Crearon un registro de pacientes crónicos; faltan 6 de cada 10 medicinas

Venezuela raciona el uso de medicamentos por crisis

El gobierno venezolano anunció un sistema gubernamental de control para la entrega de medicamentos a pacientes con males crónicos, iniciativa que genera reservas en el sector farmaceútico en un país donde faltan seis de cada diez fármacos del nomenclador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gobierno de Maduro adopta otra decisión drástica por la crisis. Foto. Reuters

"Vamos a implementar el sistema integral para acceso a los medicamentos (...), comenzamos con tres enfermedades: cardiovasculares, las endócrino metabólicas, y las enfermedades neurológicas, porque son las tres primeras causas de enfermedad y mortalidad", había anunciado el jueves pasado el ministro de Salud venezolano, Henry Ventura.

"Creemos que están equivocados, pensamos que el problema es el abastecimiento y no la distribución", dijo ayer Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela. Este sistema se suma a otras medidas del presidente chavista Nicolás Maduro, como la progresiva instalación de máquinas lectoras de huellas dactilares en supermercados y almacenes privados y estatales para controlar la venta de alimentos básicos.

Venezuela, que tiene las mayores reservas petroleras mundiales, padece hace casi dos años un creciente desabastecimiento de alimentos, medicinas y productos de higiene, crisis que el gobierno atribuye a una "guerra económica" en su contra y la oposición a la corrupción, la ineficiencia estatal y distorsiones económicas.

Racionamiento.

El ministro Ventura aseguró que este sistema "estimula el uso racional del medicamento" y ayudará "en la lucha contra la guerra económica, el bachaqueo (contrabando) y el acaparamiento", a los que el gobierno responsabiliza por la escasez de dos de cada tres produc- tos básicos y una inflación que en 2015 podría llegar a tres dígitos, tras rozar 70% el año pasado.

El esquema contempla que los pacientes se registren ante una farmacia, consignando la respectiva receta médica según su enfermedad, para que posteriormente se les notifique cuando la medicina esté disponible en el mismo establecimiento comercial.

Según el ministro Ventura, a través de este mecanismo se le indicará a las droguerías (empresas de distribución farmacéutica) hacia dónde despachar los productos "según las necesidades del paciente".

El ministro aclaró que, quienes no se hayan inscrito, igualmente podrán comprar las medicinas... si estuviesen disponibles y las encuentran. Pero, remató el funcionario, "será más fácil si se registran".

Ventura, médico de profesión, asumió el Ministerio a mediados de marzo en el marco de una creciente degradación de las condiciones sanitarias venezolanas por la falta de insumos que ha llevado a hospitales públicos y privados, por ejemplo, a tener que suspender regularmente intervenciones quirúrgicas "no urgentes" por la escasez de anestesias.

Otro es el punto de vista del sector gremial farmaceútico, para el cual la deuda contraída con proveedores internacionales es la principal causa de una escasez que afecta al 60 por ciento de las medicinas en Caracas y que llega a siete de cada diez productos en el interior.

"Hay 4.000 millones de dólares acumulados en deudas de medicamentos" importados que se les deben a las empresas proveedoras, dijo Ceballos. A esto se une la caída en 2014 de 25% de las divisas requeridas para la importación de equipos médicos, como gasas o jeringas, y que no fueron asignadas dentro del control de cambios que rige en Venezuela desde 2003.

El directivo de la Federación Farmacéutica también apuntó que se necesita más información sobre el nuevo esquema de entrega de medicinas. "Son muchas las preguntas. Si la persona podrá registrarse en Caracas y comprar en Valencia, por ejemplo. Y también debe haber un stock de medicinas" y no solo lo que indiquen los récipes, aseguró.

Pese a todas las reservas que despierta en el sector farmacéutico este sistema de control en la distribución de medicamentos, su presidente dijo: "Estamos dispuestos para cualquier proceso del Ministerio de Salud donde quiera la colaboración de la Federación, el apoyo para proyectos, para que salgan adelante". Venezuela, crisis, racionalización de medicamentos, escasez, deuda

Vendieron las reservas de oro


El Banco Central de Venezuela (BCV) realizó una operación de canje de una parte del oro que mantiene en sus reservas internacionales a cambio de unos 1.000 millones de dólares en efectivo, informaron un diario opositor y dos economistas. La transacción se produce cuando el país petrolero atraviesa una recesión económica, elevada inflación y fuerte escasez de productos básicos que se ha agravado en los últimos meses con el desplome de los precios del crudo. El BCV no informó hasta ahora. REUTERS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados