LA PRESIÓN DE EE.UU.

Venezuela cada vez más aislada

Estados Unidos y Grupo de Lima promueven la suspensión en la OEA; Uruguay no apoya.

OEA: Jorge Arreaza, canciller de Venezuela y yerno del fallecido expresidente Hugo Chávez, hablando ayer en el plenario de la Asamblea. Foto: AFP
Jorge Arreaza, canciller de Venezuela, en el plenario de la Asamblea. Foto: AFP

Venezuela está cada vez más aislada y bajo fuerte presión para que el régimen de Nicolás Maduro convoque a elecciones sin restricciones y acepte el ingreso de ayuda humanitaria para atender a los afectos por la debacle económica en el país.

Ayer lunes los 14 países del Grupo de Lima y Estados Unidos impulsaron una resolución para iniciar el proceso de suspensión de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Venezuela protagonizó el primer día de la Asamblea General, el foro político más importante de la OEA, que cierra hoy martes en Washington.

Asamblea General de la OEA. Foto: EFE
Asamblea General de la OEA. Foto: EFE

La Asamblea aprobó incluir en su agenda el tema de la "situación en Venezuela", mientras que, entre bambalinas, Estados Unidos y los países del Grupo de Lima consensuaron un proyecto de resolución para iniciar el proceso de suspensión.

La resolución condena las elecciones del 20 de mayo, en las que fue reelegido Maduro, y abre la puerta para convocar una Asamblea General extraordinaria en la que se votaría la suspensión de Venezuela, lo que podría dilatarse en el tiempo. El "Proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela", propone aplicar los mecanismos previstos en la Carta Democrática Interamericana cuando se produzca una "alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático" de un Estado miembro. El punto 10 de este proyecto pide específicamente aplicar lo estipulado en la Carta para "promover la normalización de la institucionalidad democrática".

Se necesitarían los votos de 24 países, es decir, dos tercios de los miembros de la OEA (Cuba no participa desde 1962) para dar luz verde a la medida, después de la aprobación de la resolución. Los impulsores de la iniciativa ya tienen el respaldo de 18 países, a falta de alcanzar los 24. Los países que apoyan la resolución son Jamaica, Bahamas, Barbados, además de Estados Unidos y los 14 miembros del Grupo de Lima. De hecho, esa resolución fue presentada formalmente por Estados Unidos y seis integrantes del Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, México y Perú). Los demás integrantes del Grupo de Lima son Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Guyana y Santa Lucía.

Uruguay no integra este grupo. Tampoco apoya la moción de suspensión de Venezuela de la OEA, dijo anoche el vicecanciller Ariel Bergamino.

Bergamino es partidario de no excluir a Venezuela. Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores
Bergamino es partidario de no excluir a Venezuela. Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores

"Uruguay confirma esto: que la única vía para superar esta situación es crear las condiciones adecuadas, favorables, para un diálogo inclusivo, respetuoso y fructífero entre los venezolanos", planteó el subsecretario.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, exigió durante su intervención ante la Asamblea General la imposición de sanciones y urgió al resto de países de la OEA a suspender a Venezuela para "respaldar sus palabras con acciones" y enviar un "mensaje" sobre democracia al régimen de Maduro.

Venezuela solicitó dejar la OEA en abril de 2017, aunque su salida no se hará efectiva hasta 2019. No obstante, su suspensión tendría un gran contenido simbólico.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, se burló de la iniciativa de Estados Unidos y del Grupo de Lima y la tachó de "ridiculez". "Estamos contando los días para retirarnos de esta organización", aseguró ante la Asamblea General.

"Nos retiramos. Nos vamos. Esas pretensiones, que si expulsión o suspensión, por favor... Nosotros ya nos fuimos", señaló Arreaza al recordar que esta será la última Asamblea General en la que participará su país.

Desde Caracas, Maduro reiteró que se retirará del organismo, tras tildar a la OEA de ser un "ministerio de colonias", al servicio del "imperialismo norteamericano".

Maduro dijo ayer que el día que su país salga de la OEA "vamos a hacer una fiesta nacional, vamos a declarar día festivo para todo el país". Aseguró que la OEA es "la cosa más aburrida" del mundo y "donde más se pierde el tiempo" por estar "secuestrado por el imperialismo norteamericano".

DENUNCIA CONTRA VENEZUELA

Presos políticos

Mientras que en Washington se reunía la OEA, en Caracas una ONG de derechos humanos denunciaba que menos de la mitad de las 80 excarcelaciones realizadas por el régimen venezolano en los últimos días corresponden a presos políticos, y las demás a acusados por delitos comunes.

"Salieron libres 38 presos políticos. Los demás son presos comunes", dijo Gonzalo Himiob, director de Foro Penal, que defiende a opositores encarcelados.

Por su parte, el abogado José Vicente Haro aseguró que varios de los excarcelados cometieron estafa, secuestro y robo, y que también figuran "miembros de colectivos", como llaman a los grupos de civiles armados por el régimen. "Se hizo para abultar la cifra (y mostrarla) ante la comunidad internacional", subrayó Haro, que representa a uno de los liberados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º