ATAQUE EN BRUSELAS. ¿CAMBIO DE ESTRATEGIA?

La Yihad busca la globalización

Los ataques en Bruselas mientras pierden terreno en el eje Siria-Irak muestran un cambio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El golpe en Bélgica revela una línea estratégica deliberada del EI. Foto: Reuters

El ataque a Bruselas de esta semana escribió otra página de la estrategia de Estado Islámico hacia Occidente y, en particular hacia Europa. Estrategia que en la óptica de analistas todavía es objeto de especulaciones. Pero en los hechos va dibujando una extendida red que opera en dos de los países europeos que han aportado la mayor cantidad de combatientes al llamado "califato" que ha desplegado su domino entre los convulsos Siria e Irak. Tres meses y medio después de los ataques en París un grupo en apariencia reducido vuelve a cometer una masacre cuidadosamente planeada.

El ataque está lejos de ser uno específicamente dirigido a la capital belga. Bruselas es la sede de la Comisión Europea —la estación del metro de Maalbek está a sólo unos metros de la sede europea—, pero también de la OTAN, y de varias agencias internacionales, tanto como del propio gobierno belga.

También reside en Bruselas una de las mayores comunidades musulmanas de Europa. El barrio de Molenbeek tiene una población de algo más de 90.000 habitantes, el 80% de ellos son musulmanes. Allí fue capturado uno de los hombres más buscados tras los ataques a París el año pasado: Salah Abdeslam. Los investigadores hallaron rastros de otros yihadistas buscados.

Las intensas operaciones antiterroristas en curso han encontrado indicios de la actividad yihadistas en diversos puntos. Uno de los atacantes suicidas, Najim Laachraoui, dejó huellas en un apartamento de Bruselas donde los investigadores creen que se fabricó una de las bombas.

Un experto en terrorismo citado por BBC Mundo indica cómo empezaron a actuar los integrantes de Estado Islámico tres los sucesos de París. Después de los ataques de París, el experto estadounidense en la lucha antiterrorista Clint Watts escribió "la teoría del iceberg de los complot terroristas". El experto señala que por cada atacante, hay habitualmente varios ayudando a trazar el plan pero lo que se ve es sólo la punta del iceberg.

Watts considera que los ataques de Bruselas son los efectos colaterales de los ataques de París. Lo que no está claro es si aquellos que han huído planean más derramamiento de sangre.

A medida que los servicios de inteligencia y policiales recopilan más información, aumenta la certeza de que estos grupos darán nuevos golpes.

Cambios.

El combate contra el Estado Islámico ex ISIS en los territorios ocupados en Siria e Irak, que denominan su "califato", ha ocasionado grandes reveses a los yihadistas desde 2015.

EE.UU., al frente de la coalición internacional, ha infligido enormes bajas y pérdidas, como lo fue esta misma semana la eliminación del hombre más fuerte de la organización, Abdel Rahman Mustafa al Qaduli.

Al Qaduli, además de manejar las finanzas del EI —provenientes del contrabando de combustible y los secuestros—, era el responsable de las operaciones en el exterior lo cual lo liga con los ataques en Europa.

También esta semana el grupo perdió uno de sus bastiones la histórica ciudad de Palmira, en Siria, donde el ejército leal a Bashar al Asad, respaldado por Hezbolá y la aviación rusa, logró recuperarla. Dos reveses importantes, tras ser acorralados en Al Raqqa hace un mes. Sobre todo luego que el año pasado la consultora en seguridad IHS había estimado que el "califato" había perdido el 15% de su territorio.

De hecho, algunos expertos señalan que esta podría ser la respuesta a los aparentes cambios de estrategia del grupo yihadista.

Aunque, el hecho que diferenció al grupo de su matriz Al Qaeda fue, precisamente, el del dominio territorial desde el que extender el califato hacia Occidente.

Demostración.

Para el sociólogo y politólogo Luis Fleischman, del Center for Security Policy con sede en Washington DC, estas acciones pueden revelar una demostración de fuerza en un momento de debilidad.

"Aunque suene paradójico, yo creo que los ataques de ISIS en Bruselas reflejan el hecho de que están perdiendo territorio y poder en Iraq y Siria. Los ataques terroristas son un llamado a los jihadistas actuales y potenciales a seguir la lucha. Es como decirles, vean lo que somos capaces de hacer. Estamos más fuertes que nunca. No estamos perdiendo", dijo Fleischman a El País.

La eliminacion de Al Qaludi, también conocido como Haj Imman, no supondría en principio un peligro para la existencia de la organización, según el experto. "Hemos visto muchas organizaciones terroristas que perdieron a sus máximos líderes y mantuvieron continuidad, como Hamas, Al Qaeda, y otros. La derrota de un grupo así debe ser militar y tiene que ser una derrota total. ISIS esta teniendo derrotas en Irak y Siria y eso es importante pero insuficiente", opinó.

En este contexto Europa tendría pocas alternativas más que enfrentarse al grupo yihadista con una estrategia militar más abierta. "Si las autoridades Belgas o Europeas dejan de combatir a ISIS se mostraran más débiles y la debilidad provoca más violencia de la misma manera que un chico débil es abusado por sus compañeros precisamente porque es vulnerable. La respuesta Europea tiene que ser legal y ordenada pero a la vez determinada, fuerte e inquebrantable", opinó.

El atentado de Irak como represalia

La localidad iraquí de Al Asriya enterró ayer a las víctimas del atentado del viernes durante un partido de fútbol, un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) que dejó 32 muertos, muchos de ellos menores que disputaban un torneo juvenil.

El autor, que según la fotografía difundida por el grupo EI, era un adolescente también, que se acercó a la multitud en el momento en que el alcalde de la localidad, ubicada a 40 kilómetros al sur de Bagdad, entregaba los trofeos tras el partido.

"Hay 32 muertos y 84 heridos, 12 de ellos en estado crítico", indicó un responsable de sanidad de la provincia de Babilonia. "De los fallecidos, 17 son chicos de entre 10 y 16 años", añadió. Iskandariya forma parte de una área mixta al sur de Bagdad donde conviven comunidades chiitas y sunitas, conocida como "el triángulo de la muerte", por la violencia que azotó a la zona en la última década. En la contraofensiva lanzada por el gobierno contra el EI, recuperar esta zona era una prioridad. Al mismo tiempo, el atentado por obra de un "lobo solitario" ocurrió tras el ataque en Bruselas, con lo que parece articularse con el combate en el terreno.

Muerte de guardia de planta nuclear

Un guardia de seguridad en una central nuclear en Charleroi, a 50 kilómetros de Bruselas, fue asesinado, lo que desató ciertos resquemores en un país sensibilizado por los atentados terroristas, aunque la Fiscalía desvinculó el crimen de los ataques. La Fiscalía negó que el asesinato de un guardia de Charleroi esté relacionado con los atentados cometidos en Bruselas, reportó la cadena pública VTM.

La misma fuente desmintió que la tarjeta de ingreso a la central haya desparecido, como se reportó en un principio, y aseguró que el guardia fue asesinado en su domicilio. Los investigadores de los ataques estiman que una central nuclear pudo estar entre sus objetivos. ANSA

Turquía teme atentados por el día de pascuas

Las autoridades de Turquía aumentarán durante la Pascua la vigilancia de iglesias, sinagogas y otros lugares de culto, ante la posibilidad de que las redes yihadistas turcas cometan atentados. Según informó la policía, se destinarán mayores recursos de vigilancia a los lugares donde pueda haber concentraciones de personas no musulmanas, no sólo iglesias y sinagogas, sino también consulados y embajadas. Las autoridades temen que seguidores del llamado Estado Islámico (Dáesh, en su acrónimo en árabe) puedan elegir este tipo de objetivos. La vigilancia se incrementará también en mezquitas utilizadas por la minoría chií y los templos de los alevíes, una confesión monoteísta. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados