EL AVANCE DE LA PANDEMIA

UE pide reforzar medidas de control para frenar segunda ola de coronavirus

La comisaria para la Salud del bloque, Stella Kyriakides, dijo a los Estados miembros que deben reforzar “inmediatamente” sus medidas de control y protección.

Muestra de sangre infectada con coronavirus. Foto: Archivo El País
Muestra de sangre infectada con coronavirus. Foto: Archivo El País

El tiempo apremia si los países europeos no quieren vivir de nuevo la situación sanitaria de marzo, estimó la Unión Europea (UE) este jueves, coincidiendo con nuevas medidas de restricción en España, Francia y Reino Unido que chocan en algunos casos con la indignación de los ciudadanos.

En palabras de la comisaria para la Salud del bloque, Stella Kyriakides, los Estados miembros deben reforzar “inmediatamente” sus medidas de control y protección para frenar una segunda oleada de la pandemia del COVID-19.

“Tal vez es la última oportunidad para evitar que se repita la situación de la pasada primavera” boreal, afirmó la responsable, estimando que la situación es “realmente preocupante”.

“No podemos bajar la guardia. Esta crisis no ha sido superada”, insistió, añadiendo que los riesgos se multiplican con la llegada del otoño en Europa.

En la misma línea, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) estimó ayer jueves que siete países de la UE (España, Rumania, Bulgaria, Croacia, Hungría, República Checa y Malta) registran una evolución de la pandemia de COVID-19 que provoca una “gran preocupación” y un riesgo elevado de mortalidad.

En total, Europa ya ha superado los cinco millones de contagios por COVID-19 y la pandemia ha matado a casi 228.000 personas en el continente.

En todo el mundo, la pandemia se ha cobrado más de 978.000 vidas desde finales de diciembre y ha contagiado a casi 32 millones, de acuerdo con un balance de la AFP a partir de fuentes oficiales realizado ayer jueves.

Kyriakides señaló que la flexibilización de las medidas de control en el verano boreal condujo “a un aumento en el número de casos”.

Ayer, en Francia, los Ayuntamientos de París y de Marsella (sureste) mostraron su descontento ante los anuncios realizados por el gobierno francés.

Marsella, particularmente afectada por el virus, calificó de “afrenta” el anuncio de cierre de todos sus bares y restaurantes a partir del sábado, y un representante local habló de un “castigo colectivo”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, también mostró su disgusto ante la idea de cerrar los gimnasios e instalaciones deportivas y permitir que los bares abran sólo hasta las 22:00 horas. Las medidas anunciadas “son difíciles de entender”, dijo Hidalgo. (Con información de AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados