EN ALEMANIA

El vice de Merkel insulta a neonazis

El vicecanciller alemán Sigmar Gabriel desató ayer un escándalo al realizar el gesto ofensivo de levantar el dedo medio contra un grupo de neonazis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El vicecanciller Sigmar Gabriel y la canciller Merkel. Foto: AFP

El gesto "Stinkefinger" es ofensivo en Alemania, donde se sanciona con una multa de hasta 4.000 euros si se hace a otros automovilistas mientras se conduce.

A Gabriel se le escapó el viernes pasado en Salzgitter, norte de Alemania, cuando lo cuestionaban extremistas de derecha que luego publicaron el video en Facebook.

Allí se ve al vicecanciller y presidente del SPD afrontado por neonazis que, con rostros cubiertos de máscaras con los colores de la bandera alemana, le gritan "traidor al pueblo".

Gabriel, en la mira de los neonazis por su postura en favor de los migrantes, primero sonríe tenso y luego, dándose vuelta, alza el dedo medio de la mano derecha en señal de desprecio.

El semanario Stern se preguntó si el gesto ayuda o daña políticamente al vice de Merkel y recuerda que hubo otros casos anteriores.

Por su parte el partido, en un e-mail, defendió a su líder recordando que "también los presidentes del SPD son seres humanos" que pueden tener "reacciones emotivas" cuando se ofende a "su persona y también la familia".

Indirectamente se confirma así que Gabriel reaccionó a una frase que se oye en el video: "Tu padre amó a la patria. ¿Y tú qué haces? La destruyes".

El padre de Gabriel, como admitió el vicecanciller, era "un incorregible nazi y negacionista del Holocausto", afirmó Bild en su publicación de ayer.

El caso más conocido en Alemania es el del exinternacional Stefan Effenberg, a quien mostrar el llamado "dedo pestilente" en dirección a la tribuna de público en el Mundial de Fútbol de 1994 le costó la expulsión fulminante y para siempre de la selección nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)