo fue Ford la compañía que generó la disrupción en el mundo industrial poniendo en marcha los procesos de producción en masa, hoy se respalda en Nordex para el desarrollo de una planta de alta tecnología en la que comenzarán a producir en breve.

El nuevo proyecto cristaliza con la planta, que ya está finalizada y operativa; un área de 20.000 metros cuadrados destinado específicamente para albergar el proyecto conjunto con Ford, para el cual también hubo que acondicionar otras áreas ya existentes de la compañía, en función del nuevo producto.

Desde mayo, se está realizando el armado de las primeras unidades, que son prototipos, lo que permite conocer el producto y por lo tanto capacitar al personal en el armado de las unidades.

Esta nueva alianza con Ford Motor Company, pone en marcha la producción
de vehículos comerciales Ford Transit en dos versiones —furgón y bus—, con destino a los países de la región. La serie de producción comienza los primeros días de este mes de agosto; la cantidad de unidades fabricadas irá incrementándose de manera gradual, hasta llegar a noviembre con un total de 30 unidades por día fabricadas.

La automotriz nacional con más de medio siglo de trayectoria, propietaria de la única planta en Uruguay para el proceso de ensamblado completo, cuenta en su historial con la fabricación de vehículos de distinto origen, marcas y modelos, junto con compañías como Renault, Peugeot, Citroen, KIA, entre otras.

Historia en tres etapas

Nordex inicia la producción y el armado de vehículos en 1962 y hasta mediados de los años noventa, vive su primera época, muy artesanal, dedicada al mercado interno, recuerda Luis Radmilovich, director de Recursos Humanos de la firma.

En esa época se inicia una segunda etapa para la compañía, en la cual ocurre la transformación de cara al mercado externo. Esa presencia fuera de frontera se da con dos modelos de Renault, Twingo y Express, generando volúmenes récord para Uruguay en la producción de un mismo modelo. Esa alianza permitió también adquirir la formación necesaria para producir en condiciones competitivas, no solo en cantidad, sino también en calidad.

La última etapa comienza en 2017, con la producción de Citroën Jumpy y Peugeot Expert, ya con una fuerte presencia de procesos de alta tecnología. Surgieron desafíos importantes para alcanzar niveles de excelencia que impusieron la necesidad de nuevas inversiones; el desembarco del empresario Manuel Antelo en la firma nos permitió estar a la altura de las exigencias, con una transición exitosa que enriqueció culturalmente a la compañía. Mantener la motivación del equipo de trabajo de Nordex fue una meta cumplida, ante proyectos exigentes y que hoy nos vuelven a desafiar.

Hoy, la alianza con Ford y la nueva planta “permiten contar con procesos robotizados imprescindibles para lograr la calidad requerida y ser competitivos”, destaca Radmilovich. Pero lo importante de este proceso de incorporación de la robótica “es que se cumple sin afectar las fuentes de trabajo, ya que en un proceso de reconversión a otras funciones podemos mantener a nuestros colaboradores, más allá de los cambios tecnológicos”, subrayó.

Pero la historia no termina aquí. Nordex trabaja actualmente en el desarrollo de un nuevo proyecto —aún bajo reserva— con una marca de renombre, que implica el proceso completo de fabricación (soldadura, pintura y ensamblado), el cual tiene previsto el lanzamiento de las primeras unidades a principios del 2022.

El factor humano

En la actualidad, en Nordex trabajan 500 personas, de las cuales el 50% se incorporaron en los últimos 6 meses. “Y necesitamos más —afirma Radmilovich—, por eso invitamos a postularse a todos los que lo deseen, en un proceso de incorporación que nos tiene muy entusiasmados”.

El llamado para las primeras 120 vacantes se lanzó recientemente y ya se han cubierto muchas de las posiciones. “Estamos en la búsqueda de personas que tengan un gusto por el rubro automotor, con ganas de aprender. Que tengan afán de superación y sobre todo, los valores de compromiso, respeto, honestidad y el interés de formar parte de un equipo que se basa en el trabajo colectivo y el compromiso con la organización”.

Destaca el Director de Recursos Humanos de Nordex que, en la medida en que vayan siendo incorporados, “los nuevos colaboradores tendrán la posibilidad de formarse en un área de capacitación previa al ingreso, donde se pondrán al tanto de los distintos procesos de producción, una introducción al área industrial del mundo automotor, que es apasionante”.

El proceso de reclutamiento, evaluación y selección de personal está siendo realizado a través de dos consultoras especializadas en capital humano: ManpowerGroup y Cretum, las que ya han colaborado con Nordex en proyectos anteriores.

Tiempos difíciles

Este proyecto llega al país en un contexto donde la recuperación del empleo es el tema más importante en la agenda política del país, destaca Fernando Aldabalde, de ManpowerGroup.

Añade que “es importante traer inversiones de este nivel, pero fundamentalmente, poder generar empleos que requieren de especialización, donde el talento uruguayo tiene la posibilidad de encontrar una ocupación acorde a su capacidad”

Aldabalde sostuvo que la aceleración de nuevas tendencias en el mercado de trabajo a partir de la pandemia, como la transformación digital o la robotización, se llevó muchos puestos de trabajo. “Varios sectores quedaron muy dañados y actualmente hay mucha gente que está buscando empleo y no lo consigue. Y esta fragilidad del mercado de trabajo está generando nuevas tensiones, sobre todo en lo que respecta a las habilidades que necesitan nuestros trabajadores”, precisó.

En ese sentido, considera importante “invertir en forma permanente en la recapacitación”, y en ese escenario, afirma Aldabalde, “cobran valor dos conceptos clave en la actualidad: el upskilling y reskilling”.

“Hablamos de upskilling cuando nos referimos a la adquisición de nuevas habilidades para desempeñarnos en el puesto actual; en cambio, nos referimos a reskilling si se trata de adquirir nuevas habilidades pero para un puesto nuevo, algo que supone una reconversión laboral”.

Para el proyecto de Nordex, la selección apunta a colaboradores que tengan un buen mix entre las denominadas habilidades duras y blandas. “Buscamos buenos técnicos, pero que además cuenten con otras características fundamentales en la actualidad: gente que tenga ganas, que tenga la actitud correcta, capacidad de aprender y desaprender”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados