VIDEO

Ultimátum opositor a Maduro

Parlamento lo declarará en “abandono del cargo” si no reactiva el plebiscito antes del 3.

En Venezuela la oposición tiene a Nicolás Maduro entre las cuerdas. Ayer movilizó a cientos de miles de personas en Caracas y otras ciudades en lo que llamó la "toma de Venezuela", y convocó para mañana viernes a una huelga general.

Pero no es la única presión que tiene el gobierno chavista. Los cancilleres del Mercosur se reunirán hoy jueves en Cartagena, Colombia, en el marco de la Cumbre Iberoamericana, para discutir si le aplican a Venezuela la carta democrática, lo que podría terminar en su exclusión del bloque.

Las manifestantes en la "toma de Venezuela" y la eventualidad de una sanción por parte del Mercosur, son las últimas derivaciones de la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de postergar un referéndum revocatorio del mandato de Maduro.

"Estamos convocando para el viernes a una huelga nacional, el país desierto el viernes, en protesta por la violación a nuestro derecho al voto", anunció ayer el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.

"PaMiraflores".

El paro durará 12 horas. Además se prepara otra marcha para el 3 de noviembre hacia el Palacio de Miraflores, sede del gobierno, si el CNE no reactiva el proceso para convocar al plebiscito.

"Hoy le estamos dando un plazo al gobierno. Yo le digo al cobarde que está en Miraflores (...) que el 3 de noviembre todo el pueblo venezolano se viene para Caracas porque vamos paMiraflores", advirtió el líder opositor Henrique Capriles.

La suspensión del plebiscito enterró la posibilidad de que se dé antes del 10 de enero del 2017. Si Maduro es revocado después de esa fecha, el vicepresidente concluiría su mandato, asegurando la permanencia del "chavismo" en el poder hasta 2019.

Los chavistas también hicieron ayer su demostración callejera y se concentraron frente al Palacio de Miraflores.

"Hay dos opciones: dejar que ellos le hagan daño al país o salir a trabajar. ¿Qué vamos a hacer? ¡Que el pueblo decida!", lanzó Maduro a sus seguidores, refiriéndose a la huelga convocada.

Y, enseguida, desafió los llamados a marchar hacia la sede del gobierno: "Aquí estaré en este palacio que le pertenece al pueblo de Venezuela. A este Palacio de Miraflores no vendrá ni entrará más nunca la oligarquía pitiyanqui de Venezuela".

Con la mediación del Vaticano y la Unasur, se había fijado una mesa de diálogo para el domingo en Isla Margarita, pero la oposición exige que primero se active el plebiscito revocatorio, se libere a los presos políticos y se garantice la independencia de los poderes públicos. Además, quiere que la negociación sea en Caracas.

El Parlamento, donde la oposición es mayoría, aprobó el martes el inicio de un juicio político a Maduro.

Pero, a diferencia de lo que ocurrió en Brasil, donde Dilma Rousseff terminó siendo destituida, la decisión del Congreso no tendría validez porque el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), controlado por el chavismo, considera que el legislativo está en "desacato".

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, anunció que Maduro será declarado en "abandono del cargo" por el parlamento, lo que le será "notificado" en la manifestación del 3 de noviembre.

Presión del Mercosur.

Los cancilleres del Mercosur se reunirán hoy jueves en Cartagena para discutir si aplican la carta democrática a Venezuela, informó el canciller paraguayo, Eladio Loizaga. La reunión se realizará bajo el amparo del Protocolo de Ushuaia, el compromiso democrático del Mercosur.

Loizaga añadió que en esa reunión puede acordarse el inicio de un proceso para aplicar ese protocolo, siempre que exista un consenso entre los cuatro socios fundadores del Mercosur: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Respecto a la participación en esa reunión de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, Loizaga señaló que se invitará a Venezuela "cuando se tome una decisión al respecto".

Venezuela se adjudicó la presidencia semestral que le tocaba por orden alfabético en julio pasado, después de que Uruguay renunciara a seguir en ese cargo, como pidieron los otros tres socios. El pasado 13 de septiembre, los cuatro fundadores del Mercosur acordaron que Venezuela, aceptado como miembro de pleno derecho en 2012, no podría ejercer la presidencia pues aún no ha ratificado todos los acuerdos del bloque.

Según decidieron Argentina, Brasil y Paraguay, con la abstención de Uruguay —que de ese modo permitió el consenso—, si para el próximo 1° de diciembre Venezuela no se ha puesto al día con el Mercosur, será suspendida por tiempo indeterminado del bloque.

Marchas opositoras: 80 detenidos y 20 heridos.

Al menos 80 detenidos y 20 heridos dejaron las marchas opositoras de ayer miércoles en las principales ciudades de Venezuela contra el gobierno de Nicolás Maduro. La ONG Foro Penal dijo en Twitter que los arrestos se produjeron en siete de los 24 estados del país, la mayoría en Nueva Esparta y Sucre, mientras que su director, Alfredo Romero, señaló que entre la veintena de heridos tres fueron de bala en Maracaibo, capital del estado Zulia. "Balance de detenidos: Guárico: 5. Nueva Esparta: 32. Táchira: 7. Barinas: 4. Miranda: 6. Sucre: 21. Lara: 5", publicó Foro Penal en su cuenta en la red social, tras una jornada de multitudinarias movilizaciones.

La ONG reportó otras 60 personas detenidas en Aragua, todas liberadas poco después.

Usualmente estas detenciones son breves, aunque la oposición sostiene que existen en Venezuela más de un centenar de "presos políticos".

"Están borrachos", dijo Maduro.

Nicolás Maduro ve la movilización de la oposición como un conjuro orquestado por Estados Unidos. Ayer dijo que la oposición debería dejar de lado "las acciones golpistas y la conspiración". "Se los digo a nombre de nuestro pueblo, basta de odio, de intolerancia, de golpismo y conspiración. Venezuela lo que necesita es trabajar para tener patria", afirmó un desesperado Maduro ante una concentración de chavistas frente al Palacio de Miraflores en Caracas. "Están borrachos de desesperación y han recibido la orden del Norte de acabar con la revolución bolivariana. Este es el coletazo de (Barack) Obama que se va y quiere destruir a Venezuela antes de irse", especuló Maduro.

La oposición movilizó ayer a cientos de miles de personas, algunos estimaron 1,5 millones. Foto: Reuters
La oposición movilizó ayer a cientos de miles de personas, algunos estimaron 1,5 millones. Foto: Reuters
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)