Se levanta la prohibición definitivamente

Vía libre para burlarse de los candidatos en Brasil

La Justicia suspendió una ley que prohibía la sátira en elecciones.

La mayoría de los políticos brasileña tienen una baja popularidad. Foto: AFP
La mayoría de los políticos brasileños tiene una baja popularidad. Foto: AFP

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil anuló ayer jueves una ley que prohibía burlarse de los candidatos antes de las elecciones, a menos de cuatro meses de los comicios presidenciales, legislativos y de gobernadores del 7 de octubre. La ley había sido suspendida por mandato judicial, pero los once magistrados del STF votaron de forma unánime para levantar la prohibición definitivamente.

Según la medida de 2009, satirizar o burlarse de candidatos en radio o televisión sería ilegal durante los tres meses previos a las elecciones. La aplicación de esa ley fue suspendida un año después.

"Quien no quiera ser satirizado que se quede en casa, no se ofrezca para ocupar cargos políticos", dijo el juez Alexandre de Moraes durante el debate de este jueves, calificando la ley de "totalmente inconstitucional".

Parte de la clase política brasileña es bastante impopular luego de un duro período de recesión plagado de escándalos de corrupción.

Durante la dictadura militar brasileña (1964-1985), los periódicos, con una tradición de caricaturas satíricas, fueron severamente controlados por los censores del régimen.

El favorito para ganar las elecciones del 7 de octubre es el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado en abril para cumplir una pena de 12 por corrupción.

Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, está preso en una celda adaptada especialmente para él en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, acusado de recibir un apartamento a modo de soborno de la red de corrupción en la petrolera Petrobras.

Según el PT, Lula, que ayer recibió la visita de José Mujica aprovecha buena parte de su tiempo de reclusión leyendo, para lo cual echa mano de textos que tratan sobre la realidad brasileña y mundial, así como novelas.

Entre los libros que fueron leídos por el exmandatario durante sus primeros 57 días en prisión está en primer lugar La Elite del Retraso - De la Esclavitud a la Lava Jato, donde el sociólogo Jessé Souza explica cómo las desigualdades sociales en Brasil tienen su origen desde la esclavitud y no en la herencia de un estado corrupto.

Homo Deus, un libro en el que su autor, Yuval Noah Harar, mezcla ciencia, historia y filosofía para tratar de explicar quién es el ser humano y para dónde va, y la bella historia de amor que narra el colombiano Gabriel García Márquez en El amor en los tiempos del cólera, una de sus novelas más destacadas, también forman parte de la selección de Lula.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º