DÍA CLAVE

UE acuerda divorcio de Gran Bretaña

El texto define hoja de ruta para la salida del país del bloque. Ahora lo trata el Parlamento.

Reunidos en Bruselas, los jefes de Estado y Gobierno de los 27 estados miembros aprobaron el acuerdo sobre el Brexit. Foto: AFP.
Reunidos en Bruselas, los jefes de Estado y Gobierno de los 27 estados miembros aprobaron el acuerdo sobre el Brexit. Foto: AFP.

Los jefes de Estado de la Unión Europea han aprobado el acuerdo de retirada de Reino Unido de la UE que estipula las condiciones del divorcio entre ambas partes así como la declaración sobre sus futuras relaciones.

El texto, de 585 páginas y 185 artículos, necesita aún una difícil ratificación por el parlamento británico. “Este es el mejor acuerdo posible para Gran Bretaña, este es el mejor acuerdo posible para Europa”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al término de una cumbre extraordinaria en Bruselas en que los mandatarios europeos respaldaron el texto junto a su par británica Theresa May.

A los parlamentarios británicos, muchos de los cuales amenazan con rechazarlo, Juncker les invitó a “que tengan en cuentan la realidad”, una advertencia similar a la lanzada por May, que se enfrenta no sólo a sus rivales de la oposición sino también a un nutrido grupo de rebeldes en su propio Partido Conservador.

La ‘premier’ aseguró que “en cualquier negociación, uno no consigue todo lo que quiere”. “Si la gente piensa que se puede de algún modo hacer otra negociación, no es el caso. Este es el acuerdo que está sobre la mesa, es el mejor acuerdo posible, es el único posible”.

Con este primer acuerdo de divorcio de un país en la historia del proyecto europeo, Reino Unido y la UE buscan pasar página a más de cuatro décadas de relación compleja pero cuyo final deja un mal sabor de boca. El Brexit “no es un momento de alegría ni de celebración, es un momento triste y es una tragedia”, aseguró Juncker.

El acuerdo adoptado por los líderes europeos recoge los términos de la salida de Reino Unido del bloque, prevista para el próximo 29 de marzo. Incluyen cuestiones como los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido y viceversa, la factura de 39.000 millones de libras que Londres debe pagar y la solución para evitar una frontera con vigilancia policial en la isla de Irlanda y preservar a su vez el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998.

Incertidumbre.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó de “obra de arte diplomático” el acuerdo, que necesitó 17 meses de duras negociaciones, repletas de sobresaltos, para ver la luz.

De salir adelante su ratificación, ambas partes deberán negociar un ambicioso acuerdo político y de libre comercio, cuyas grandes líneas quedaron plasmadas en una declaración política, durante un período de transición que debe finalizar como máximo a finales de 2022.

Arlene Foster, líder del pequeño partido unionista norirlandés DUP de cuyos 10 diputados depende la mayoría parlamentaria de May, aseguró que el parlamento británico tumbará el acuerdo. “No parece haber mucho entusiasmo en la Cámara de los Comunes por este acuerdo. No veo ningún modo de que la aprobación salga adelante”, subrayó.

Palabras que pesan como un oscuro presagio de la difícil tarea a la que se enfrentará May tras la cumbre: lograr que un parlamento británico, en el que tanto la oposición como los rebeldes de su propio Partido Conservador se han mostrado abiertamente hostiles al acuerdo, le dé su visto bueno antes de las vacaciones de fin de año.

Theresa May, instó a respaldar su acuerdo del Brexit, con el que empezará un “nuevo capítulo de la historia nacional”, según escribió en una carta difundida ayer en sus redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)