COMUNICADO

Venezuela niega incumplimiento de la normativa interna del Mercosur

La Cancillería venezolana emitió un comunicado en el que "rechaza categóricamente las maniobras y falsarias antijurídicas" provenientes de los gobiernos de Argentina, Paraguay y Brasil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay está solo en su posición de pasarle la presidente del Mercosur. Foto: AFP

Venezuela negó que se encuentre al margen de la normativa interna del Mercosur, tal como alegan los países socios del bloque que se oponen a que asuma la presidencia rotativa del organismo regional.

La Cancillería venezolana señaló en un comunicado que "rechaza categóricamente las maniobras y falsarias antijurídicas de los gobiernos de Argentina, Paraguay e interino de Brasil, la Triple Alianza, que pretenden vender la infame especie sobre el incumplimiento de Venezuela en los compromisos asumidos en el Protocolo de Adhesión al Mercosur, firmado el 4 de julio de 2006 y entrado en vigor hace apenas cuatro años".

Brasil, Paraguay y Argentina se oponen a que Venezuela asuma la presidencia pro témpore de la instancia en medio de la crisis política que atraviesa el país caribeño, y alegan que no ha acompasado su normativa interna a la del bloque regional.

"La República Bolivariana de Venezuela denuncia ante la comunidad internacional la persistencia de estos gobiernos en vulnerar los Tratados constitutivos de Mercosur, haciendo prevaler sus preferencias políticas e ideológicas neoliberales sobre los genuinos intereses de los pueblos y sus procesos de integración", añade la nota.

Y agrega que "funcionarios de esta reeditada Triple Alianza, caracterizados por el golpismo, extremismo e intolerancia, intentan desplazar su accionar hacia el Mercosur, desconociendo sus principios, irrespetando sus normas y vulnerando el derecho al desarrollo de los pueblos que conforman este mecanismo de integración productiva y comercial".

Pese a la oposición de sus socios regionales, la Cancillería venezolana izó la bandera del organismo en Caracas la semana pasada para simbolizar el inicio de su período en la presidencia rotativa del bloque.

Hace tres semanas Uruguay puso fin a sus seis meses al frente de la presidencia, puesto de coordinación de la agenda del grupo, y defendió que Venezuela, que le sigue en orden alfabético, la asumiera.

Por su parte, el mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, advirtió que Venezuela formará parte del bloque en tanto no se aplique la cláusula democrática.

El Mercosur cuenta en su normativa interna con la posibilidad de suspender a alguno de sus socios si los demás consideran que hubo un quiebre institucional que afecta la democracia. La aplicación de esa cláusula no ha sido discutida oficialmente para el caso venezolano, aunque Paraguay ha pedido a través de su canciller Eladio Loizaga "que (Venezuela) ponga en libertad a sus presos políticos, que haga gestos que lo comprometan con la democracia".

Vázquez molesto con Brasil por intentar "comprar" su voto.

En las últimas horas, el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa acusó al gobierno de Brasil de querer "comprar el voto de Uruguay" al pretender que se suspendiera el traspaso de la presidencia temporal del Mercosur a Venezuela, a cambio de futuros acuerdos comerciales.

"No nos gustó mucho que el canciller (José) Serra viniera a Uruguay a decirnos —lo hizo público, por eso lo digo— que venían con la pretensión de que se suspendiera el traspaso y que, además, si se suspendía, nos iban a llevar en sus negociaciones con otros países, como queriendo comprar el voto de Uruguay", señaló el canciller en la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados, el pasado miércoles 10, según la versión taquigráfica a la que accedió El País.

Acompañado por el expresidente Fernando Henrique Cardoso, Serra llegó a Uruguay el 5 de julio para reunirse con el presidente Tabaré Vázquez y su par uruguayo. En conferencia de prensa, Serra reveló que Brasil haría "una gran ofensiva" comercial en África subsahariana e Irán y quería llevar a Uruguay —no a todo el Mercosur— como "socio". A su vez pidió al gobierno dejar en suspenso el traspaso de la presidencia del Mercosur a Venezuela.

Esta actitud "molestó mucho" a Vázquez y "bastante" al canciller, según informó Nin Novoa al Parlamento. "El presidente se lo dijo clara y rotundamente: Uruguay va a cumplir con la normativa y va a llamar al cambio de la presidencia" del Mercosur, enfatizó.

En todo momento, Nin Novoa dejó en claro que Uruguay entiende que "Venezuela es el legítimo ocupante de la presidencia pro tempore y, por lo tanto, cuando convoque a una reunión el gobierno uruguayo asistirá". El mensaje a los otros socios del Mercosur fue claro: "Uruguay va a estar presente. Si los otros no van, será una responsabilidad de ellos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)