REVELACIONES DE LAVA JATO

Vinculan a Lula y OAS en la campaña de Bachelet en Chile

Exdirectivo de la constructora brasileña reveló que aportó 143.000 dólares por una concesión de obra.

Lula y Bachelet. Foto: Presidencia.
El brasileño está en prisión y la chilena es comisionada para los DD.HH. de la ONU. Foto: Presidencia.

En medio de la investigación por el caso Lava Jato, que indaga una amplia red de corrupción entre políticos y contratistas de Brasil, el expresidente de la constructora OAS, Léo Pinheiro, reveló en su declaración judicial que esta empresa financió ilegalmente la campaña de la socialista Michelle Bachelet en 2013, a petición del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

Según reveló ayer lunes el diario Folha de São Paulo, Pinheiro mencionó a Lula como intermediario entre OAS y los gobiernos de Costa Rica y Chile, y de intervenir en otros países como Bolivia y Guinea Ecuatorial.

En el caso de Chile, Pinheiro -quien se encuentra detenido desde 2016- afirmó que OAS estaba tratando de establecerse en 2013, al sumarse al consorcio que buscaba construir un puente en el canal de Chacao, proceso iniciado durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, pero que se concretaría en la administración posterior. Se trataba de un año electoral, donde Bachelet era la favorita para volver a La Moneda, sede del Ejecutivo chileno.

Según el testimonio revelado por Folha, OAS temía perder el contrato con el cambio de gobierno, inquietud que le hicieron ver a Lula. El exmandatario brasileño habló del tema con el expresidente Ricardo Lagos, quien a su vez le habría garantizado que la empresa constructora continuaría con la concesión.

Asimismo, Pinheiro aseguró que Lula le pidió dinero para financiar la campaña de Bachelet, a modo de asegurar la concesión. Es así como, según el empresario, OAS pagó 101,6 millones de pesos (unos 143.000 dólares) “en interés de la campaña de Bachelet”. Dicho monto, indicó, se entregó mediante un contrato ficticio con la compañía Martelli y Asociados una vez finalizada la campaña.

Sin embargo, luego de que estallara el caso Lava Jato en Brasil y se indagara la injerencia de OAS, la empresa constructora se retiró de la concesión en el canal de Chacao.

De acuerdo con Folha, Léo Pinheiro también reveló participaciones de su empresa en otros países, con la intervención de Lula. Ese fue el caso de Bolivia donde, de acuerdo con el exdirectivo, OAS se adjudicó la construcción de una vía entre las ciudades de Potosí y Tarija en 2003 a petición del líder del PT. No se trataba de un proyecto fácil, ya que este había sido iniciado en 2003 por Queiroz Galvão, empresa que estaba en conflicto con el gobierno boliviano, rompiendo el contrato en 2007.

Pinheiro aseguró que Lula le prometió a OAS la obtención de otro contrato en Bolivia como compensación por tomar un proyecto problemático.

Otro caso citado por el expresidente de OAS fue la intervención de Lula en Costa Rica. En 2011, Lula fue contratado por la empresa brasileña, mediante el pago de 200 mil dólares, para una conferencia, y gestionó un encuentro entre Pinheiro y el exjefe de Estado costarricense Óscar Arias. Asimismo, el empresario se reunió con la entonces presidenta Laura Chinchilla para negociar concesiones públicas.

Léo Pinheiro es sindicado como uno de los responsables de OAS en una enorme trama de corrupción que incluye la entrega de un tríplex por parte de la constructora a Lula, hecho por el que el exgobernante fue condenado a 8 años y 10 meses de presidio, pena que está cumpliendo en una dependencia policial de Curitiba.

Sobre las informaciones divulgadas por Folha de São Paulo, la defensa de Lula afirmó ayer lunes “que la mentira negociada es la estrategia de la Lava Jato para promover una persecución política contra el expresidente”.

(En base a El Mercurio/GDA y EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)