UN PAÍS EN CRISIS

El 80% de los venezolanos sufren pobreza extrema

Hoy 8 de cada 10 ciudadanos están hundidos en la miseria, con una vida llena de graves dificultades para satisfacer las necesidades más básicas, según informe.

El 64% perdió 11 kilos promedio. Foto: Archivo
El 64% perdió 11 kilos promedio. Foto: Archivo

Las carencias propias de una pobreza extrema, sumadas a los efectos de la crisis en Venezuela, hacen que hoy 8 de cada 10 ciudadanos estén hundidos en la miseria, con una vida llena de graves dificultades para satisfacer las necesidades más básicas, según un reciente informe nacional.

La organización HumVenezuela, que se define independiente, acaba de publicar un informe que muestra, con datos recabados por decenas de ONG, la foto más actualizada y cruda sobre la pobreza en el país.

La investigación, que ha arrojado cifras inéditas, es el resultado de un año de trabajo.

El 82% de los venezolanos no reciben agua de manera continua y la que se recibe, a veces, no es potable. Hoy, poco más del 10% de la población utiliza pozos sépticos.

HumVenezuela advierte que las redes de distribución no tienen mantenimiento y se registran pérdidas de 5.400 litros por segundo de agua ya tratada. La falta de suministro de agua afecta al 75% de los centros de salud pública, que no la reciben o sólo esporádicamente, mientras que los centros educativos, desde primaria hasta universidades, “sufren de severas deficiencias” por esta situación como “problemas sanitarios o inundaciones”.

Al menos el 90% de la población no cuenta con ingresos suficientes para pagar los precios de una canasta de alimentos y de servicios básicos. Esto quiere decir que 26,1 millones de personas, según estimaciones de HumVenezuela, tienen dificultades para comer y para atender otras de sus necesidades más elementales.

Además, 8 de cada 10 familias vive en inseguridad alimentaria, un indicador que casi triplica la última actualización de la FAO. La investigación recuerda que el 64% de los venezolanos perdió en promedio 11 kilogramos entre 2016 y 2017.

“La desnutrición aguda global alcanzó niveles de emergencia en niños y embarazadas. El 33% de los niños de entre 0-2 años de edad de sectores pobres tiene retardo de crecimiento”, sostienen.

Al menos el 60% de la asistencia médica pública que estuvo disponible en el año 2011 se perdió entre 2012 y 2017, mientras que el 57% de los médicos renunció al sistema hospitalario que hoy tiene el 46,7% de sus camas inoperativas, revela el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados