LA REPRESIÓN DEL RÉGIMEN DE MADURO

En Venezuela capturan al piloto rebelde y su "célula terrorista"

Un confuso y violento operativo militar termina con varios muertos y heridos a las afueras de Caracas.

En la captura de Pérez participaron unidades de la Policía y del Ejército. Foto: EFE
VIDEO. Foto: EFE

Venezuela vivió ayer un lunes sangriento. Un operativo militar para capturar al piloto/policía rebelde Óscar Pérez, quien se hizo famoso en julio de 2017 cuando atacó desde un helicóptero un edificio del gobierno y arengo las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro, terminó con varios muertos y heridos. Según el régimen chavista, lo que se desmanteló fue una "célula terrorista" liderada por Pérez que planeaba ataques con explosivos. "Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos", informó el gobierno venezolano en el canal estatal VTV.

En la operación murieron también dos policías y otros cinco resultaron "gravemente heridos", según el comunicado del Ministerio del Interior venezolano.

El texto no ofrece mayores detalles sobre los detenidos y los integrantes del grupo que fallecieron. Anoche no había conformación oficial de si Pérez estaba entre los muertos.

"Estaban fuertemente apertrechados con armamento de alto calibre" y "abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos", relata el Ministerio de Interior que asegura que este grupo tenía la intención de explotar "coches bomba en lugares públicos".

"Moriremos de pie".

Pérez, de 36 años, permanecía desde la madrugada acorralado con sus hombres en una casa en la carretera hacia El Junquito, 25 km al noroeste de Caracas.

Las fuerzas de seguridad montaron un bloqueo en la carretera, donde dispersaron con algunas bombas lacrimógenas una protesta en favor del piloto y en contra de Maduro que hicieron unos 30 vecinos de la zona. "Que se vaya", "Libertad", gritaban algunos, al referirse a Maduro, mientras quemaban llantas y basura. "Óscar, Óscar", coreaban también, en referencia a Pérez.

En el operativo para capturar a Pérez participaron comandos especiales de la Policía y la Fuerza Armada, que fueron apoyados por un tanque del Ejército. Varias ambulancias también fueron enviadas.

"Nos están disparando con lanzagranadas francotiradores, dijimos que nos íbamos a entregar y no quieren dejar que nos entreguemos, nos quieren asesinar", dijo temprano Pérez, en un video donde se le vio, en medio del tiroteo, con sangre en el rostro y en compañía de otros hombres armados.

"Moriremos de pie defendiendo a nuestra tierra, pero nunca de rodillas ante los tiranos", según otro de los últimos mensajes publicado por Pérez en sus cuentas de Twitter e Instagram.

La ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, manifestó en su cuenta de Twitter: "¡Qué cobarde ahora que ha sido atrapado como una rata!". "¿Dónde está el valor que tuvo para atacar unidades militares, matar y herir a oficiales y robar armas?", aseveró.

En diciembre pasado, Pérez se atribuyó la autoría de la "Operación Génesis" que terminó en el asalto a una base militar en Laguneta de La Montaña, población del estado de Miranda, donde fueron robados 26 fusiles Kalashnikov y tres pistolas. Maduro acusó entonces a Estados Unidos de estar detrás del ataque y pidió a las Fuerzas Armadas "tolerancia cero con los grupos terroristas".

El piloto, quien desde el ataque a las entidades oficiales publicó varios videos en los que decía luchar contra la "narcodictadura" y "tiranía" en Venezuela, era buscado por las autoridades bajo acusación de "terrorismo" y tenía orden de captura en Interpol.

Declarado el hombre más buscado de Venezuela, Pérez se presentó sorpresivamente, dos semanas después de la acción del helicóptero, en una vigilia que organizó la oposición por la muerte de manifestantes en las violentas protestas de 2017.

"Le quiero pedir a Venezuela que no desfallezcan, que luchen, que salgan a las calles, es hora que seamos libres, y solo ustedes tienen el poder ahora", recalcó este lunes.

El expolicía envío un mensaje a sus tres hijos en el que les dice que sus acciones contra el gobierno las hizo por ellos y los niños de Venezuela que están padeciendo los rigores de la severa crisis del país petrolero, agobiado por la escasez de alimentos y medicinas y la hiperinflación. Sin embargo, Maduro niega la crisis y dice que la pobreza y el desempleo bajaron en Venezuela.

Antes de su sonado ataque, Pérez, rubio y de ojos azules, con la apariencia de una estrella de Hollywood, ya era conocido por los venezolanos, pues protagonizó en 2015 la película Muerte Suspendida, un filme de acción basado en el famoso secuestro de un comerciante portugués en Caracas en 2012.

"Diablos con sotana"

Nicolás Maduro pidió averiguar si una homilía el domingo en el estado Lara, en la que se habló sobre la corrupción en Venezuela, constituyó un “delito de odio” por parte de los sacerdotes, a quienes llamó “diablos con sotana”. “Uno de ellos nos llamó a todos nosotros peste. Habría que ver (...) si las palabras emitidas por algunos de estos personajes no corresponden verdaderos delitos de odio”, dijo Maduro.

Maduro arremete contra Santos y Colombia: "Bandido", "Estado forajido"

El presidente Nicolás Maduro está haciendo todo por provocar a Colombia. Ayer llamó “bandido” a su homólogo Juan Manuel Santos y aseguró que Colombia es un “Estado forajido” y una nación con “una crisis humanitaria gravísima”. “Vamos a defender las verdades de Venezuela (...) y a decir las verdades de Colombia, porque Juan Manuel Santos se la pasa despotricando de nuestro país, de gratis, bandido”, afirmó Maduro durante su balance de gestión frente a la Asamblea Constituyente, órgano integrado exclusivamente por chavista y no reconocido por la oposición ni la comunidad internacional. Maduro aseguró que en Colombia hay una “crisis humanitaria espantosa”. “Allá el 70% es empleo informal, el desempleo abierto supera el 25%, la pobreza ha aumentado al 55%, la miseria supera el 35%”, señaló. “Colombia es un Estado forajido (...) casi 10 millones de colombianos viven en el exterior por causa de la pobreza, la miseria y la guerra”, sostuvo. El pasado jueves Santos advirtió a Maduro que no utilizara a Colombia para “tapar las enormes falencias de su revolución fracasada” y lo instó a permitir la entrada de ayuda internacional humanitaria para su gente. Pero Maduro sigue sin aceptar que es Venezuela la que tiene dentro una crisis humanitaria. Ayer aseguró que la pobreza extrema en Venezuela se mantuvo en 4,4% en 2017, igual que en 2016, mientras que la tasa de desempleo bajó del 7,5% a 6%. “Hemos seguido manteniendo los índices de disminución de la pobreza y de la pobreza extrema. A 18,1 la pobreza y la pobreza extrema a 4,4”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)