LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Vacunación contra el coronavirus evitó muerte de 43.000 ancianos en Brasil

Mientras que los brasileños con entre 70 y 79 años representaban el 28 % de las víctimas de la covid en Brasil antes de la vacunación, ese porcentaje se redujo al 16 % con la inmunización.

Vacuna de Astrazeneca contra el COVID-19. Foto: AFP
Vacuna de Astrazeneca contra el COVID-19. Foto: AFP

La vacunación contra la covid-19 de la población brasileña con más de 70 años evitó la muerte de al menos 43.000 ancianos en Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo, según un estudio divulgado este jueves.

La investigación, realizada por el Centro de Estudios Epidemiológicos de la Universidad Federal de Pelotas, por la Universidad Harvard, de Massachusetts, y por el Ministerio de Salud, mostró que la muerte de mayores de 70 años en Brasil sufrió una fuerte caída tras 90 días del inicio de la campaña de vacunación.

Igualmente mostró la elevada efectividad de las dos vacunas que Brasil utilizó en los primeros meses de su campaña de inmunización, la del laboratorio chino Sinovac y la desarrollada conjuntamente por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Los investigadores analizaron el perfil de los cerca de 238.000 muertos por covid en Brasil entre enero y mayo de este año para concluir que el grupo de más de 70 años, prioritario en la vacunación por estar entre los más vulnerables en la pandemia, fue el más beneficiado con la inmunización.

Mientras que los brasileños con entre 70 y 79 años representaban el 28 % de las víctimas de la covid en Brasil antes de la vacunación, ese porcentaje se redujo al 16 % con la inmunización.

De la misma forma, la participación de los mayores de 80 años en el total de víctimas cayó desde el 28 % antes de la vacunación hasta el 12 % tras 90 días de la campaña de inmunización.

Según el Ministerio de Salud, hasta mediados de mayo el 90 % de los brasileños con entre 70 y 79 años había recibido al menos la primera de las dos dosis de la vacuna, mientras que ese porcentaje era del 95 % entre los mayores de 80 años.

Los responsables por el estudio destacaron que la vacunación evitó miles de muertes de ancianos en Brasil pese a que el país registró en los últimos meses una segunda ola de la pandemia más virulenta y letal que la primera por la llegada de variantes de la covid más contagiosas, principalmente la originaria de la Amazonía.

Las muertes aumentaron entre los brasileños de otras edades
De acuerdo con el estudio, por el contrario, el número de muertes aumentó entre los brasileños de otras edades por la rápida diseminación en el país de la llamada variante gamma.

"La efectividad de las vacunas en los más viejos era algo difícil de determinar porque los estudios clínicos de efectividad (las pruebas de los inmunizantes con humanos) incluyeron pocas personas de esta edad. Pero el análisis mostró que las vacunas fueron eficaces en los ancianos y los protegieron de las nuevas variantes", dijo el epidemiólogo César Vitoria, que coordinó el estudio.

"Los resultados son muy sólidos. Cayó la mortalidad en los grupos analizados y también estamos percibiendo que viene cayendo en el grupo de entre 60 y 69 años", agregó el investigador de la Universidad Federal de Pelotas.

Según los investigadores, de haber seguido la tendencia de antes de la vacunación, Brasil habría registrado entre enero y mayo unas 70.015 muertes de mayores de 80 años, casi el doble de los 37.401 óbitos de brasileños de esa edad contabilizados en el período.

Entre los brasileños con entre 70 y 79 años fueron registradas 13.838 muertes en el período, muy por debajo de las 20.238 que, se calcula, habrían sido contabilizadas sin la vacunación.

Según el Ministerio de Salud, hasta hoy han recibido la primera dosis de la vacuna 57,6 millones de personas en Brasil y 23,8 millones la segunda, lo que supone que solo un 11 % de la población ha recibido las dos dosis.

El gigante latinoamericano, con 212 millones de habitantes, acumula hasta este jueves 496.400 muertes por covid y 17,7 millones de contagios, y tiene actualmente un promedio en siete días de 1.998 óbitos por día y una media de 70.000 contagios diarios.

Estas cifras lo confirman como el segundo país con mayor número de muertes por covid-19 en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos, y como el tercero con más casos confirmados, después de EE.UU. e India.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados