homicidio

Uruguayo viajó a Argentina a visitar a su pareja y fue asesinado por el exmarido de ella

El hombre llegó a la casa de su exmujer con un arma, precintos, cuerdas y una picana. 

Patrullero argentino. Foto: Wikipedia.
Patrullero argentino. Foto: Wikipedia.

Un uruguayo oriundo de Pando -Canelones- fue asesinado el fin de semana pasado mientras visitaba a una mujer argentina con quien tenía una relación hacía cuatro meses, informó Clarín

Fernando Waldemar Torres Guerra, de 49 años, había viajado a Buenos Aires para visitar a su novia, que vivía en La Plata. En la madrugada del sábado, mientras charlaban en el comedor de la casa de ella, apareció el exesposo de la mujer.

El hombre llegó en silencio, casi sin ser visto. En una de las manos tenía un arma y en la otra una bolsa con precintos, pastillas, una picana y una manguera. "Ahora sí empieza la fiesta", les habría dicho el atacante, según consignó Clarín.

A partir de ese momento la escena de amor y tranquilidad que había en la casa quedó en pausa. Primero el hombre se abalanzó sobre el uruguayo que estaba en silla de ruedas, lo golpeó con fuerza y lo ató. Lo mismo hizo con su exmujer. 

Segundos después los obligó a tomar una bebida con alcohol que contenía una droga para adormecerlos. A Torres le puso un de bolsa de plástico en la cabeza y lo ahorcó. Además le hizo un alargue a la manguera del gas para que lo inhalara, pero el hombre ya estaba muerto. 

"Murió por ahorcamiento. Con un brazo rodearon su cuello y con el otro ejercieron presión, tirando hacia arriba", describió el informe preliminar de la autopsia.

Cuando el hombre vio que su exmujer -y madre de sus dos hijos- no reaccionaba se escapó, pensando que la había matado. Sin embargo ella todavía estaba consciente y logró llamar a la Policía para identificar al asesino. 

El hombre fue detenido y quedó imputado por homicidio agravado con alevosía (por el crimen de Torres) y lesiones leves agravadas con alevosía (contra ella).

"Es probable que la calificación se agrave", dijeron al medio argentino fuentes de la investigación.

Antecedentes. 

Las torturas y la violencia duraron cerca de una hora. Durante ese tiempo los hizo tomar varias veces la bebida alcohólica mezclada con pastillas, los insultaba y les pegaba. 

Pero esa no fue la primera vez que la mujer tenía que enfrentarse a su expareja. Aunque no estaban juntos desde marzo de este año el hombre nunca había aceptado la separación, menos todavía el pedido de divorcio que le había llegado de parte de su exmujer.

El hombre, encargado de manejar un remise, la seguía y la hostigaba mientras que ella aceptaba verlo algunas veces para que mantuviera un buen vínculo con sus hijos. 

El remisero creaba perfiles falsos para hablarle e invitarla a salir. En más de una ocasión testigos cercanos vieron cómo la maltrataba verbalmente y la amenazaba, indicó Clarín. "Mientras estés vos acá y él en Uruguay, todo bien. Si viene, la cosa va a cambiar", le habría advertido.

De acuerdo a la reconstrucción que realizó la Policía, antes de matar al uruguayo el hombre le dijo a la mujer: "Si no me amás a mí, no vas a amar a nadie".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º