caso amia

En la vecina orilla dicen que desapareció el Poder Judicial

La muerte del fiscal Alberto Nisman generó una polémica sobre la actuación de la Justicia. Medios de Argentina sostienen que se atraviesa un quiebre institucional que atenta contra la democracia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alberto Nisman se mostró muy determinado en su denuncia sobre infiltraciones de iraníes. Foto: Marcos Brindicci

La muerte del fiscal Alberto Nisman que denunció la semana pasada y pidió se investigue a la presidenta de la República Cristina Fernández abrió una polémica en la vecina sobre la existencia de una crisis institucional en el Poder Judicial.

Columnas publicadas en los medios argentinos sobre el caso Nisman plantean de diferentes manera la escasa credibilidad que tiene la Justicia en ese país y el problema que esto representa.

"La muerte del fiscal expresa la dimensión más grave de estos problemas: la sociedad argentina ya no cuenta con un Poder Judicial creíble que sirva como referencia última para esclarecer y, en todo caso, penalizar estas tragedias. Este aspecto de la crisis afecta al Gobierno de manera muy particular", afirmó Carlos Pagni en su columna "Más cerca de tocar fondo" de La Nación. Y agrega: "Es ingenuo pensar que un hecho trágico puede liberar al país de ese vértigo autodestructivo. Al revés, episodios traumáticos como el de anteanoche amenazan con que la agresividad se potencie".

Lea la columna "Más cerca de tocar fondo" de Carlos Pagni haciendo click aquí.

Otra columna de Hugo Alconada Mon en La Nación se tituló "Una vida marcada a fuego por la causa que terminó siendo su epitafio". En la columna refleja cómo el caso AMIA pasó a ser la vida de este fiscal y cómo dentro de la Justicia tuvo sus idas y vueltas, además de varias amenazas. El primer contacto con el expediente según el columnista fue en 2000 y desde entonces tuvo varios hechos "polémicos" —como cuando pidió la detención de Carlos Menem— que lo llevaron a caminar "con una verdadera colección de amenazas sobre sus espaldas" al punto que "tras años al frente de la Unidad Fiscal, Nisman se movía siempre rodeado de custodios".

Lea la columna "Una vida marcada a fuego por la causa que terminó siendo su epitafio" de Hugo Alconada Mon haciendo click aquí.

Ricardo Kirschbaum, por su parte, escribió una columna en Clarín titulada "El precio de meterse con la impunidad" en la que plantea que "a falta de progreso para determinar los autores del gravísimo atentado en la calle Arroyo quedó oculta luego por la carnicería en la AMIA, cuya impunidad ha surcado casi dos tercios de la recuperación democrática" lo que demuestra "la ineptitud institucional para resolver la agresión terrorista". "Es que la impunidad es síntoma más agraviante del mal funcionamiento de una sociedad democrática", agrega al tiempo que sostiene que "el fiscal Alberto Nisman ha pagado con su vida meterse con la impunidad".

En Perfil, Emilia Delfino habló sobre "la crisis institucional más grande los de los gobiernos de CFK" y expresó que "sin dudas, la muerte de Nisman, cuya principal hipótesis es la de inducción al suicidio, se trata de la crisis institucional más grave de los gobiernos de la actual Presidenta por tratarse de una víctima de las pujas en lo más alto del poder".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)