TRAS EL BREXIT

Ultraderecha europea pide votaciones nacionales sobre permanencia en UE

Líderes de partidos eurófobos de Austria, Dinamarca, Holanda, Francia y Alemania se sienten legitimados luego de los resultados del Reino Unido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marine Le Pen exigió un referéndum sobre la permanencia de Francia en la Unión Europea. Foto: EFE.

Varios líderes eurófobos y de extrema derecha han pedido que se celebren referendos sobre la permanencia de sus países en la Unión Europea (UE) tras la victoria del Brexit, para retomar la soberanía fronteriza y migratoria.

La presidenta del ultraderechista francés Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, consideró que el Brexit le da a ella "una legitimidad suplementaria para llevar ese debate a Francia" y exigir un referéndum sobre su relación con la Unión Europea.

"El Reino Unido ha iniciado un movimiento que no se detendrá", aseguró en una declaración a la prensa Le Pen, que se mostró convencida de que "se ha puesto en marcha el movimiento para el fin de la Unión Europea como la conocemos".

La líder de la ultraderecha francesa reclamó la apertura de negociaciones entre Francia y la Unión Europea para revisar su estatus, al cabo de las cuales tendría que celebrarse un referéndum, "una necesidad democrática".

Otros líderes de la extrema derecha europea han hecho referencia a la inmigración como la política europea que ha provocado el Brexit en el Reino Unido.

El líder del partido de extrema derecha holandesa y antimusulmán PVV, Geert Wilders, ha pedido un referendo sobre la permanencia de Holanda en la UE.

"El jueves 23 de junio de 2016 pasará a la historia como el Día Británico de la Independencia. La élite eurófila ha sido vencida. El Reino Unido señala a Europa el camino del futuro y hacia la liberación. Es hora de un nuevo comienzo, en el que nos apoyemos sobre nuestra propia fuerza y soberanía. También en Holanda", ha apuntado Wilders en su página web.

La población holandesa, añade, "merece también un referendo. Por consiguiente, el Partido para la Libertad pide una consulta sobre el "nexit" una salida de Holanda de la UE".

"Queremos estar a cargo de nuestro propio país, de nuestro dinero, de nuestras fronteras y de nuestra política de inmigración", dijo.

El partido ultranacionalista y euroescéptico austríaco FPÖ ha felicitado a los británicos por "recuperar" su soberanía, una decisión que, aseguró, es una reacción a la "continua locura migratoria".

"El resultado del referendo de ayer supone marcar el rumbo por la democracia y contra el centralismo político, pero también contra la continua locura migratoria", opinó en un comunicado el jefe del partido, Heinz Christian Strache.

Según el líder ultra, si la UE no inicia un profundo proceso de reformas, acabará desapareciendo.

Strache pidió la devolución de competencias a los Parlamentos nacionales, la reforma de las instituciones comunitarias y la suspensión del espacio de libre circulación de Schengen.

Declaraciones parecidas ha hecho la formación populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD), quien ha calificado el resultado del referéndum británico de advertencia para Bruselas y llamó a la UE a abandonar su curso si no quiere que más países opten también por salirse.

La líder de la AfD, Frauke Petry, dijo en un comunicado que "la salida del Reino Unido de la UE es una señal para el politburó de Bruselas y su parentela burocrática" y ha llamado asimismo a poner fin al "delirio centralista".

En la línea del resto de líderes eurófobos, los ultranacionalistas daneses, segunda fuerza parlamentaria y aliados externos del Gobierno liberal en minoría, han saludado el triunfo del "brexit" en el Reino Unido.

"Felicidades a los británicos, han tomado su decisión. La conclusión es clara: la UE ha subestimado completamente el escepticismo de la gente. La UE ha tomado demasiado poder de los estados nacionales y ahora paga el precio", ha señalado el líder del ultranacionalista Partido Popular Danés, Kristian Thulesen Dahl.

Thulesen Dahl había dado por seguro hace tres días en una entrevista que la UE y el Reino Unido negociarán un nuevo acuerdo y que este podría ser interesante para Dinamarca, reclamando una consulta popular al respecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados