Interrumpidas desde abril

Universidad reinicia clases en Nicaragua bajo incertidumbre

Estudiantes están en desobediencia civil contra el gobierno.

Movilizados: militantes en moto encabezaron una de las manifestaciones realizadas en Managua en reclamo de la renuncia de Daniel Ortega. Foto: Reuters
Foto: Reuters

La estatal Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) reinició hoy las clases, interrumpidas desde el estallido social de abril, en medio de la incertidumbre causada por el llamado a la desobediencia civil de alumnos que temen represalias tras participar en protestas contra el Gobierno.

Cientos de personas, entre maestros, trabajadores y alumnos del turno sabatino de la UNAN-Managua, acudieron al llamado de inicio de clases en el Recinto Universitario Rubén Darío (RURD), al suroeste de Managua.

Las medidas de seguridad para el ingreso de personal, que incluyen la revisión de bolsos y mochilas, así como el derecho a ingreso exclusivamente a empleados y alumnos, causaron largas filas.

Ayer, los estudiantes de las facultades de Humanidades y Ciencias Jurídicas, Educación e Idiomas, Ciencias e Ingeniería y Ciencias Médicas, llamaron a una "desobediencia estudiantil indefinida", por razones de seguridad.

"No nos sentimos seguros, creemos que no es conveniente asistir a clases con esta crisis que ha dejado centenares de muertos, que tiene muchos estudiantes de la UNAN en las cárceles", indicaron los alumnos en un comunicado.

Los estudiantes recordaron que no les es posible regresar a las aulas cuando sus compañeros de clases y maestros "están presos" o fueron expulsados de la UNAN "por causa injusta".

Las clases en dicha universidad fueron suspendidas en abril pasado debido a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, y que incluyó la toma del RURD por parte de estudiantes durante más de un mes, hasta que fue desalojado por policías y supuestos paramilitares, con saldo de dos alumnos muertos y varios heridos, en julio pasado.

La crisis ha dejado entre 322 y 512 muertos, y más de 300 "presos políticos", principalmente en protestas contra el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, según organizaciones humanitarias.

Ayer, la Policía lanzó un nuevo ataque contra manifestantes autoconvocados que participaban en una protesta pacífica contra el presidente Ortega en Managua, y arrestó a una cantidad no determinada. Los agentes, que se mantenían al acecho en la zona central de Managua, atacó de forma repentina a los manifestantes con bombas de sonido, balas de goma y agresiones físicas.

Vecinos del barrio Riguero afirmaron que una cantidad no específica de manifestantes lograron escapar saltando los muros de sus casas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º