RETORNO 

Vuelta a clases en la Unión Europea sin repunte de contagios

En 22 países del bloque ya se retomaron algunos cursos.

Dinamarca: este país ya dio por superada la pandemia; igual las clases presenciales se dan manteniendo la distancia entre alumnos. Foto: AFP
Dinamarca: este país ya dio por superada la pandemia; igual las clases presenciales se dan manteniendo la distancia entre alumnos. Foto: AFP

En los países miembros de la Unión Europea donde comenzaron a abrirse gradualmente las guarderías, colegios y universidades como medida de desescalada de los confinamientos no han informado sobre un incremento significativo en las infecciones de COVID-19, según informó ayer lunes el Consejo de la UE.

“No ha habido ningún incremento significativo o impacto negativo en los países que han abierto los colegios en el último mes”, declaró en rueda de prensa la ministra de Educación de Croacia, Blazenka Divjak, cuyo país desempeña este semestre la presidencia temporal del Consejo de la UE, tras una videconferencia de titulares europeos de Educación.

La ministra croata indicó que en la reunión, celebrada a puerta cerrada, no se escuchó “nada negativo”, pero subrayó que “probablemente es muy pronto para sacar conclusiones” y dijo que los Estados miembros donde los alumnos han vuelto a las aulas han “enfatizado” que han aplicado sistemas con “grupos más pequeños”.

Un total de 22 de los 27 países de la UE han abierto de una forma u otra guarderías, colegios o universidades, de los que 17 han abierto sólo las guarderías y los primeros cursos de primaria.

España ha empezado a abrir algunos centros educativos para desinfectarlos, si bien no se contempla la apertura de las aulas hasta que se alcance la fase 2 de la desescalada, a partir del 25 de mayo, cuando de forma voluntaria acudirán a clase los alumnos de cuarto de la ESO, segundo de Bachillerato para ultimar la EBAU y segundo de Formación Profesional.

“Muchos Estados miembros han dicho que deberíamos poner más inversión en la digitalización de las aulas”, entre otros puntos como atención psicológica y emocional a los estudiantes, agregó como moderadora de la reunión la ministra croata, quien recordó que la Educación es competencia de los Estados miembros y no de las instituciones comunitarias.

El caso francés

En Francia, solo tuvieron que volver a cerrar 70 escuelas de primaria de las más de 40.000 reabiertas en la primera semana de desescalada por la detección de casos de coronavirus, informó ayer lunes el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, que insistió en que “es un porcentaje muy bajo”.

Los cierres se han decidido porque “hay un protocolo sanitario estricto” y esa posibilidad ya estaba contemplada, dijo el ministro durante una visita a uno de los colegios de secundaria que volvieron a recibir alumnos ayer lunes en el departamento de Eure, en el norte de Francia. Solo en la ciudad de Sens, en el centro del país, se cerraron 25 escuelas porque hubo “un caso de COVID-19” en un adulto.

El ministro dijo que a veces se les reprocha ser demasiado prudentes y en otras no serlo suficientemente: “Estamos muy atentos a que haya el menor riesgo posible”.

Ayer lunes volvieron a los colegios franceses 185.000 estudiantes de dos niveles de secundaria en los departamentos que se encuentran en verde, es decir, en una situación epidémica menos comprometida.

Blanquer dijo esperar que las condiciones sanitarias permitirán “ir más lejos” y dar también clase antes del verano europeo (julio-agosto) a estudiantes de esos mismos niveles en los departamentos en rojo, que cubren cuatro regiones del norte y del noreste, incluida la de París.

Eso se determinará a finales de mes, en función de las condiciones sanitarias en ese momento. También entonces se tomará una decisión sobre el eventual retorno de los estudiantes de los liceos.

En Francia, los alumnos de secundaria, a diferencia de los de primaria, tienen que llevar mascarilla en clase y solo se la pueden quitar para comer.

En primaria, únicamente un 30% de los alumnos han vuelto a tener clases presenciales, mientras que el 70% continúan siguiendo los cursos a distancia, como durante el periodo de confinamiento, que en Francia se está levantando progresivamente desde el 11 de mayo.

Abuso sexual

El abuso sexual infantil en internet en la Unión Europea se incrementó durante la pandemia del COVID-19, dijo ayer lunes Europol -la agencia policial del bloque-, advirtiendo que podrían emerger más casos con la reapertura de los colegios y la supervisión de los profesores. El cibercrimen ha aumentado durante la pandemia, que ha obligado a mucha gente a trabajar y comprar por internet. “Lo más preocupante es el incremento los que buscan material de abusos sexuales a menores”, dijo la directora de Europol, Catherine De Bolle, en una audiencia ante el Parlamento Europeo. De Bolle, exjefa de la policía belga, dijo que el alza de las actividades pedófilas fue reportado por las fuerzas de seguridad de los 27 estados de la UE.

Reuters

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados