Se tensa la relación

Ultimátum de EE.UU. a Rusia sobre tratado de armas nucleares

Trump le da 60 días para cumplir el pacto Reagan-Gorbachov.

Pompeo: el secretario de Estado en la reunión de la OTAN. Foto: AFP
Pompeo: el secretario de Estado en la reunión de la OTAN. Foto: AFP

Estados Unidos dio ayer martes 60 días a Rusia para cumplir "plenamente" el tratado sobre armas nucleares firmado en 1987 en plena Guerra Fría, del que la administración de Donald Trump amenazó con retirarse.

"Estados Unidos declara hoy que Rusia ha violado sustancialmente el tratado y suspenderemos nuestras obligaciones (...) en 60 días, a menos que Rusia vuelva a cumplirlo plenamente y de forma verificable", dijo el secretario de Estado Mike Pompeo.

Pompeo abordó las acciones de Rusia durante una reunión con sus pares de la OTAN en la sede de la Alianza en Bruselas.

"Hemos hablado mucho con los rusos. Esperamos que cambien el rumbo, pero hoy no hay ninguna indicación de que tengan la intención de hacerlo", dijo Pompeo en una rueda de prensa tras la reunión de ministros de la OTAN.

Preguntado por el período de seis meses contemplado en el tratado para efectuar una retirada del mismo, Pompeo explicó que empezaría a contar al cabo de los 60 días ofrecidos de ultimátum a Moscú.

La preocupación sobre las acciones de la Rusia de Vladimir Putin aumentó en los últimos años entre los aliados, sobre todo desde la anexión por Moscú en marzo de 2014 de la entonces península ucraniana de Crimea, país que aspira a convertirse en miembro de la Alianza.

Las potencias occidentales consideran además que un sistema de misiles ruso desarrollado y desplegado en los últimos cinco años, conocido como 9M729 o SSC8, viola el tratado INF, un acuerdo que los europeos consideran como la piedra angular para su seguridad.

Los aliados expresaron en una declaración de diez puntos su apoyo a Pompeo en su análisis de las "graves" violaciones por Rusia del tratado de fuerzas nucleares de alcance intermedio (INF), firmado en 1987 entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética.

El tratado INF, negociado por los presidentes Ronald Reagan y Mijail Gorbachov, eliminó los arsenales de misiles de mediano alcance de las dos mayores potencias nucleares del mundo y redujo su capacidad para lanzar un ataque nuclear rápido. Los misiles US Cruise y Pershing desplegados en Gran Bretaña y Alemania Occidental fueron eliminados, mientras que la Unión Soviética retiró sus SS-20 fuera del alcance europeo.

Ayer martes la OTAN pasó la pelota de la continuidad del acuerdo a Rusia, después que, en octubre, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara su intención de retirarse y aumentar su arsenal nuclear "hasta que la gente recobre el juicio".

"Rusia tiene ahora una última oportunidad de volver a cumplir con el tratado INF, pero también debemos empezar a prepararnos para un mundo sin el tratado", dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Estados Unidos fija ahora un calendario de dos meses para iniciar su salida, días después que Trump expresara su deseo de conversar con Putin y con el mandatario chino, Xi Jinping, "para evitar una carrera armamentista importante e incontrolable".

Detrás de sus preocupaciones, no está solo Moscú, sino también Pekín "que no está bajo el paraguas del INF", según una fuente de la Alianza, para quien el tratado representa una forma "de tener las manos atadas para Rusia y Estados Unidos, frente a China".

En la reciente cumbre del G20 en Buenos Aires, Trump se reunió con Xi por la guerra comercial entre los dos países, pero canceló su cara a cara con Putin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)