Críticas a europeos

Velada amenaza de Erdogan a armenios

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, elevó ayer el tono de sus críticas a quienes reclaman que su país reconozca el genocidio de los armenios en 1915, y formuló una velada amenaza contra esa población.

Turquía, a juicio del mandatario turco, "se comporta generosamente" no expulsando a los 100.000 trabajadores armenios que viven en su territorio, prosiguió, aunque "podría hacerlo" si quisiera.

En Bruselas, el Parlamento europeo aprobó ayer a mano alzada una resolución que reconoce el genocidio armenio, lo que desencadenó la furia del Gobierno de Ankara, ya molesto por las declaraciones del papa Francisco, sobre quien Erdogan afirmó que se ha unido "al frente del mal que conjura contra Turquía".

La resolución legislativa "rinde homenaje a la memoria del millón y medio de víctimas armenias inocentes", "se une a la conmemoración del genocidio armenio" y "deplora firmemente cualquier intento" de negación de ese hecho. Asimismo, el texto establece una consideración de los legisladores en la que se "elogia el mensaje" del papa Francisco sobre el tema.

Antes de la votación, el presidente turco ya la había criticado. "Sea cual sea el resultado del voto del Parlamento de la Unión Europea, me entrará por una oreja y me saldrá inmediatamente por la otra, porque Turquía no puede reconocer un pecado o un crimen de este tipo", declaró Erdogan en Ankara, antes de partir hacia Kazajistán.

El genocidio armenio está reconocido por una veintena de países, incluidos Argentina, Uruguay, Francia, Suiza, Rusia y, desde 1987, por el Parlamento Europeo.

Turquía rechaza el término de genocidio, aunque reconoce que hubo masacres y que entre 250.000 y 500.000 armenios murieron en Anatolia entre 1915 y 1917 durante el Imperio Otomano.

Los armenios dicen que hubo 1.500.000 personas asesinadas. ANSA, EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)