ESPIONAJE INFORMÁTICO

WikiLeaks cumple 10 años y amenaza con complicar las elecciones en EE.UU.

Assange promete un documento importante por semana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sarah Harrison es una periodista británica y editora de WikiLeaks. Foto: AFP

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo ayer martes que su organización publicaría cerca de un millón de documentos relacionados con tres gobiernos y con las elecciones en Estados Unidos en las próximas semanas, pero negó que esta medida buscara perjudicar a Hillary Clinton.

Assange, quien habló en una comunicación de video, dijo que los documentos serían difundidos antes de fin de año, publicando una primera parte la próxima semana.

El fundador de WikiLeaks, quien permanece en la embajada de Ecuador en Londres donde buscó refugio en 2012 para evitar una posible extradición a Suecia, dijo que el material relacionado con la elección era "significativo" y saldría a la luz antes de los comicios presidenciales del 8 de noviembre.

Assange criticó a Clinton, la candidata presidencial demócrata, por demonizar el trabajo del grupo WikiLeaks después de una serie de publicaciones vinculadas con el Comité Nacional Demócrata antes de la convención del partido este verano boreal.

Pero negó que la difusión de los documentos relacionados con la elección estadounidense busque perjudicar a Clinton.

"El material que WikiLeaks va a publicar antes de fin de año es de (...) un momento muy significativo en diferentes direcciones, que afecta a tres poderosas organizaciones en tres estados diferentes al igual que (...) el proceso electoral de Estados Unidos", dijo Assange en un evento para conmemorar el décimo aniversario del grupo.

El periodista y activista australiano también rechazó simpatías por Donald Trump. Al ser consultado sobre si tiene una "afinidad" personal con el candidato republicano, respondió, con una sonrisa, que la tiene "con todos los seres humanos".

Clinton y Trump, a su juicio, están "atormentados por sus propias ambiciones de manera diferente", y ubicó así en un mismo plano a los candidatos a suceder a Barack Obama.

Agregó que el material estará enfocado en la guerra, armas, petróleo, vigilancia masiva, el gigante de la tecnología Google y la elección estadounidense, pero se negó a dar más detalles.

Assange también mencionó cambios en la forma en que WikiLeaks se organiza y financia y dijo que el grupo pronto se abriría a membresías. Añadió que la organización busca expandir sus vínculos mediáticos más allá de los 100 medios con los que actualmente trabaja.

Exilio ecuatoriano.

Mientras WikiLeaks celebra su 10º aniversario, Assange sigue encerrado en la embajada de Ecuador en Londres, donde lleva más de cuatro años tratando de evitar que lo extraditen a Suecia. Para sus seguidores, el caso de este australiano alto y pálido, llegado del mundo de la piratería informática, simboliza un combate más amplio, el de los activistas tecnológicos contra los excesos de los gobiernos poderosos.

Suecia le reclama para responder a una denuncia de violación, pero Assange, de 45 años, y sus seguidores, creen que es una estratagema para extraditarlo a Estados Unidos, donde lo esperaría un juicio por difusión de secretos oficiales.

Assange ha comparado la vida en la embajada —una residencia sombría sin más espacio exterior que algunos balcones, cerca de los grandes almacenes de lujo Harrods— a vivir en una estación espacial.

Rara vez sale al balcón, alegando motivos de seguridad, pero participa frecuentemente en videoconferencias.

Su radical programa antisecretos de Estado ha dividido a la opinión pública entre quienes lo saludan como a un héroe y quienes creen que puede poner vidas en peligro, y que los gobiernos deben contar con cierto grado de privacidad para proteger a sus ciudadanos.

Irónicamente, Assange no revela mucho sobre sí mismo.

Nacido el 3 de julio de 1971 en Townsville, en el estado australiano de Queensland, Assange afirma haber vivido como un nómada cuando era niño y haber estudiado en 37 escuelas.

Viviendo en Melbourne en los años 1980 y 1990, un Assange adolescente descubrió su talento para la piratería informática. Pero pronto fue acusado de 30 delitos, entre ellos el de haber penetrado presuntamente en ordenadores de la policía y el ejército de Estados Unidos.

Assange admitió los cargos y quedó libre tras pagar una multa. Tras fundar WikiLeaks en 2006, empezó a mudarse constantemente, cambiando con frecuencia su número de teléfono. WikiLeaks se fundó sobre un simple concepto: un buzón informático seguro en el que confidentes de todo el mundo podrían transmitir secretos oficiales sin miedo a ser descubiertos.

Trump busca respuestas en internet

"¿Debería Trump atacar a Hillary Clinton por ser una política de toda la vida sin experiencia en la creación de empleos?", es una de las 30 preguntas subidas a internet por el equipo de Donald Trump antes del segundo debate entre los candidatos a la Casa Blanca el domingo 9. El candidato republicano tuvo notables lagunas durante su primer duelo con Clinton, el 26 de septiembre. Olvidó atacar a la demócrata por el caso de los mensajes electrónicos a través de un servidor privado cuando era secretaria de Estado, por la Fundación Clinton y por el ataque al consulado en Bengasi, Libia, en 2012.

"¿Debió Trump hacer referencia a los conflictos de interés de la Fundación Clinton?", pregunta la encuesta, que enumera todos los eslóganes y propuestas del candidato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)