TRAS ENTREVISTA

Viróloga acusó a China de ocultar datos de COVID-19, pero Universidad de Hong Kong y OMS la desmintieron

En un comunicado emitido después de la entrevista que Li-Meng Yan concedió a la cadena Fox News, la universidad indicó que lo dicho por la viróloga "se asemeja mucho a rumores".

Li-Meng Yan
Li-Meng Yan escapó en abril de Hong Kong. Acusa a China de ocultar detalles importantes sobre el nuevo coronavirus. Foto: captura de video/Fox News

La viróloga Li-Meng Yan, que viajó en abril a Estados Unidos, aseguró que China mintió sobre el coronavirus y que ya en diciembre de 2019 el país sabía sobre la facilidad con la que el COVID-19 se transmite entre humanos, dijo durante una entrevista a la cadena Fox News emitida el viernes. Un día después la Universidad de Hong Kong emitió un comunicado desmintiendo sus dichos.

La institución aseguró que Yan nunca realizó una investigación sobre la transmisión de humano a humano del nuevo coronavirus durante diciembre de 2019 y enero de 2020, tal y como lo había explicado ella durante la entrevista. Además expresó que si bien "respeta la libertad de expresión, así como las opiniones y los diferentes puntos de vista", aseguró que "no concuerda" con lo dicho por la viróloga.

"Observamos que lo que ella dijo durante la entrevista no tiene una base científica y, en cambio, se asemeja mucho a rumores", expresó la institución en el comunicado. "La universidad no trabaja sobre rumores y no haremos más comentarios al respecto", agregó.

La viróloga fue nombrada decenas de veces luego de la entrevista con Fox News en la que la mujer aseguró que el país oriental conocía el peligro que suponía el virus antes de que el 31 de diciembre, cuando informó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) del brote en la región china de Wuhan.

Además, Yan relató que ella comenzó a estudiar el virus en diciembre desde Hong Kong en la universidad -que ahora la desmintió- y estuvo en contacto con otros virólogos que estaban en China continental y tenían más información del virus.

La viróloga aseguró que descubrió que el virus se estaba transmitiendo muy rápido entre personas, algo que todavía se desconocía, e informó de sus hallazgos al doctor Leo Poon, un presunto contratista de la OMS que ocultó su investigación y le pidió que guardara silencio, dejando entrever que podría perder la vida.

"Él me pidió que guardara silencio y que tuviera cuidado. Que no tocara la línea roja, es decir, que no fuera contra los procedimientos del Gobierno de China y que no contradijera sus principios. Si no, me metería en problemas y podría 'desaparecer'", dijo Yan a Fox.

Yan acusó además a la OMS de "corrupción" y complicidad con el Gobierno de China, una hipótesis que el presidente estadounidense Donald Trump ha abanderado desde el inicio de la pandemia.

La OMS negó las acusaciones de la viróloga y dijo a Fox que "mucha gente trabaja para ellos como consultores", pero no tienen datos que acrediten que Yan, como ella afirma, trabajara para un laboratorio de referencia de la organización especializado en virus y pandemias.

Por otra parte, la organización indicó a la cadena Fox, uno de los medios favoritos de Trump, que tampoco tiene en sus archivos datos sobre Poon, el supervisor de Yan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados