En plena cumbre Maduro da lugar a un roce por la visita de Felipe González

Venezuela, escollo con Europa

En una agenda donde predomina la convergencia de intereses, Venezuela es el tema urticante en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE) que se inició ayer en Bruselas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
González debió partir sin poder visitar a Leopoldo López ni Antonio Ledezma en la cárcel chavista.

De todos modos, a última hora se llegó a un acuerdo para incluir en la declaración final una consideración sobre el país de la revolución bolivariana.

Esto ocurre en ausencia del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que ya había suspendido días atrás su viaje a Roma para una visita oficial al papa Francisco. La atención de Maduro estaba concentrada en la presencia del expresidente del Gobierno español, Felipe González, que había llegado el domingo pasado a Caracas con la intención de sumarse a la defensa de los dos presos políticos más destacados del gobierno chavista: Lepoldo López y el exalcalde caraqueño Antonio Ledezma.

El gobierno chavista enfrenta una economía abismada en una recesión de la que no parece tener salida. La baja del precio internacional del petróleo ha golpeado directamente al país que enfrenta, además, una severa crisis de abastecimiento de productos básicos y uno de los índices inflacionarios más altos del mundo. Pero estos problemas son sistemáticamente atribuidos a factores externos por el presidente Maduro, que parece haber tomado en este sentido la presencia del líder socialista español.

Incidente.

Felipe González explicó ayer que dejó Caracas en un avión de la Fuerza Aérea Colombiana para regresar más rápido a Bogotá y poder reunirse con el presidente Juan Manuel Santos, antes de que este viajara a Bruselas para asistir a la Cumbre Celac-UE.

La mañana de ayer era "el único espacio de oportunidad que teníamos para encontrarnos y charlar de asuntos de interés recíproco que no tengo por qué explicar", dijo González a la emisora colombiana W Radio. "Si no fuera dramática la situación de Venezuela, esta cuestión sería ridícula", declaró González.

"De haber completado mi agenda en Venezuela no hubiésemos tenido tiempo de charlar de temas como el proceso de paz que va a abordarse en la Cumbre UE-Celac (...) Como yo acabo de estar en Bruselas nos parecía oportuno vernos", apuntó González. Por este motivo, agregó, "el presidente (Santos) decidió tener preparado el avión, que voló a primera hora de la mañana" del martes y lo recogió en el aeropuerto de Maiquetía de la capital venezolana.

Estas respuestas llegaron poco después de que el presidente venezolano se expresara en su espacio televisivo.

"He estado observando lo que fue esta visitada fracasada de este personaje que el pueblo español detesta, el señor este Felipe", se refirió Maduro durante un programa especial sobre transportes en el que intervino a través de videoconferencia, vía que ha utilizado tras argumentar que se recuperaba del contagio de "un virus".

Maduro indicó que la visita "ha dejado muy malparada a esto que llaman oposición, a la derecha, frente a los ojos de los venezolanos". "Ha venido a apoyar a grupos extremistas que han intentado derrocarme. Realmente da vergüenza, pena ajena. Es realmente indigno", añadió el mandatario.

En sus comentarios hizo alusión a lo que él denominó el "eje Bogotá-Madrid", como presuntas fuentes de una conspiración en su contra.

"A mí estos discursos me recuerdan a los peores discursos del caudillo español (Francisco) Franco, que hablaba de la conspiración judeo-masónica", comentó el aludido Felipe González cuando le preguntaron acerca de estas afirmaciones.

Maduro llamó al embajador de Colombia en consultas, instancia que utilizó para pedirle explicaciones al gobierno del presidente Juan Manuel Santos sobre el uso de la aeronave militar de su país para el traslado de González.

La audiencia correspondiente al juicio que se le sigue en Caracas al líder opositor Leopoldo López, encarcelado desde febrero del año pasado y en huelga de hambre, se llevó a cabo aun en su ausencia.

Estos hechos ocurren mientras el país se debate en una crisis profunda, con un presidente cuya popularidad —según las últimas mediciones de opinión conocidas— ha descendido hasta el 21 por ciento.Venezuela, crisis, Felipe Gonzáles, presos políticos, Nicolás Maduro, Colombia

Piden por salud de ceballos.

Los expresidentes de Colombia, Andrés Pastrana y de Bolivia, Jorge Quiroga, pidieron ayer en una misiva al mandatario Nicolás Maduro, que permita la hospitalización del opositor Daniel Ceballos, preso en una cárcel donde cumple una huelga de hambre desde el pasado 22 de mayo. Pastrana y Quiroga señalaron en la misiva, fechada en Bogotá y La Paz, que están "sumamente preocupados" por la salud de Ceballos debido a la "información angustiante" que les transmitió la esposa del dirigente, Patricia Gutiérrez. Ceballos y Leopoldo López, pertenecientes a Voluntad Popular, están en huelga de hambre en prisión desde el 22 y 24 de mayo, respectivamente. Debido a su estado, López no pudo ser conducido a su propio juicio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)