plan de rescate

La Unión Europea rezongó a Atenas

La exasperación de la Unión Europea en torno a Grecia estalló con fuerza ayer, cuando el presidente ejecutivo de la UE reprendió al primer ministro griego, Alexis Tsipras, y advirtió que el tiempo se está agotando para finalizar un acuerdo que evite una dañina moratoria en el pago de la deuda en Atenas.

En un tono inusualmente duro, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acusó a Tsipras de distorsionar las propuestas de los acreedores internacionales para alcanzar un acuerdo de fondos a cambio de reformas que salven a Atenas de la quiebra y le instó a presentar propuestas alternativas. Juncker instó a Atenas a poner rápido sus propias ideas sobre la mesa para permitir el restablecimiento de las negociaciones en el marco de una cumbre de la UE y América Latina el miércoles en Bruselas.

En Atenas, un funcionario del gobierno dijo que Grecia quería seguir negociando "a un nivel político" para hallar convergencia con los prestamistas. No obstante, la zona euro y el Fondo Monetario Internacional dejaron claro que las cifras deben concordar primero en las reuniones técnicas antes de que pueda haber un acuerdo político.

Estaba previsto que Tsipras retornara a Bruselas el viernes pasado para retomar las negociaciones. Pero ante una posible revuelta en el seno de su partido Syriza, optó por acudir al Parlamento en Atenas y denunciar que los términos de la propuesta eran "absurdos". Juncker estuvo a punto de acusarlo de duplicidad.

"No tengo un problema personal con Alexis Tsipras, por el contrario. Era mi amigo, es mi amigo. Pero para seguir siendo amigos uno tiene que respetar unas reglas mínimas", dijo en una conferencia de prensa en Elmau, Alemania.

Al ser consultado sobre la última oportunidad que tiene Grecia para alcanzar un acuerdo y recibir el necesario monto restante de un rescate de 240.000 millones de euros, Juncker dijo: "Por supuesto que habrá una fecha límite". No mencionó una fecha, pero funcionarios de la UE dijeron que se necesita un acuerdo esta semana para dar tiempo a la aprobación ministerial y parlamentaria de la entrega de fondos antes de que el programa de rescate expire a fines de junio.

Un funcionario de la UE dijo que Juncker declinó el sábado atender una llamada de Tsipras para mostrar su descontento. Juncker confirmó que Tsipras intentó llamarlo, pero dijo que primero quería recibir y tener tiempo para estudiar una contrapropuesta griega. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, criticó la virulenta retórica del gobierno de Alexis Tsipras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)