Mayoría republicana

Una valla que parece insalvable en EE.UU.

El Congreso estadounidense, controlado por los republicanos, no tiene que aprobar el acuerdo concluido ayer sobre el programa nuclear iraní, pero puede bloquear su aplicación por el presidente Barack Obama.

Las sanciones estadounidenses contra Irán han sido tradicionalmente aprobadas por unanimidad por los representantes, pero el levantamiento divide profundamente al Congreso. Los adversarios de Obama tienen una mayoría histórica en las dos cámaras del Congreso, y muchos consideran que el presidente estadounidense, obsesionado por su lugar en la historia, ha "recompensado" a los ayatolás aceptando levantar el complejo sistema de sanciones sin obtener el desmantelamiento de la estructura nuclear iraní.

"Inaceptable", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner: "Si el acuerdo es tan malo como en este momento creo que es, haremos todo para detenerlo". "Difícil de vender", dijo el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, Ed Royce, quien dirigirá los debates de la Cámara baja del Congreso. "Todo parece indicar que se trata de un mal acuerdo", estimó por su parte el senador John McCain. Oficialmente, los congresistas prometen dar su oportunidad al Ejecutivo y estudiar detalladamente las 109 páginas del documento durante las audiencias que comenzarán este mismo mes. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados