ECONOMÍA SOCIALISTA

Unificar dos monedas es tarea difícil en Cuba

Los electrodomésticos pueden adquirirse usando cuentas bancarias en dólares.

Cambio: distintos billetes que se usan an Cuba, mientras se avanza hacia la unificación de la moneda. Foto: AFP
Cambio: distintos billetes que se usan an Cuba, mientras se avanza hacia la unificación de la moneda. Foto: AFP

Cuba se prepara para unificar sus dos monedas circulantes, el CUP, o peso cubano, y el CUC o peso convertible, que desde 1994 caminan juntas en el mercado local. No hay fecha fija para que esto ocurra pero sí señales de que el proceso empezó.

Permanecerá el CUP (24 hacen 1 dólar) y se eliminará el CUC (equivalente a 1 dólar). Lo más complejo será retirar las tasas de cambio preferenciales para las empresas estatales, (1 CUP por 1 dólar), que significan más del 85% de la economía.

“No corremos contrareloj”, aclara el ministro de Economía, Alejandro Gil. Hay aspectos que permiten entender lo que viene:

Volvió el dólar

Salió de circulación en 2004 y el CUC se entregaba como equivalente a las divisas que traían los turistas y cambiaban en casas oficiales.

Pero desde el 28 de octubre, los cubanos pueden usar cuentas bancarias nacionales en dólares para adquirir electrodomésticos, a precios competitivos, en tiendas estatales.

Ello le permite al Estado captar divisas, necesarias para sus operaciones financieras internacionales, que son cada vez más complejas a causa del embargo aplicado por Estados Unidos desde 1962.

En los supermercados se puede pagar indistintamente en CUC o su equivalente en CUP.

Sin CUC en el duty free

El gobierno prohibió la entrada y salida de CUC en los bolsillos de los viajeros. Y en el duty free del aeropuerto de La Habana ahora solo puede comprarse en CUP o en divisas extranjeras.

“Es para que no se fomente un mercado de cambio de CUC fuera de Cuba”, explica el economista cubano Pavel Vidal, de la Universidad Javeriana de Colombia.

Dualidad monetaria en Cuba. Foto: AFP
Dualidad monetaria en Cuba. Foto: AFP

Alza de salarios en CUP

En julio, el salario estatal promedio subió de 667 a 1.067 CUP (44 CUC) en las empresas y servicios no productivos, que operan con presupuestos.

El vuelto en CUP

En La Habana, algunos supermercados que trabajan con CUC y CUP, empezaron en diciembre a entregar el vuelto sólo en CUP.

“Como parte de las medidas de ordenamiento monetario que lleva a cabo el país, se decidió iniciar el experimento”, dijo el diario estatal Granma.

Pagar en dólares

“Recuerde que ahora aceptamos pagos en moneda extranjera también” informó en su último boletín semanal un colegio internacional de La Habana.

Varios negocios privados de venta de alimentos o de importación de insumos ya están recibiendo el pago de sus productos en dólares o euros.

Ante la demanda por divisas, en el mercado paralelo, donde hasta hace unos meses se entregaba 1 dólar por 0,97 CUC, ahora se paga 1 dólar por hasta 1,14 CUC.

“Muchas entidades extranjeras han comenzado a pagar a sus empleados ya no en CUC en diciembre, para irse preparando a un futuro mediato”, cuenta el economista cubano Omar Everleny Pérez.

“El reconocimiento de la devaluación del CUC comenzó con la aprobación de compras en moneda convertible (...) evitando la fuga de dólares al exterior. Por ello la gente esta cambiando los CUC a moneda convertible”, agrega.

Riesgo de aumento de productos importados

Uno de los aspectos considerados más complejos de la unificación de monedas, será la eliminación de tasas de cambio preferenciales con las que funciona actualmente la economía estatal cubana, 1 x 1 (1 CUP por dólar y no 24 CUP por dólar como en el mercado cambiario).

Esta tasa permite al sector estatal pagar servicios e importar de forma subvencionada, pero distorsiona la medición de la economía.

Si la tasa se sincera, las importaciones se encarecerán y el mayor precio se transferirá al público. Cuba importa la mayoría de sus alimentos.

“Lo más importante de la reforma monetaria es el ajuste de la tasa de cambio oficial y la decisión que se tome con las empresas estatales luego de este cambio”, considera Pavel Vidal.

Eliminar la dualidad monetaria no resuelve el problema si no se acompaña de una devaluación de las tasas de cambio a la que funcionan las empresas del país (...) Y de una reforma productiva que evite una crisis de inflación, por el aumento de los precios y por la carencia de determinados insumos”, dice Omar Everleny Pérez.

En las últimas semanas resulta muy difícil obtener dólares en bancos y casas de cambio, debido a que se registra un aumento de la demanda al avanzar hacia la unificación de las dos monedas en la isla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados