LA ESCALADA CONTRA MACRI

La violencia de los piqueteros gana rutas argentinas

Tras controlar a los manifestantes, el gobierno de Macri anunció que los denunciará penalmente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las protestas callejeras ganan terreno contra el gobierno de Macri. Foto: DyN

La Gendarmería Nacional Argentina desalojó ayer de tarde a los manifestantes que cortaban la autopista Buenos Aires-La Plata, en un corte que dejó como saldo varios autos destrozados. Los uniformados avanzaron sobre los manifestantes y hubo enfrentamientos.

La fuerza de seguridad dialogó con algunos representantes de los piqueteros , agrupados en la CTD Aníbal Verón, quienes prometieron retirarse a las tres de la tarde. Pero el desalojo se produjo antes de esa hora.

Ante el avance de la Gendarmería, los piqueteros comenzaron a arrojar piedras y palos, detrás de la cortina de humo que producían las cubiertas quemadas sobre la calzada. Los efectivos respondieron con balas de goma y gases.

Los manifestantes se fueron replegando, mientras llegaban efectivos de Infantería, que también utilizaron postas de goma para desalojar la zona del Acceso Sudeste.

En el piquete, unas horas antes, varios automovilistas sufrieron la rotura de sus vehículos por los ataques a piedrazos de los piqueteros, quienes dijeron que habían sido atropellados por la seguridad.

Uno de los automovilistas que transitaban por el lugar contó al canal TN que los piqueteros no solo agredieron, sino que les robaron a algunos conductores.

"Yo vi cuando destrozaban a piedrazos una camioneta bordó y también cuando saqueaban los autos que quedaban dentro de la manifestación", aseveró otra persona que transitaba por el lugar.

Respuesta.

Tras los destrozos, el gobierno de Mauricio Macri anunció que denunciará a los piqueteros.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó el accionar de la Gendarmería. En su cuenta de Twitter, adelantó que la cartera que maneja avanzará con las denuncias.

"Lo advertimos y lo hicimos. Liberamos la autopista con @gendarmeria. Denunciaremos penalmente a todos los que cometieron delitos", señaló.

Paralelamente a esta situación, Mauricio Macri admitió ayer que "debe preocupar" la tasa de empleo en Argentina que "apenas supera el 40%".

A su vez, criticó que el Gobierno anterior creara 750.000 empleos públicos para "disimular" su "incapacidad" de crecer.

"Hay datos reales de la economía" que "nos tienen que preocupar", como que "la población que efectivamente tiene empleo" en Argentina "apenas supera el 40%" cuando "la mayoría de los países de la región" están por encima "del 50 %", aseguró el mandatario durante la apertura de la Primera Jornada Nacional del Agro en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El mandatario hizo referencia así a los datos difundidos el martes por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que revelaron que en el segundo trimestre de 2016 la tasa de empleo fue del 41,7%, cifra que se calcula sobre el total de la población que reside en aglomerados urbanos del país.

Además, según el informe, el índice de subocupación (personas que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias) se ubicó en el 11,2%.

La tasa de desempleo, que se calcula solo con base en la población ocupada y a la que no lo está pero busca trabajo activamente, creció 3,4 puntos porcentuales desde el tercer trimestre de 2015 hasta ubicarse en el 9,3% al 30 de junio de este año.

Según apuntó ayer el Gobierno argentino en la página web de la Casa Rosada, el aumento de la cifra no se debe a que haya más personas sin trabajo "sino casi exclusivamente a los cambios en la manera de medir, que ahora es más rigurosa y honesta".

"No es que haya más gente desempleada, sino que ahora los contamos a todos (...) Salir de tantos años de populismo no es fácil", afirmó el jefe de Estado argentino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)