CAMPAÑA PRESIDENCIAL

Washington se blinda y crece la tensión en EE.UU. ante una definición electoral pareja

Las zonas adyacentes a la Casa Blanca, en pleno corazón de la capital estadounidense, parecían en construcción entre tablas, andamios y obreros trabajando.

Comercios y empresas en el centro de Washington colocan placas de madera en sus fachadas para protegerlas ante posibles manifestaciones violentas. Foto: Reuters
Comercios y empresas en el centro de Washington colocan placas de madera en sus fachadas para protegerlas ante posibles manifestaciones violentas. Foto: Reuters

Washington, la capital de Estados Unidos, tenía ayer viernes el aspecto de las ciudades que se preparan para soportar grandes movilizaciones que pueden terminar en incidentes. Las fachadas de comercios y empresas se cubrieron con tablones de madera, a la espera de la jornada electoral del próximo martes, inédita por la crispación que la rodea.

Las zonas adyacentes a la Casa Blanca, en pleno corazón de Washington, parecían en construcción entre tablas, andamios y obreros trabajando. El zumbido de sierras y taladros, así como el golpeteo de martillos quebraban la tranquilidad de una ciudad con menos actividad por la pandemia y que exhibe aún los vestigios de las manifestaciones contra el racismo que estallaron en julio y se extendieron durante varias semanas.

La colocación de láminas sobre puertas y ventanas de restaurantes, hoteles y distintos comercios en el centro de Washington continuará durante todo el fin de semana y quizás el lunes.

Medios locales han indicado que el Servicio de Parques Nacionales ha autorizado una serie de concentraciones y movilizaciones en Washington a partir del domingo, varias de las cuales tendrán lugar en las cercanías de la Casa Blanca.

En otras ciudades, como Nueva York, en donde los ataques contra comercios durante las protestas raciales afectaron a firmas en Manhattan, y Chicago, la Policía ha diseñado planes en caso de que las protestas se tornen violentas.

Y hasta la zona de Rodeo Drive, en la glamurosa Beverly Hills, se cerrará al tráfico de automóviles y peatones el día de las elecciones y el siguiente ante posibles manifestaciones.

Conquista del oeste.

El presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden hicieron campaña ayer viernes en estados claves del Medio Oeste.

Trump celebró un mitin en Michigan antes de ir a Wisconsin y Minnesota. Biden visitó Iowa previo a dirigirse a Wisconsin y Minnesota en su día de campaña más activo hasta ahora.

“Un voto por mí es para mantener y crear trabajos”, dijo Trump en Detroit, advirtiendo a trabajadores de la industria automovilística que las políticas de Biden amenazarían sus puestos laborales.

La gente sigue votando a buen ritmo por adelantado. Foto: AFP
La gente sigue votando a buen ritmo por adelantado. Foto: AFP

En Iowa, donde las encuestas lo muestran compitiendo codo a codo con Trump, Biden dijo que el fracaso del presidente para contener la pandemia había costado vidas y puesto a la economía en una espiral descendente. “Uno de cada seis negocios está ahora en quiebra”, dijo Biden en un autocine en Des Moines, Iowa.

El énfasis en la parte superior del Medio Oeste subrayó la importancia de la región en la carrera electoral. Michigan y Wisconsin fueron dos de los tres estados con un fuerte arraigo demócrata que, junto con Pensilvania, favorecieron a Trump en 2016.

Minnesota, que no ha votado por un candidato presidencial republicano desde 1972, es uno de los pocos estados demócratas que Trump está tratando de conquistar este año.

La pandemia, así como un extraordinario nivel de entusiasmo, han hecho que un número sin precedentes de estadounidenses vote de forma anticipada. Ya se han emitido más de 85 millones de votos por correo o en persona, muy por encima de la mitad del total de sufragios de 2016, según el Proyecto de Elecciones en Estados Unidos de la Universidad de Florida.

La gran cantidad de votos por correo hace probable que el ganador en varios estados, incluidos los “pendulares” como Pensilvania y Wisconsin, no esté claro el mismo martes por la noche, y las autoridades electorales esperan que el recuento tarde días.

Los datos del voto anticipado muestran que son muchos más demócratas los que han votado por correo, mientras que se espera que los republicanos acudan en un mayor número el mismo martes.

Florida, cada vez más peleado

La diferencia en la intención de voto entre Donald Trump y Joe Biden es mínima en el estado de Florida, como lo demuestran los dos puntos a favor del republicano que le concede un sondeo difundido ayer viernes, dentro del margen de error. De acuerdo con una encuesta del grupo Trafalgar, en este estado del sur, que con sus 29 votos en el Colegio Electoral es clave para ganar las elecciones, Trump registra 47,8% de intención de voto, mientras que Biden suma el 45,7%, no obstante el margen de error del sondeo es de 2,8%.

Los datos del estudio del Grupo Trafalgar, al que algunos medios señalan de tendencia conservadora, contrastan con otra encuesta de la Universidad de Quinnipiac, que en Florida otorga a Biden una diferencia de 3 puntos porcentuales (45% sobre 42%). El sondeo de Quinnipiac, dado a conocer el jueves, refleja sin embargo que se ha reducido la ventaja de dos dígitos que ostentaba Biden a comienzos de mes en otra encuesta hecha por esa universidad. Según el promedio de encuestas del sitio especializado Real Clear Politics, en Florida el demócrata tiene 1,2% de ventaja sobre Trump, mientras que a nivel nacional se amplía hasta los 7,8 puntos porcentuales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados