VEA EL VIDEO

Turquía apela a la OTAN ante la amenaza terrorista

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció ayer que convocó una reunión del Consejo del Atlántico Norte para mañana a petición del Gobierno de Turquía, luego de sentirse "amenazada" por los últimos ataques terroristas.

"Turquía pidió la reunión ante la seriedad de los odiosos ataques terroristas que ha sufrido en los últimos días y también para informar a los aliados de las medidas que está tomando", indicó Stoltenberg en un comunicado de prensa.

Agregó que a esa reunión extraordinaria de mañana asistirán los embajadores de la Alianza Atlántica.

Turquía ha pedido que se celebren esas consultas apelando al artículo 4 del tratado de Washington, que estableció la creación del organismo aliado.

"Cualquer aliado puede pedir consultas en virtud del artículo 4, cuando en su opinión considere amenazada su integridad territorial, independencia política o seguridad", indicó el secretario aliado.

Stoltenberg subrayó que "los líderes de la OTAN siguen muy de cerca los acontecimientos" en esa zona y expresaron "su solidaridad con Turquía".

Doble frente.

Hace dos años, el gobierno turco había iniciado conversaciones de paz con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) para tratar de poner fin a una insurgencia que dejó 40.000 muertos desde 1984. Pero las negociaciones no llevaron a ningún acuerdo.

El gobierno turco ordenó bombardeos tras una serie de ataques esta última semana contra sus fuerzas de seguridad atribuidas a militantes próximos al PKK.

Mañana se reunirán miembros de la OTAN para tratar el avance del EI. Foto: AFP
Mañana se reunirán miembros de la OTAN para tratar el avance del EI. Foto: AFP

La operación contra las bases del PKK en el norte de Irak ha sido lanzada de manera simultánea con el bombardeo de las posiciones de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) en el norte de Siria.

El primer ministro turco en funciones, Ahmet Davutoglu, dijo ayer que su Gobierno había autorizado "una tercera oleada de operaciones en Siria y una segunda oleada en Irak".

"Estas operaciones continuarán desde el aire y desde tierra. Nadie debe dudar de nuestra firmeza", aseguró.

El ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, prometió la creación de una franja de seguridad en la zona de la que pretende desalojar al EI "para situar en ella a los refugiados" de la guerra en la región.

La oposición en Turquía había denunciado la falta de respuesta del Gobierno a los movimientos del EI dentro de sus fronteras tras la masacre de Suruç, en la que murieron 32 personas cercanas a la izquierda kurda a manos de un yihadista suicida.

Los efectos.

Esta decisión de "doble ofensiva" turca contra la guerrilla kurda y el yihadista Estado Islámico (EI) generó tensión en las calles del país. El gobierno ya ha detenido a supuestos simpatizantes de ambas organizaciones. Desde el viernes, la cifra ya alcanza a las 851 personas, informó la agencia semipública Anadolu.

Aunque no se sabe aún cuántas de ellas son sospechosas de vínculos con la izquierda o la guerrilla kurda y cuántos serían yihadistas del Estado Islámico, Anadolu aseveró que 50 son extranjeros, 37 detenidos el viernes y 13 ayer en la provincia de Gaziantep.

Además, estas operaciones ya dejaron un muerto y tres heridos en las filas de los kurdos, según la organización.

A raíz de esta decisión del gobierno, los kurdos también lanzaron su ofensiva. El sábado dos soldados turcos murieron en un atentado producido con un coche bomba. Según informó el gobierno, el hecho se produjo tras la llegada a un cruce de un convoy de gendarmes que habían sido llamados al lugar por el supuesto incendio de un vehículo.

Dos militares murieron en la explosión y otros cuatro resultaron heridos, indicó ayer el gobierno. El ataque no fue reivindicado hasta el momento pero lleva la marca del PKK.

"Se rompieron las condiciones de mantenimiento del alto el fuego", proclamaron las Fuerzas de Defensa del Pueblo (HPG), el ala militar del PKK, en su sitio internet. "Frente a estas agresiones, tenemos derecho a defendernos".

Estado Islámico, más serio que Al Qaeda

La fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, aseguró ayer que la "amenaza del Estado Islámico (EI) es igual de seria, si no más, que Al Qaeda", al subrayar la "peligrosidad" que supone para la seguridad del país su "diferente modelo" de terrorismo.

"Es una amenaza igual de seria, si no más, que la de Al Qaeda", indicó Lynch en una entrevista en la cadena ABC, en la que remarcó que se trata de "un modelo diferente del de otro tipo de grupos terroristas".

"Creo que el hecho de que todavía es nuevo para nosotros y estamos todavía tratando de determinar, realmente, su alcance, lo convierte en un muy, muy peligroso", dijo Lynch sobre las actividades del EI fuera de Oriente Medio.

Para la fiscal general, que tomó posesión de su cargo a comienzos de año, uno de los grandes motivos de preocupación es la habilidad del EI en las redes sociales.

"Tienen cerca de 20.000 seguidores en inglés en Twitter. El EI se centra en conseguir que individuos lleven a cabo actos de violencia en su nombre, y luego se apuntan su responsabilidad", afirmó

Por ello, agregó, es "mucho más difícil predecir" sus siguientes pasos. Las autoridades de seguridad de EE.UU. están cada vez más preocupados en lo que llaman "terrorismo doméstico".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados